¿Quién diría no a unas vacaciones de película?

Viajar es una cosa increíble. Te permite conocer nuevos lugares, nuevas culturas, nuevas comidas. Es llenarte de nuevas experiencias. Viajar te amplía la mente. Al igual que el cine, que puede mostrarte sitios de diferentes lugares del mundo. Es casi como viajar desde el sofá. Pero, ¿no te ha pasado alguna vez que estás viendo una peli y de pronto dices “¡Eh! ¡Ahí he estado yo!” mientras golpeas repetidas veces el brazo de la persona que está sentada a tu…