camara-ideal-destacado

¿Qué debo buscar en mi cámara ideal?

Entre una escena o situación singular y una gran fotografía solo hay dos cosas que se interponen, una es el fotógrafo y otra es la cámara. El primer punto ya está mejorando desde el momento en que estás leyendo los consejos fotográficos de este blog. Para el segundo hemos preparado este post en el cual averiguarás como escoger la cámara que mejor se adapte a tus necesidades.

Pero, ¿cómo debe ser esa cámara? primero debe ser cómoda para que no dé pereza llevarla encima cuando se necesita. Después tiene que ser fácil de manejar pero que también ofrezca opciones a la altura de nuestros conocimientos. Por último -pero tan importante como lo anterior- es que ofrezca la mejor relación calidad precio en su categoría.

Así pues vamos a hacer un rápido repaso a los diferentes tipos de cámara así como sus ventajas e inconvenientes.

Compactas sencillas

Estamos ante las cámaras más asequibles del mercado. Suelen ser pequeñas y con un objetivo zoom moderado como un 25-125mm (5x). Cuentan con modos automáticos bastante aceptables y pueden añadir filtros creativos y/o artísticos. El lado negativo es que no son rápidas de reacción, y la combinación de un sensor pequeño y una óptica de luminosidad media no proporciona el máximo detalle posible.

camara-ideal-compacta

Compactas avanzadas

Si a una compacta sencilla le añades un buen objetivo, un buen sensor e integras opciones de control avanzadas lo que se obtiene es una cámara muy interesante. Es compacta y ligera, ofrece muchas opciones fotográficas y la calidad de las imágenes mejora notablemente. Curiosamente estas cámaras suelen tener un zoom más limitado que las compactas sencillas, pero son de mucha más calidad. Sin embargo son más caras y, pese a todo, no llegan a ofrecer la misma calidad que una mirrorless o réflex, especialmente en las escenas oscuras.

Compactas premium

Ojo con estás. Su precio es elevado pero ofrecen una combinación de tamaño y prestaciones que puede superar incluso a las réflex más deseadas. Son pocos modelos y suelen usar objetivos de focal fija (y bastante luminosos) junto con un sensor de gran tamaño que puede ser incluso Full Frame. Evidentemente no están hechas para todos los públicos ni para todos los bolsillos. De hecho se podrían considerar un capricho para aquellos fotógrafos avanzados que quieren una cámara no réflex.

camara-ideal-compacta-premium

Superzoom

Pese a que muchos las consideran compactas porque no se puede intercambiar el objetivo, pensamos que su tamaño -similar a una réflex- hace que salga de este grupo. Su principal característica es que cuenta con un objetivo zoom con un elevado factor de multiplicación que puede llegar a ser hasta de 60x en los casos más extremos. Normalmente combinan un angular de 25 mm con un potente tele de 400 o más. Solo hay que tener en cuenta que el sensor sigue siendo del tamaño de una compacta y eso se nota (sobre todo al comparar).

Mirrorless

Pese a llevar ya unos años en el mercado aún son bastante desconocidas, aunque la gente que las ha probado está encantada. Se pueden comparar a una réflex, ya que tienen objetivos intercambiables (de gran calidad por cierto), controles avanzados y sensores de gran tamaño. Pero se diferencian de las réflex en que no tienen ni espejo ni pentaprisma, son más compactas y ligeras y sus objetivos también. Una interesante opción que además suele grabar excelente vídeo Full HD.

camara-ideal-mirrorless

Réflex

Este sistema es sinónimo de altas prestaciones. Se identifican con las cámaras más profesionales, con más calidad y prestaciones, pero existen modelos rondando los 500 euros que realmente no son tan buenos. Por ese motivo se pueden subdividir en tres grupos, los modelos básicos, los avanzados y los profesionales. Empezando por los últimos los profesionales son como su nombre indica los que usan los fotógrafos. Son caras porque son duraderas y obtienen imágenes de alta calidad (especialmente las Full Frame), pero son grandes y pesadas. Los modelos semiprofesionales pueden combinar lo mejor de la gama profesional en calidad a un precio algo más accesible, pero siguen siendo grandes.  Los modelos básicos casi mejor los olvidamos, es preferible ahorrar o pensar en una mirrorless.

Después de todo este desfile de opciones, ¿con cuál me quedo? Aunque es difícil hacer recomendaciones generales sin conocer bien cada caso, podríamos hacer una aproximación en función del fotógrafo que lleva uno dentro.

camara-ideal-full-frame

Fotógrafo ocasional sin muchos conocimientos

Cuando la cámara del móvil se te queda pequeña, entonces las compactas sencillas te ofrecen ese pequeño extra. Ideales para fotos de familia, vacaciones, retratos sencillos… Debes buscar comodidad, sencillez de uso, una pantalla brillante y un zoom adecuado (sin exagerar). Si tiene WiFi podrás compartir tus fotos con el móvil y ofrecen la calidad precisa para imprimir imágenes en pequeños álbumes, calendarios o tazas.

Productos-Hofmann

Fotógrafo con curiosidad.

Si te ha picado el gusanillo de la fotografía y quieres aprender algo más para mejorar tus fotos tienes dos opciones según el presupuesto y las opciones de futuro. Las compactas avanzadas ofrecen todo lo que necesitas pero si consideras la opción de objetivos intercambiables igual te merece la pena ahorrar un poco más para una buena mirrorless. Ideales para estudiantes y fotos de reportaje, retrato, viajes cuyos resultados son válidos para impresión de posters o libros de fotos. Debe buscar opciones de exposición manual, un objetivo luminoso, rapidez de reacción y como extra un visor electrónico.

libro-de-fotos-hofmann

Fotógrafo todoterreno.

Si ya tienes conocimientos sólidos, y además tus temas son muy variados y en diferentes lugares, las superzoom son una opción a tener en cuenta. Ofrecen un objetivo que sirve para casi todo y funciones creativas en un cuerpo único aunque no demasiado compacto. Si necesitas objetivos más concretos, por ejemplo para macrofotografía o superangulares, siempre puedes echar un ojo a las mirrorless. Ideal para viajes, retratos, deportes y naturaleza que podrás imprimir a toda calidad en los libros de calidad fotográfica. Debes buscar una buena construcción (a prueba de agua si es posible), velocidad de reacción, estabilizador óptico y pantalla abatible.

Fotógrafo apasionado.

Si no sales de casa sin cámara, las mirrorless ofrecen un buen equilibrio entre calidad, precio y… peso. Si ya eres muy ‘vago’ una compacta avanzada o tal vez una premium también puede servir. Si no te importa ir cargado y sueles llevar trípode, mochila y demás, entonces unas réflex semipro encaja con tu espíritu. Ideales para reportajes, moda, naturaleza y casi cualquier tema con el objetivo adecuado, además podrás imprimir las imágenes de mayor tamaño en los diferentes formatos y materiales para decorar. Debes buscar una cámara que te enamore, resistente, con una buena gama de ópticas de calidad y el mejor sensor que te puedas permitir.

Productos-Hofmann-3

Fotógrafo detallista

Por último la elección de la cámara también depende de qué vayas a hacer con las fotos que hagas. Si te encanta hacerte o regalar álbumes, así como pósters e incluso tazas, tienes que pensar que el tamaño del sensor decidirá el tamaño máximo de impresión de esa foto. A mayor tamaño de sensor mayor tamaño de impresión. Al final si te esfuerzas tanto en tiempo como económicamente en el mundo fotográfico, ¿qué vas a hacer con las fotos? ¿guardarlas en un disco duro? Dales vidilla y haz algo con ellas que puedas ver 🙂

By: Juan Castromil  @castromil y Carolina Denia @CarolinaD