destacado-fotodecoración

Papel pintado, uso y disfrute en decoración

Seguro que si echamos la vista atrás tenemos recuerdos de la casa de nuestras abuelas donde el papel pintado estaba presente en los pasillos, salones y dormitorios. Su uso era generalizado y se atrevían con colores fuertes, estampados florales e incluso papeles con textura como puede ser el terciopelo.

Después, sobre los años ochenta, el uso del papel comenzó a decaer hasta llegar a quedarse en el olvido. Pero tanto en decoración como en moda todo vuelve y hoy no podemos pensar en una casa sin que al menos tenga una pared con papel pintado.

Los nuevos materiales han hecho que encontremos papeles mucho más fáciles de colocar, lo que hace que más gente se ponga manos a la obra y se anime a cambiar su casa por poco dinero. Ésta es una de las grandes ventajas del papel, podemos cambiar la decoración sin grandes inversiones.

A continuación vamos a ver cómo lo podemos usar dentro de cada estancia de la casa… ¿Dónde os gusta más el papel pintado?

En la cocina o en el cuarto de baño, gracias a los nuevos materiales resistentes al agua, es todo un éxito. Podemos poner el azulejo hasta media altura o sólo en la zona de lavado o ducha. De esta forma vamos a dar color a dos habitaciones que solían ser más sobrias.

papel-pintado-cocina-620

Foto cocina: Anders Bergstedt para Entrance

En el salón es donde podemos sacarle mucho partido, ya que por ejemplo podemos usarlo para diferenciar la zona del comedor del resto. Otra opción muy utilizada es colocarlo en la pared del sofá. Con las nuevas texturas encontramos algunos que son sencillos de limpiar (ideales para poner junto al comedor).

papel-pintado-comedor

Foto comedor: Saakurkistaa

El papel también se puede decorar sin ningún problema, puesto que podemos crear una bonita composición con marcos de fotos en zonas de paso como las escaleras. Para ello podemos usar cualquiera de las opciones de foto decoración que encontraréis en la página de Hofmann.

fotodecoración-2-620

fotodecoración--3-620

El recibidor suele ser pequeño y con poca luz, lo que hace que sea complicado decorarlo. Por este motivo, las paredes en el recibidor y pasillo son las que van a marcar el carácter de la estancia. Podemos optar por un papel con tonos muy suaves y combinarlo con fotos familiares, usando marcos de diferentes tamaños… Este tipo de composiciones siempre son un acierto.

papel-pintado-recibidor

En el dormitorio suele colocarse en la pared del cabecero, puesto que es la más importante de toda la habitación. Actualmente, gracias al estilo nórdico hemos empezado a ver algunas camas en las que se prescinde del cabecero. En estos casos un bonito papel decorativo puede vestir por completo la estancia.

papel-pintado-dormitorio

papel-pintado-dormitorio

Foto dormitorio: Smitten Studio

Cerramos este post sobre papel pintado con la habitación de los más peques de la casa. Dentro de la decoración infantil siempre nos permitimos más licencias a la hora de usar colores más atrevidos, figuras y muchísima imaginación. En este caso el papel pintado es perfecto para crear ambientes como una selva, un circo, un tren… ¡No hay límites! También podemos usar diseños más discretos y marcados por los colores pastel para darle un aire más escandinavo.

sissy-marley-2-620

sissy-marley-620

Foto habitación infantil: Sissy+Marley

By: Inés Torres @IneBohoDecoChic