Entradas

Un álbum de fin de curso para ocupar los primeros días de vacaciones

El año escolar llega a su fin y, para los que seguimos pensando en los años como cursos escolares, es un momento especial. Sobre todo para los peques, que pasarán el verano sin ver a sus mejores amigos y compañeros de clase. Para que los reyes de la casa tengan un bonito recuerdo del año que han pasado en el cole, es el momento ideal para recopilar los mejores recuerdos y plasmarlos en alguna de las modalidades de álbum Hofmann. Puede ser, igualmente, una bonita actividad para mantenerlos entretenidos los primeros días de vacaciones. Ellos mismos pueden seleccionar las imágenes que más han marcado sus últimos meses y, por qué no, editar por sí mismos su álbum (con la ayuda de los papis si es necesario). En el álbum de fin de curso no pueden faltar…

Excursiones

Son el momento más esperado por los niños durante el curso; para muchos es, incluso, la primera vez que pasan unos días entre amigos y sin sus padres. Tener un recuerdo tangible de esas experiencias será algo que siempre recordarán, además de poder ver a sus compis cada vez que quieran durante sus vacaciones.

Fotos de grupo

Las hacen en todos los coles y, con el paso de los años, será divertido que vean cómo han cambiado, la ropa que solían llevar o quién era su tutor/a de ese año. Esta imagen podría ocupar las páginas centrales del álbum, por ejemplo, a doble página.

Cumpleaños

Si su cumple no es en verano, seguro que ha sido una bonita fiesta con muchos de sus compañeros de clase; uno de los momentos más importantes del año, sin duda, que merece un lugar especial en nuestro álbum de fin de curso.

Amigos

Los mejores amigos de la infancia, por mucho que pasen los años, nunca se olvidan; y, en los mejores casos, nunca se pierden. Las primeras salidas en grupo al cine o al parque, el día que su mejor amigo/a vino a comer a casa, cuando se disfrazaron juntos –la fiesta de carnaval también puede ser una “sección” de este álbum- etc. son momentos que no deben quedar relegados a la memoria de una cámara o un móvil pues, aunque en el día a día nos parezcan cotidianos, sólo tenemos que echar la vista atrás para darnos cuenta de lo importantes que fueron cuando nosotros los vivimos.

En clase y en el recreo

Un día en clase, la hora del recreo, actividades extraescolares… son, igualmente, importantes para los niños. Y es que a veces, las acciones más cotidianas, las que repetimos cada día, son las que dan sentido a la vida; también a la de nuestros peques. ¿O es que no recuerdas los nervios y la ilusión que sentías cuando ibas al cole minutos antes de que sonase la señal para salir al recreo?

Las opciones de edición de Hofmann son muy amplias (tanto en álbumes como en libros), por lo que los peques, que ya nacen sabiendo utilizar un ordenador, pueden jugar con ellas y realizar el álbum a su gusto y medida.  Los cuadros de imágenes de colores, los cliparts, las frases, la posibilidad de girar las imágenes, etc… harán volar su imaginación y potenciarán su creatividad para hacer el álbum a su gusto. ¿No os parece una bonita actividad para hacer en familia los primeros días de verano?

 

15 museos para celebrar el Día de los Museos con niños

El Día de los Museos no es un día cualquiera. Es un día en el que, si andamos listos, podremos ver un montón de sitios increíbles sin pagar entrada y, en muchos casos, con actividades especiales, así es que atentos a nuestra recomendación de Museos para ir con niños, porque el día 18 de mayo es ideal para hacer una visita.

El Museo para niños por excelencia en Madrid es el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología (MUNCYT), en Alcobendas: el que era el antiguo CosmoCaixa sigue en marcha con otra gestión y muchas actividades increíbles. La entrada es gratuita y las actividades de pago (3 euros cada una). Actualmetne es el único planetario en funcionamiento en Madrid (el Planetario clásico está cerrado temporalmente por obras): talleres de electricidad, de ciencia, nanoplanetario, planetario para todos los públicos, nanotalleres… Como visita libre, podréis recorrer la planta baja, con zona de exposición y el piso superior, con zonas de experimentación. Para comer hay disponible una zona de pícnic con máquinas de vending (os recomendamos llevar comida de casa, no tendréis psoblema para entrar con ella).

En La Coruña está la otra sede del Museo Nacional de Ciencia y Tecnología similar con las mismas actividades para todos los públicos y específicas para niños. Cuenta con grandes salas diáfanas con elementos tan impresionantes como la parte delantera del Boing 747 que transportó El Guernica de vuelta a España.

El Museo de Arte en Vidrio, en Alcorcón es una maravilla con los talleres que organiza. No dejéis de informaros en su página web porque os encantarán. Son gratuitos y se organizan con reserva previa.

El Museo del Robot, en Madrid, es otro museo maravilloso para visitar con niños con el que podréis profundizar en la evolución de estos “artilugios” y en sus posibilidades de uso. ¡Alucinaréis!

El Museo de Arte Contemporáneo, MUSAC, en León: solo el edificio justifica su visita. Con un exterior súpercolorido y un interior de espacios enormes y diáfanos, sin problemas de accesibilidad, llama poderosamente la atención de los más pequeños. Para completar su programación, cuenta con un calendario de talleres para los más pequeños de lo más divertidos impartidos por expertos en arte.

Podréis viajar al fondo de una mina en el Museo en el que se ha convertido el Antiguo Parque Minero de Almadén, en Ciudad Real. La visita guiada incluye un recorrido por el Centro de Interpretación de la Mina conociendo datos históricos y curiosos del mundo de la minería y continúa por lo que más gustará a los pequeños valientes: el descenso a la mina que se recorre una parte a pie y otra en un tren de vagonetas adaptado para la visita y para transportar personas (no era este su cometido original).

El Museo del Ferrocarril, en Madrid y en Barcelona es una visita obligatoria. Sus trenes históricos y la propia estación son un espectáculo para los sentidos. Si además podéis participar en los talleres para niños en los que construyen trenes AVE con materiales reciclados o profundizan en el funcionamiento de un tren de vapor, los niños se irán encantados. Tened en cuenta que en el de Madrid, el segundo fin de semana de mes se celebra el Mercado de Motores y el tercero la Feria del Juguete Antiguo, otro evento súper recomendable para ir con niños.

El Museo Fallero de Valencia. Además de La Ciudad de las Artes y las Ciencias, en Valencia, que con su gran estructura museística es ideal para ver con niños, también hay en este lugar otro museo de dimensiones más modestas donde podréis ver todos los ninots indultados a lo largo de los años. Salvados de la cremá, con cara de victoriosos, os esperan estas maravillosas esculturas tan típicas de la tierra de la paella.

Para los más golosos, hay varios museos interesantes: El Museo del Chocolate de Barcelona, con recreaciones de escenas hechas completamente en chocolate; el Museo del chocolate de Astorga, con varias salas en las que se reúnen datos históricos sobre el chocolate, elaboración, degustación, cómo ha sido la publicidad de este producto, etc; y en Villa Joiosa, la Fabrica-Museo de Chocolates Valor, con una degustación que os dejará con ganas de quedaros para siempre.

En Olivenza (Badajoz) se encuentra el Museo Papercraft, que cuenta con más de doscientas figuras creadas con papel. Personajes famosos del mundo Disney o de la imaginación de su artista garantizan una visita entretenida y divertida.

El Museo de Títeres Santiago Peralta, en Segovia: un recogido Museo en un edificio histórico (en una de las medievales puertas de la ciudad) donde podréis ver impresionantes títeres con complejos mecanismos que su creador, Santiago Peralta, utilizaba como herramienta didáctica con sus alumnos a principios del siglo pasado.

Museo del Prado, en Madrid: no es un museo “infantil”, pero hay que verlo, aunque sea recorrer un par de salas de vez en cuando. Si estáis en Madrid y tenéis el lujo de tenerlo cerca, ¡llevad a vuestros hijos al menos 3 veces al año! Para los niños hay teatro ocasionalmente, talleres (ambos con reserva y coste extra) y juegos de pistas (gratuitos) que podéis pedir en taquilla. ¿No sabéis lo que es un juego de pistas? Pues os contamos porque es jergar museística y fundamental para sobrevivir a un museo con peques: se trata de juegos que el departamento de educación de los museos lanza para que los niños vayan por el museo buscando detalles, respondiendo preguntas y resolviendo misterios apasionantes.

Y un consejo final: si tenéis la oportunidad, dejad a los niños la cámara (sin flash y en los museos en los que permitan hacer fotos, claro) y pedidles que hagan las fotos de las cosas que más les llamen la atención. ¡Veréis un museo totalmente distinto  a través de sus capturas! Si luego, al volver a casa, podéis sentaros con ellos a elegir unas cuantas fotos para imprimir, el plan será completo. Además, esta semana tenéis oferta especial para la impresión de fotos en Hofmann… ¡Podéis aprovechar!

Sin duda habréis visto alguno que os gusta… Así que… ¡A celebrar el Día de los Museos en un museo! Y no sólo el día 18, ya que en muchas ciudades las actividades se extienden durante todo el fin de semana.

BY Mamá Tiene Un Plan

En Halloween, nos vamos de fiesta

Galletas, decoración y mucha diversión para una de las fiestas más esperadas del año.

Poco a poco Halloween va ganando terreno y ya es casi imposible escapar de ver a los niños disfrazados por la calle con sus cestitas de calabaza pidiendo su “truco o trato”.

La verdad es que toda excusa es buena si se trata de celebrar. Personalmente, además del disfraz, del paseo y del intercambio de chuches, me gusta que la fiesta también se viva en casa. Es una forma divertida de celebrar el otoño, el cambio de estación, el fin del calor… Por eso, utilizando Halloween como excusa, estamos empezando a convertir en tradición organizar una fiesta un poco especial que queda en el recuerdo de toda la familia: una fiesta en casa.

Empezamos con una merienda temática. Para esto, preparamos galletas de fondant con motivos típicos de Halloween: fantasmas, calabazas, murciélagos, etc. A los niños les encanta colaborar en la elaboración de las galletas. Solemos hacerlas de mantequilla; dan mucho juego a la hora de amasar con los peques y las decoramos con fondant utilizando moldes con motivos de Halloween.

Galletas de Halloween

Esta es la receta que utilizamos, aunque podéis encontrar muchas en Internet específicas para vuestro robot de cocina:

375 gr de harina de repostería · Media cucharadita de sal · 225 gr de manquilla sin sal (dejadla a temperatura ambiente) · 200 gr de azúcar · 1 huevo grande · 1 cucharadita de esencia de vainilla · Fondant de colores (blanco y naranja son nuestros favoritos. El negro se trabaja peor) · Colorante alimentario · Un poco de agua.

Elaboración: 

Tamizar la harina con la sal. En un recipiente grande, poner en trozos la mantequilla con el azúcar y batir con batidora de 3 a 5 minutos para conseguir una mezcla esponjosa. Añadir entonces la esencia de vainilla y el huevo y seguir batiendo. Una vez incorporados estos ingredientes a la masa, ir añadiendo la harina poco a poco sin dejar de batir.

Pasar la mezcla a una superficie lisa y amasar ligeramente hasta formar una masa homogénea y sin grumos. Dividir en dos, envolver en papel film y dejar enfriar en la nevera al menos una hora y media.

Con el horno ya precalentándose a 180 grados, estirar la masa sobre una superficie lisa con un poco de harina (os recomendamos un grosor de 5-6 milímetros). Cortar las galletas con los cortadores de Halloween y colocarlas en una bandeja. Hornear durante 10 minutos y dejar enfriar.

Para el fondant, tomad porciones de la masa y añadir el colorante hasta conseguir el tono deseado. Alisad la masa de fondant utilizando maicena si resulta demasiado pegajosa. No debería ser de más de 2 mm de grosor para que el sabor no acapare demasiado protagonismo. Cortad los motivos con el mismo molde. Poned la decoración sobre la galleta pintándola antes con un poco de agua para que quede bien pegado el fondant.

Y lo más difícil: intentad que las galletas lleguen a la mesa. Estad preparados porque la tentación no es fácil de vencer.

Decorar la mesa con motivos de Halloween también es muy chulo, así que no perdáis ocasión de hacer alguna manualidad. Los servilleteros o los candelabros son una buena opción para adornar de Halloween. Basta con que hagáis diseños con gomaeva y los peguéis con cola.

Como plus a la decoración de la mesa, este año hemos pensado en utilizar tazas personalizadas con las fotos de la fiesta del año pasado. Desde la página de Hofmann se pueden diseñar y encargar las tazas de una forma muy sencilla y, además, es un regalo estupendo. Así, mientras festejamos este Halloween, recordaremos el anterior, como en un divertido déjà vu.

© @mamatieneunplan

© @mamatieneunplan

Otra de las cosas que hacemos es pintarnos la cara. Es una parte fundamental de cualquier disfraz que, a veces, se pasa por alto pero sin la cual nada tiene sentido, por mucho traje chulo que os pongáis. Para eso, os recomendamos echar un vistazo en Internet (a menos que ya seáis expertos, claro). Hay tutoriales muy interesantes. Y, sobre todo, contad con una buena pintura de cara, que se pueda limpiar bien. No hay nada peor para un fin de fiesta que un niño (¡o adulto!) con restos de pintura.

© @mamatieneunplan

© @mamatieneunplan

Los juegos “de miedo” tampoco pueden faltar. Os recomendamos los juegos en la oscuridad: el escondite, la gallinita ciega (sin pañuelo, a oscuras no hace falta) o pasarse un globo fluorescente colocándose en círculo (no hay necesidad de seguir un orden, ¡ahí está la gracia!)… Todos harán que los niños lo pasen bomba, y nos ayudan a todos a salir un poco de la rutina. Eso sí, cuidado con que el juego no se vaya de las manos, porque sin luz cualquier esquina es peligrosa. Intentad que la habitación en la que juguéis no tenga muchos rincones potencialmente peligrosos y advertid a los niños antes de comenzar.

Estas son sólo algunas de las ideas para una fiesta de Halloween más allá del “truco o trato”, en casa y en familia. ¡Seguro que se os ocurren muchas más!

@mamatieneunplan

juegos-clásicos-destacado

8 juegos clásicos de niños que no deben caer en el olvido.

¿Hace cuánto que no juegas a las canicas, a balón robado, al brilé o a polis y cacos?

Hay juegos que han caído en el olvido desde que se jugaban en los 70 y 80, pero nos gustaría rescatarlos en este post porque siguen siendo igual de divertidos que antes. Seguro que los más pequeños de la casa alucinan cuando les contéis cómo os divertíais con estos juegos clásicos:

  • Las canicas. Puedes pensar que son difíciles de encontrar pero nada más lejos de la realidad. Hoy en día, puedes encontrar las canicas en cualquier lado,  además ahora en verano no hay problema en tirarse a la arena, hacer “guas” (el agujero donde meter la canica) y mostrar a los pequeños de la casa quiénes son los reyes de las canicas.

canicas-620

  • Las chapas. Este juego es el fiel reflejo de que se podía jugar con cualquier cosa. Con unas chapas de botellas y un circuito dibujado en la tierra ya hay diversión asegurada. Se va desplazando la chapa con pequeños empujones y gana el que llegue antes.
  • Las tabas. Es un juego que se puso muy de moda en los años 70-80. Son pequeñas piezas de plástico que se tenían que ir cambiando de posición lanzando una pelota saltarina. Puedes ver las normas aquí.

tabas-620

  • Polis y cacos. Se trata de un juego de persecución, todo un clásico en los recreos de los colegios. Los polis comienzan en la cárcel, cuentan hasta 20 y salen a la caza de los cacos. Cuando se pilla a los cacos se les manda a la cárcel formando una cadena. Pueden ser liberados con solo tocar la mano de uno de los cacos. En caso de no ser liberados se vuelve a empezar pero los polis ahora harán de cacos.
  • La rayuela. Se hace un dibujo en la arena o en el suelo con tiza formando plataformas con números. Para comenzar a jugar se tira una piedra en el número 1, intentando que caiga dentro del número y sin tocar las rayas del cuadro. Luego se tiene que recorrer la rayuela dando saltos a la pata coja hasta llegar al número 10 o cielo. Se tiene que repetir por cada número del dibujo.
  • rayuelaBalón prisionero o Brilé. El campo se divide en dos partes donde se sitúan los equipos. Fuera del campo está la zona de brilados, dónde se colocará a un brilado voluntario que ayudará a descalificar al equipo contrario. De tal forma que tendremos la zona del brilado del equipo A junto al equipo B y el equipo A junto a la zona del brilado del equipo B. La bola se lanzará de la zona de brilado a la zona del equipo tratando de dar a uno del equipo contrario.  ¿Complicado? Os dejo este vídeo que lo explica perfectamente.
  • El pañuelo. No hay cumpleaños sin jugar al pañuelo. Se hacen dos equipos y se coloca cada uno en un extremo de la zona de juego. Después los jugadores de cada equipo se numeran. En el centro del campo de juego habrá una persona con un pañuelo que no podrá saber los números de los jugadores. El juego comienza cuando el jugador que está colocado en el centro dice un número en alto. El jugador de cada equipo que tenga ese número irá a coger el pañuelo. Gana el que primero llegue a su casa (junto con su equipo) de nuevo con el pañuelo.
  • Vuelve a los cuentos clásicos. El verano es un buen momento para leerles un cuento clásico a los peques: los tres cerditos, caperucita…y si los personalizas como los de Hofmann alucinarán seguro.

juegos-clásicos-620By: Lucía Sández @babybaballa 

planes-con-niños-dest

9 planes para hacer con tus hijos en verano

En verano, en mi modesta opinión, los niños necesitan descansar,  jugar, dormir y hacer cosas que normalmente no hacen. Sin embargo, es mucho el tiempo que desconectan de la rutina diaria y no me gusta mucho que se pasen todo el día viendo la tele o jugando a las maquinitas. Así que me paso el día buscando y mirando qué hacer con ellos. En este post de hoy os cuento algunas posibles actividades para realizar con niños este verano:

  • Siempre van 15 días a un campamento. La oferta hoy en día es enorme, tanto económicamente hablando como en la variedad de las actividades, ya que podemos encontrar campamentos orientados más al deporte u otros en los que se habla en inglés. Ellos se lo pasan bien y a los padres nos dan un respiro mientras trabajamos.

planes-de-vernao- campamento

  • Ser turista en tu propia ciudad. Si no puedes irte de vacaciones, ser turista en tu propia ciudad es genial para los peques. Dales una cámara de fotos o tú propio móvil, un mapa, una guía, etc. y juega con ellos a descubrir vuestra propia ciudad, como si de turistas se tratase. Luego puedes hacer una selección de las mejores fotos y hacer un collage con tus mejores momentos. La opción collage de Hofmann es perfecta para esto.

planes-de-verano-con-niños

de-paseo-planes-de-verano

  • poster_fotos_hofmann-620Busca ratos de lectura. Los deberes que nos han puesto para hacer en casa son lectura, lectura y más lectura. Así que el momento para leer sigue siendo obligatorio. Lo que si hacemos, es cambiar el entorno, ya que no siempre es antes de dormir. También lo hacemos por las mañanas o después de comer. Haz con ellos una excursión a la biblioteca más cercana, para que así escojan ellos el libro que prefieren leer.
  • Si puedes, haz un viaje. No hace falta irse muy lejos, en España tenemos propuestas muy atractivas para irnos un fin de semana con los más pequeños. En este enlace que os dejo podéis ver 22 planes geniales para hacer con ellos, no será por falta de opciones.
  • Ir de acampada. Por lo menos una vez en la vida hay que hacer una acampada, ¿no os parece? Nosotros nos hemos organizado una acampada “urbana” en casa de una amiga. Dormiremos todos en tiendas de campaña que pondremos encima del césped de su jardín. También haremos una pequeña hoguera y contaremos historias de miedo. ¡Esa noche promete!
  • Manualidades y cine. No sé en vuestras respectivas provincias, aquí en Galicia nos llueve en verano de cuando en cuando, así que tendremos tiempo para ser creativos y hacer unas cuantas manualidades. También iremos a ver los últimos estrenos al cine y si tenéis un cine de verano cerca no lo dudéis, ver una película al aire libre mola mucho más que verla en casa.
  • Una tarde de juegos tradicionales. Aprovecha esta época para enseñarle a tu hijo a lo que jugabas cuando eras pequeño: canicas, chapas o las tabas son una buena opción.
  • Un día en el mercado. Llévate a los niños un día a la plaza o al mercado. Allí podéis comprar la fruta y enseñarles qué tipos de pescados y carne podemos encontrar en la pescadería y en la carnicería. ¡Lo pasarán bomba seguro!
  • ¿No están vuestros hijos deseando cocinar todo el rato? En casa hay una pequeña fiebre Masterchef y en cuánto pueden cogen la cuchara de madera y piden hacer la cena. Por supuesto les dejo ayudarme gustosamente. Lo mejor para este tiempo es buscar recetas fáciles y fresquitas para elaborar con ellos.

poster_fotos_hofmann_3-620

¿Os animáis con alguno de estos planes?

¿Tenéis más ideas? 

Nos encantará seguir añadiendo a la lista.

By: Lucía Sández @babybaballa

Planes con niños en Semana Santa_Destacada

Disfruta de la Pascua en familia.

Llega la Pascua y con ella una excusa más para organizar fiestas, comer dulces típicos y pasar un rato agradable en familia.

Personalmente el momento “huevo” en nuestra casa es imprescindible. Cada año a mis ahijados le regalo un huevo de chocolate. Recurro pocas veces a un huevo comprado, aunque a estas alturas supongo que todos me conoceréis y sabréis que me gusta complicarme la vida un poco así que aunque los huevos sean comprados siempre les podemos dar un toque.

Huevos de PascuaSe me ha ocurrido que para futuros padrinos, un regalo chulo es hacer un álbum con ideas para Pascua, recetas, imágenes, así que he impreso un SmartAlbum® recopilando toda esta información.

Planes con niños en Semana Santa

Semana Santa en familiaLa receta que no puede faltar en esta época es la de la trenza de pascua. En Galicia es típica, al igual que la mona en otras regiones. Es densa y perfecta para una merienda después de la caza del huevo. Podéis encontrar la receta en el fantástico blog Kanela y Limón.

Receta de trenza gallega

Receta trenza gallegaLa caza del huevo. Esta actividad me encanta. Los niños lo pasan bomba. Este año ya estoy pensando en cómo lo vamos a organizar. Cada uno con su cesta, huevos escondidos y a la caza del huevo. Estas fotos son del año pasado, lo pasaron en grande pero no encontraron todos los huevos, ¡creo que nos pasamos un poco escondiéndolos!

Semana Santa con niños

Actividades con niños en Semana SantaOtro año también hicimos una guirnalda con forma de huevo para decorar y  la guardamos en una huevera, la verdad es que quedó bastante chula.

Y como la cosa va de conejos, pues también necesitamos unas zanahorias, así que podemos hacer unas con unos cheetos, un poco de papel de seda, unas bolsas y ¡ya tenemos unas fantásticas zanahorias riquísimas!

Este librito se va directo a los próximos padrinos de la familia para que las tradiciones y las recetas no se pierdan por el camino.

Recetas Semana Santa

Recetas de pascua

By: Lucía Sández @babybaballa

Manualidades con niños_Destacada

Cómo conseguir que tus hijos hagan manualidades contigo.

Mis hijos van creciendo y cada vez el tema de las manualidades está más difícil. Ahora prefieren el balón de fútbol, jugar entre ellos a animalitos horribles y el tema de mamá y manualidades lo tienen un poco apartado. Pero creo que es cuestión de reciclarse, tengo que buscar otro tipo de actividades que les gusten ahora que ya tienen 7 y 9 años. Sí, con esta edad aunque parezcan muy pequeños ya empiezan a pasar de mí.

Pero durante muchísimo tiempo hice manualidades con ellos, todo tipo de manualidades, algunas más chulas que otras pero siempre logrando pasar un buen rato con ellos.

Manualidades con niños

Hay una pregunta recurrente, ¿cómo consigues mantenerlos sentados contigo un rato para hacer algún proyecto? Así que ahí van algunas ideas de cómo conseguir que vuestros hijos hagan manualidades con vosotros y pasar un rato divertido, creativo y de calidad con ellos:

1. Busca manualidades que sean adecuadas para su edad. Por ejemplo, para niños muy pequeños la pintura de dedos es lo mejor, o la plastilina, y podéis hacer algún cuadro que luego se pueda enmarcar y conforme van creciendo ir introduciendo otros elementos como ceras, rotuladores y, ya cuando son mayores, pinceles qué requieran más precisión.

Manualidades con niños

2. Es fundamental que en casa tengas un kit de emergencia para días de lluvia: tijeras, pegamento, goma eva, papeles de distintas texturas y formatos, ojos (para hacer monstruos por ejemplo), etc.

3. Recicla. Los tubos del papel higiénico, las hueveras, periódicos, etc. (Ahora es cuando el ordenado de la casa se está tirando de los pelos porque no quiere tanta basura en casa). Pero creedme, todo esto os puede sacar de un buen apuro una tarde de lluvia con vuestros hijos en casa gritando como leones enjaulados.

Manualidades con niños

4. Dejad que sean ellos los que hagan las manualidades, no saldrán perfectas, no saldrán maravillosas, pero serán suyas y de nadie más y no hay más orgullo que tu propio trabajo. Incluso para que el orgullo sea mayor cuando tengáis unas cuantas manualidades hechas podéis hacerle un SmartAlbum® con todas sus obras para que puedan enseñar a sus abuelos, primos, tíos…

Manualidades con niños

5. Las manualidades no deberían durar más de 20 minutos. Más que nada porque a partir de ese momento dejan de prestar atención y quieren hacer otra cosa como jugar, ver la tele, o lo que sea con tal de no estar ya dedicados al proyecto de la tarde.

Manualidades con niños

Manualidades con niños

6. Pon música, eso siempre ayuda, por lo menos en mi caso, les pongo música al mismo tiempo que estamos entretenidos  y lo pasamos genial.

7. Y por último, busca inspiración el blogs, libros o en Pinterest, una red social en la que encontrareis miles de manualidades con distintos materiales y para todo tipo de edades. Pero para ponéroslo fácil tengo algunas fotos  que he revelado con Hofmann de las manualidades que hemos hecho para que os pueden dar ideas.

Manualidades con niños

Manualidades con niños

Sólo me queda deciros que disfrutéis muchísimo de las manualidades con vuestros hijos porque les hace más creativos, aumentan la autoestima, desarrollan sus funciones motoras y encima están alejados de maquinitas y televisión. Creo que más no se puede pedir.

 

By: Lucía Sández @babybaballa

tarde-en-el-parque-smartalbum-destacado

Consejos para disfrutar de una tarde en el parque.

Desde que mis hijos nacieron, he intentado sacarlos al parque siempre que he podido. Soy de las que opino y mi pediatra también, que los niños salgan a la calle es principal, que les dé el aire cuanto más mejor.

tarde-en-el-parque-5 tarde-en-el-parque-6

Las etapas en el parque son diferentes según han ido creciendo y  8 son los pasos por los que tendrás que pasar si llevas a tus hijos al parque.

  1. Cuando son recién nacidos. Aquí simplemente irán en su capazo, darás largos paseos, quizás tu baja maternal coincida con el de alguna amiga y podáis sentaros juntas a charlar sobre vuestro parto, lo bien que se porta vuestro hijo, lo poco que duerme o si llevas o no bien darle el pecho.
  2. Sus primeros años de vida. Ya se sujeta él solo, se sienta y es cuando empiezas a acumular los primeros juguetes o es él/ella quién empieza a acumularlos porque se los coge a otros niños y es cuando tienes que empezar a lidiar con sus primeras rabietas por querer llevarse los juguetes que no son suyos del parque. Es en este momento cuando tienes que empezar a enseñar ese concepto tan poco amigo de los niños: compartir.
  3. A partir de este momento tendrás que lidiar con dos cosas, los juguetes que misteriosamente “se pierden”, para que no pase esto aconsejo  que les pongáis el nombre de vuestro hijo. Y lo segundo, tendrás “tus primeras citas” con otras madres. Les llamo primeras citas porque es así, empezáis a hablar, un día, otro día, cada vez os conocéis un poco más. Un día que llueve haces una invitación a tu casa discretamente y finalmente acabas teniendo tus amigas del parque, igual que tus amigas del cole, o tus amigas del trabajo.
  4. Los niños empiezan a crecer y ves cómo sus juegos empiezan a cambiar: la bicicleta, el balón,  el carrito del bebé, etc.  Cuando ya tienen 5 años te ves más liberada de estar pendiente de que se meta piedras o todo tipo de objetos que no debe en su boca. La confianza con las madres del parque ya es total y solamente habláis de si el niño tal o el niño cual.
  5. ¿Cómo llevar a los niños vestidos al parque? Sinceramente, salvo que vayas a un parque sin haberlo previsto antes, lo mejor, si tu plan de tarde es ir al parque de debajo de casa, es  siempre cambiarles por la ropa más cómoda y más vieja que tengan. El uniforme lo llevan todos los días y lo destrozan bastante, al igual que los zapatos. Así que, el chándal y el calzado más viejo y cómodo, porque en este preciso momento es cuando suben a casa, después de una súper tarde de parque, cuando empiezan a oler a cabra montesina. Ropa que les pones, ropa que va a la lavadora. tarde-en-el-parque-8
  6. tarde-en-el-parque-7Las fotos. Creo que las mejores fotos que tengo, tanto de mis hijos como de mis sobrinos, son en el parque. Es cuando están a su aire y les puedes pillar en un momento totalmente concentrados en algo y ¡clic, una foto! Además, siempre cuentas con luz natural lo cual ayuda muchísimo a que las fotos sean buenas. La última vez que fuimos al parque, aproveché para probar la nueva aplicación de Hofmann y hacer un SmartÁlbum® con fotos en el parque. Me alegro mucho de haberlo hecho porque el formato libro me gusta muchísimo y además es tan fácil…Coges las fotos que has hecho con el teléfono móvil,  puedes elegir tanto las fotos que haces desde Instagram como las que tienen en la galería, y ¡listo! Además, el precio me parece muy bueno y adecuado. Para tener la app en mi móvil solo he tenido que descargarla de forma gratuita y ¡listo!, la tenéis para iPhone o Android.  Ahora, a ponerse a hacer libritos como locos, es un regalo perfecto para los abuelos, o para el día de la madre o el padre o para plasmar un día divertido como he hecho yo.tarde-en-el-parque-smartalbum-3 tarde-en-el-parque-smartalbum-4 tarde-en-el-parque-smartalbum-2 tarde-en-el-parque-smartalbum-1
  7. Los niños se hacen mayores, empiezan a tener sus primeros deberes y no siempre pueden ir a jugar al parque, con lo que el parque se convierte casi siempre en una cuestión de fin de semana y en una auténtica aventura pensar a qué parque ir.
  8. En una ciudad hay cantidad de parques y sólo hay que ir a buscar el perfecto para que no se aburran. Buscar estos parques, como os digo, se convierte en una tarea más y muy divertida y siempre hay uno que es el preferido ¡Nosotros lo tenemos! Es un parque que está lejos de casa pero les encanta ir porque tiene columpios o similares que se adecuan a sus edades. Esto es muy importante, que los columpios que tengan los parques sean adecuados para las edades de los peques, que esté cuidado y limpio en la medida de lo posible.

Os voy a enseñar por qué este parque es nuestro preferido, pero en imágenes, porque una imagen vale más que mil palabras.

tarde-en-el-parque-4 tarde-en-el-parque-2 tarde-en-el-parque-3 tarde-en-el-parque-1

By: Lucía Sández @babybaballa

 

Playa Destacada

¡Un día en la playa!: Actividades, juegos y pasatiempos para niños.

Hace unos días estuve en Copenhague. La verdad es que tuvimos suerte e hizo mucho calor, así que decidimos que playa tocaba. Llevábamos días haciendo turismo y los peques se merecían un poco de diversión.

día de playa 1

Allí, la playa a la que fuimos es diferente, poca arena y mucho verde, pero ellos han de estar entretenidos así que nos fuimos con el kit completo:

  • Raquetas, palas o similar, un básico en toda casa. Siempre hay alguien que acaba jugando.
  • Juegos tipo tres en raya o nuestro último descubrimiento, el Piratatack, un juego de cartas de estrategia, pequeño y fácil de transportar.
  • Los castillos de arena, enterrar a los peques enteritos, o hacerles un Fórmula 1 o una cola de sirena es otra de las actividades que nos gusta hacer en casa. Por no hablar de ir a la caza del cangrejo, o recopilar conchas y piedras que luego pintamos o utilizamos para alguna manualidad.
  • Por supuesto no voy a hablaros de: palas, cubos, protección solar, agua, etc…

Para que engañarnos, la playa también es un buen momento para que los padres nos relajemos, sobre todo si tus hijos son ya un poco mayorcitos. Un libro, el periódico, o simplemente música, es un plan perfecto también para nosotros.

día de playa 3

En cuanto a las fotos, algunas de las mejores que tengo de los peques y paisajes son en la playa, el entorno invita a dejar volar tu creatividad. A mí me cuesta mucho llevar la cámara a la playa, sobre todo si no es una compacta, por eso la dejo en casa casi siempre. No ha sido el caso en Copenhague, que como fuimos de turisteo la llevé a todas partes. Pero si es verdad que en España en mi día a día se queda en casa, pero que levante la mano el que no lleva el móvil encima incluso para ir a la playa. Vale, pues eso.

Con el móvil se pueden hacer unas fotos fantásticas, además con cuatro programas de diseño y aplicaciones de filtros pareceréis fotógrafos profesionales y os puedes quedar un álbum genial de vuestro día en la playa.

Día de playa 2

Las fotos de la playa suelen ser preciosas, los niños jugando, los niños cogiendo cangrejos, el propio mar, un barco, la playa rodeada de árboles, etc. Son fotografías ideales para crear un álbum de la nueva línea SMART de Hofmann. Nuevos formatos que podréis realizar desde su nueva aplicación para móvil. Yo ya me la he descargado y os aseguro que os puede quedar un álbum de vuestro día en la playa perfecto y creedme cuando os digo que un día en la playa, si os fijáis bien, es ideal para este nuevo formato SmartAlbum®.

smart_album2-playa

smart_album3-playa

smart_album-playa

Si queréis descargaros la nueva aplicación de Hofmann lo puedes hacer tanto si navegas con un móvil Android o con un móvil iPhone.

día de playa 4

Algunas de las fotos más bonitas que tengo de los niños es en la playa. Así que venga, todos al mar, a disfrutar de un día en familia jugando, leyendo y haciendo muchas fotos.

By: Lucía Sández @babybaballa