fotos nara hofmann

5 fotos que no deberían faltar en tu álbum de Japón.

Este año tuve la ocasión de ir dos semanas a Japón, concretamente, del 28 de marzo al 10 de abril. Reservé los billetes sabiendo que era un buen momento para ir, un momento mágico, me atrevería a decir: el inicio de la primavera, del florecimiento del cerezo. Os invito a revivir mis cinco mejores recuerdos en forma de foto… ¡Vámonos!

1) Templo Tōdai-ji, en Nara.

Que no os engañe Internet, la ciudad de Nara tiene mucho más que ciervos. En esta foto podéis ver el Templo budista Tōdai-ji, considerado la estructura de madera más grande del mundo.

Gran parte de la foto la ocupa un árbol de cerezo, conocido en Japón como “Sakura“. Es uno de los símbolos del País del Sol Naciente, representa la naturaleza efímera de las cosas, todo tiene un principio y un fin.

Nara Hofmann

2) Japonesa entre Toriis rojos.

Una de las cosas que más me gusta de Japón es el sentir que viajas atrás en el tiempo. En muchos de sus sitios sagrados podéis encontraros con japoneses vestidos de manera tradicional. Cerca del santuario de Fushimi Inari-taisha, en Kioto, se encuentra este pasillo de Toriis rojos. Muchos lo reconoceréis gracias a la película “Memorias de una Geisha”.

Aquí pude fotografiar a una japonesa vistiendo un “Yukata“, variante del “Kimono” que se usa en estaciones más cálidas. En general a los japoneses no les molesta que les hagas fotografías, es más, algunos posan o hacen algún gesto amistoso. Algo de agradecer si sois como yo: turistas con réflex en mano hambrientos en todo momento por capturar la mejor foto posible.

toriis hofmann

3) Atmósfera mágica.

Esta es una de mis fotos favoritas, y desde el primer momento supe que tendría un hueco en mi álbum Hofmann. Mi alma aventurera hizo que me saliera del pasillo de Toriis rojos del que os he hablado anteriormente para adentrarme más en la montaña, creando mi propia ruta. Anduve unos minutos entre árboles hasta encontrar este Torii de piedra enorme. Me paré. Admiré la escena durante unos segundos: silencio, niebla, espiritualidad, misticismo. Tras conectarme con el entorno, saqué la cámara y disparé.

atmosfera hofmann

4) Templo Kinkaku-ji, en Kioto.

Un nuevo día empieza, perfecto para admirar el Templo del Pabellón Dorado. Visita obligada, sin duda. !Y qué suerte tuve de hacerlo en estas condiciones! El cielo azul y soleado ayudaba a que el Templo brillara aún más. A su vez, se podía apreciar su reflejo en el lago, !qué espectáculo!

Este templo se construyó en el año 1397 para el shōgun Ashikaga Yoshimitsu. Fue su villa de descanso. !Yo también quiero una así!, ¿y vosotros?

kioto hofmann

5) La Skytree, en Tokio.

Japón también es conocido por su contraste entre lo tradicional y lo moderno. Hasta ahora hemos visto cuatro lugares históricos. No podemos terminar sin añadir a nuestro álbum un elemento moderno como es la Torre Skytree de Tokio. Tiene 634 metros de altura, “es tan alta que casi podria tocar el cielo”, me dije. Y eso es lo que parece en la foto que tomé, de noche, con esas luces, parece rozar las nubes.

Los árboles oscuros representan lo natural. La estructura de acero, lo artificial.

Ninguno es mejor que otro, los dos forman parte del paisaje, los dos, son Japón.

torre tokio hofmann

Ahora solo queda elegir el tipo de álbum que queramos desde la web de Hofmann. Yo me he decantado por un Álbum Digital Maxi en formato cuadrado y con apertura 180º para poder admirar las fotografías en todo su esplendor 🙂

¡Espero que os haya gustado este artículo! ¿Cuál es vuestra foto favorita? ¿Añadiríais alguna más?