Playas paradisíacas_Destacada

7 playas paradisíacas que tendrías que conocer.

Las vacaciones son oficialmente lo mejor del mundo. No importa el plan, lo importante es romper con la rutina, desactivar el despertador, y hacer únicamente aquello que te pida el cuerpo. Si te toca quedarte en casa, siempre hay amigos y planes por hacer, pero si tienes la suerte de poder subirte a un avión y poner rumbo a un nuevo destino, y si estás realmente necesitado de desconexión y relax absoluto, mi recomendación, sin duda, es que optes por unas vacaciones en la playa donde toda la preocupación sea echarse crema para no quemarse al sol y tomarse un coco loco o una piña colada de aperitivo.

A lo largo de los años he tenido la oportunidad de hacer grandes viajes y de estar en sitios maravillosos. Para mí no hay sensación mejor que despertar y empezar el día hundiendo los pies en la arena, sumergiéndome bajo el agua y dejándome mecer por las olas. Como me gusta mucho, son muchos los kilómetros de playa que llevo a la espalda. Hoy os cuento mis lugares favoritos para perderse del mundo por unos días e imaginar que la vida transcurre al ritmo de las olas y se rige por el horario del sol.

Si vives en España, no hay que irse muy lejos para disfrutar de un paisaje insuperable y un color digno de postal, que nada tiene que envidiar al Caribe más idílico. Seguro que muchos de vosotros ya lo estáis pensando: Formentera y sus increíbles calas. Si dispones de unos cuatro días y te manejas con la moto, no hay plan mejor que alquilarse una Vespa y recorrer sus calas. Hay una en particular, Les Figueretes, que es una auténtica maravilla. Está justo en la punta de la isla, a su izquierda encontrarás una playa tranquila con el agua como una balsa y, a la derecha, una playa más salvaje, menos conocida y transitada, con el mar generalmente bravo para pasarse horas contemplando el romper de las olas.

Playas de FormenteraSi lo que buscas es el azul turquesa que todos tenemos en la retina cuando alguien evoca una playa idílica, no lo dudes, las Antillas Holandesas y las Antillas Francesas son tu lugar, en concreto las islas de San Martín y San Bartolomé. A fecha de hoy, no recuerdo un lugar más maravilloso que sus playas protegidas, con dunas de arena blanca, sin gente, sin chiringuitos, sin ruido… Solo se escuchan las tímidas olas cuando llegan a la orilla. El agua está cálida, a una temperatura que te permite pasarte horas flotando, nadando, jugando a las palas, haciendo “paddle-surf”… Además, es un destino de navegantes. Siempre hay alguna regata en marcha, y es una maravilla sentarse a mirar el horizonte y contemplar esos fastuosos veleros y su tripulación retando al viento.

Playas paradisíacas_San MartínUn destino también maravilloso, que nos queda más cerca y más económico que el anterior, es Santo Domingo y su zona de resortes en Punta Cana o Samaná. La gente es cálida y cercana, el ron riquísimo, las palmeras son parte de un escenario de la película Piratas del Caribe y el azul turquesa es espectacular. No dejes de visitar Playa Blanca, Playa Juanillo e Isla Saona.

Playas de Punta CanaSi buscas una alternativa con algo más de “rollo” y vidilla, para mí es única la costa de California. El planazo es alquilar una moto o un coche y, cada día, alojarse en un pueblito a lo largo de la Pacific Coast Highway (la 101) descubriendo nuevas playas. Si te gusta surfear, no lo dudes, baja hasta San Diego, sino, hazlo igualmente para ver el rollazo de los surferos californianos. Por supuesto, siempre está Malibu Beach y Santa Mónica donde además de surferos podrás ver a toda suerte de personajes dignos de contemplación.

Playas paradisíacas San Diego California

Playas de San Diego CaliforniaTampoco puedo dejar fuera las playas de Brasil. Todo el país está surcado de maravillosas playas paradisíacas y la mayoría no las conozco, aunque espero que eso cambie algún día. Copacabana e Ipanema no las visitaría por lo bonitas que son, sino por conocerlas y ver la vida social de los habitantes de Río. La gente se da cita en las playas para jugar al fútbol, comer, reír, bailar y, en definitiva, ver el día pasar. Es divertidísimo y se te pasa el día volando. Si lo que buscas es algo más tranquilo, muy cerca de Río está la isla conocida como Buzios, que es lo más parecido a un Ibiza brasileño. Es una pequeña isla que solo se puede transitar en boogie. Está rodeada de preciosas playas y habitada por una población de artistas bohemios que le confieren un encanto y un ritmo especial y único.

Además, Cuba, Puerto Rico, Martinica, Mauricio, Bali, Goa… ¡Hay tantísimos lugares maravillosos en el mundo! Lo único que hace falta es tiempo, dinerito y ganas de conocer este precioso planeta que habitamos.

Por último, como fotógrafo, te recomiendo que las fotos de todos estos viajes no queden perdidas y desorganizadas en carpetas de tu ordenador y discos duros. Lo mejor es hacerte un libro de fotos de Hofmann con cada uno de tus viajes para tenerlos guardados, poder recordarlos y ver las fotos en papel cada vez que te apetezca.

Tienes diferentes formatos: apaisado, vertical o mini libro. Desde luego, toda una delicia poder disfrutar de tus fotos en papel y alta calidad.

 

By: Rai Robledo @RaiRobledo