Reglas de la composición_Destacada

La composición: Reglas y recomendaciones

Muchos fotógrafos y escritores coinciden en lo importante que son las reglas de composición y su dominio… para poder romperlas. Y no están exentos de razón, porque ambas disciplinas creativas requieren de un cierto conocimiento del lenguaje, ya sean palabras o imágenes, para poder potenciar los resultados finales. Después, si ya eres un genio del tema, siempre podrás romper esas reglas de forma que el mensaje sea aún más destacable.

Pero volviendo al inicio. La fotografía comparte buena parte de las reglas de composición con otra expresión artística, la pintura. No en vano las dos muestran una imagen bidimensional sobre una superficie enmarcada. Desde ese punto de vista la composición geométrica (más o menos clásica) tiene una gran importancia. Adicionalmente la fotografía utiliza otros recursos que permiten jugar con una composición más elaborada gracias a funciones como la profundidad de campo e incluso de forma más avanzada con el movimiento.

Así pues, podemos comenzar con algunos consejos básicos e ir creciendo con recomendaciones algo más avanzadas que nos permitirán obtener fotografías más elaboradas.

 

Horizonte sin inclinación

Los horizontes, y en general las líneas horizontales, deben estar siempre (valga la redundancia) en horizontal. El sentido del equilibrio visual rápidamente se dará cuenta de una foto torcida y eso puede echar a perder una buena composición. Esto es especialmente importante en las fotos panorámicas.

Solo en casos en los que queramos aportar cierto dinamismo a la imagen nos podemos saltar esta regla, pero primero hay que aprender a dominarla bien.

Reglas de la composición: horizonte

Regla de los tercios

Una de las reglas de oro en composición pictórica es la regla de los tercios. La superficie de la imagen se divide imaginariamente mediante dos líneas horizontales y dos verticales equidistantes, creado tres subdivisiones en ambos ejes. Los puntos de confluencia de estas líneas suelen ser buenas zonas donde situar los puntos de interés de la imagen.

Esto significa por ejemplo que al fotografiar un paisaje no se debe poner el horizonte en el centro sino un poco más arriba o un poco más abajo (coincidiendo con una de las líneas de tercios).

Lo mismo ocurre por ejemplo con los retratos. Es preferible que el sujeto esté situado en alguno de los cuatro puntos de unión a que esté perfectamente situado en el centro de la imagen.

Regla de los tercios

Regla de los tercios

Centro de interés enfocado

Una de las mejores herramientas que tenemos para componer es la posibilidad de definir cuál es el punto de interés de nuestra imagen mediante la selección de enfoque. Usando un diafragma abierto -la profundidad de campo se reduce- podemos seleccionar uno o varios objetos para que queden perfectamente enfocados frente al resto, que parecerán desenfocados.  En este caso será muy importante situar adecuadamente la posición de las zonas enfocadas y desenfocadas, usando por ejemplo la regla de los tercios.

Reglas de la composición: desenfoque

Encuadre equilibrado

La selección del encuadre es un punto clave. Decidir qué es lo que entra en la imagen y lo que se queda fuera es siempre una difícil decisión, pero alguien tiene que hacerla y ese es el fotógrafo, es decir tú.

Añadir muchas cosas en una imagen no siempre es bueno, ya que puede distraer demasiado la atención sobre lo que es realmente importante. Es preferible reencuadrar y crear una composición con menos elementos y buscar que exista un juego geométrico entre ellos (algo que veremos más adelante con las rectas y las curvas).

Cuando ya domines este punto puedes jugar con usar cada vez menos elementos en la imagen y aprender a combinar el “espacio vacío” como elemento de la imagen.

 

Rectas y curvas

Las rectas y las curvas son como los ladrillos y el cemento de la composición, son piezas básicas que hay que saber combinar. La mayoría de los objetos que tenemos delante de la cámara muestran claramente una forma curva o recta y saber buscar una equilibrada combinación de ambas, aunque sea muy sutil, es la clave definitiva para obtener una buena fotografía. Incluso en las fotografías que aparentemente sean más caóticas, debe existe una estructura de líneas, ya sean rectas, curvas o una combinación.

Reglas de la composición: diagonal

Reglas composición: curvas

¿Sueles seguir algunas de estas reglas de la composición o prefieres romperlas?

 

By: Juan Castromil  @castromil y Carolina Denia @CarolinaD