La mejor luz para hacer fotos_Destacada

Dónde y cuándo encontrar la mejor luz para la fotografía perfecta.

Siempre queda muy elaborado empezar un artículo remitiéndose a la raíz etimológica de una palabra, así que aquí no vamos a ser menos. El término fotografía procede del griego φως (phōs, «luz»), y γραφή (grafḗ, «conjunto de líneas, escritura»), que, en conjunto, significa “escribir con la luz”. Una vez cumplida la labor cultural pasamos a la práctica y es que si la cámara es la herramienta que dibuja, lo importante es encontrar algo que dibujar, es decir la luz. Y ahí es donde comienza la diferencia entre una buena foto y una mala, en la luz escogida. Luego, lo fácil es escoger en qué producto Hofmann plasmaremos nuestras mejores imágenes.

La luz, la materia prima de la fotografía, puede ser natural o artificial, directa o indirecta, pura o con tonalidades y, en general, ofrece gran cantidad de matices con los que jugar. Casi con cualquier tipo de luz se pueden hacer grandes fotos si se sabe manejar. Pero lo importante es saber dónde y cuándo encontrar la mejor luz, y eso no es tan fácil. Así que aquí van algunas ideas.

Luz y fotografíaLa hora

Si buscamos luz natural, el sol es la fuente de iluminación por definición. Claro que no siempre juega a nuestro favor. Las horas centrales (solares) del día suelen ser las peores porque la luz es más fuerte y genera sombras muy marcadas. Además, el sol suele estar en lo alto con lo cual se genera una iluminación picada que no suele favorecer ni los volúmenes ni las texturas. Por lo tanto, nos conviene evitar este momento o esperar a que pase alguna nube. De hecho, los días nublados o lluviosos tienen una luz excelente ya que es muy difusa y homogénea y solo hay que saber escoger el tema adecuado.

Los amaneceres y atardeceres suelen salir tan bonitos precisamente porque la luz es suave y suele añadir algún matiz de color, además de que su posición no es perpendicular al fotógrafo. Por supuesto si la luz es artificial, da lo mismo la hora. Es otra historia.

Importancia de la luz para hacer fotos

La luz en la fotografíaEl lugar y posición

Lo que se fotografía es importante, pero desde dónde se fotografía es un detalle importante que suele pasar desapercibido. Nunca está de más recordar que debemos tomar el tiempo necesario para buscar una buena posición que aporte una perspectiva interesante, pero también desde donde la luz “caiga” mejor sobre lo fotografiado.

Respecto de la luz, la orientación es importante porque con unas nociones básicas evitaremos luces directas, contraluces o sombras que puedan arruinar nuestras fotos. El sol sale por el este, sube hacia el sur (en el hemisferio norte) y se pone por el oeste, así que sabemos con cierta precisión dónde estará el sol en cada momento y como iluminará la escena. La única pega es que hay que estar allí en el momento adecuado.

La mejor luz para hacer fotosLas sombras (reflectores)

Tan importante es controlar la luz como su ausencia, es decir las sombras. En la mayoría de las ocasiones no se podrán eliminar las sombras, pero con algo de suerte sí podemos modificar la profundidad de las mismas. En aquellas fotos a personas u objetos relativamente cercanos, siempre podemos dirigir un poco de luz adicional -en forma de flash de relleno o con un reflector improvisado- y así reducir el contraste entre las zonas iluminadas y las que caen en sombra.

El uso de luz combinada -artificial y natural- puede mejorar el equilibrio de luces y sombras. Del mismo modo usar difusores como toldos o paraguas, o reflectores como usar una pared blanca cercana o una superficie clara puede ayudar a tener mejor iluminación.

Consejos fotografía

La mejor luz para la fotografíaEl flash

En muchos casos la luz ambiente es muy poca como para obtener una imagen de calidad. Por eso es una suerte que dispongamos de luz artificial. En el caso de la fotografía podemos usar la luz artificial existente o llevar nosotros mismos nuestra propia fuente de luz. Según sea el tipo de foto nos podemos apañar con un sencillo flash o -por ejemplo para una sesión de estudio- podemos necesitar un equipo de flashes o focos más avanzados.

Disponer de un flash puede salvarnos la situación, pero mal usado puede arruinarla aún más. Normalmente el flash suele ser una luz frontal muy potente y su destello puede romper la magia del momento. Por eso es importante saber usarlo adecuadamente. Afortunadamente las cámaras actuales cuentan con avanzados sistemas de medición y son capaces de proyectar solo la luz necesaria, pero aun así la luz del flash aplana los rasgos, crea sombras desagradables y tiene una importante limitación en su alcance.

Lo bueno del flash es que ofrece muchos modos de uso; de relleno, rebotado, difuso, etc. Lo malo es que hay que practicar con él para cuando llegue la ocasión no la fastidiemos.

Trucos fotografíaBy: Juan Castromil  @castromil y Carolina Denia @CarolinaD