Entradas

Fotografía macro_Destacada

Fotografía macro: consejos y cuándo utilizarlo.

Entre todos los amigos fotógrafos existe una subespecie singular y paciente, un grupo pequeño pero muy admirado, el de los aficionados a la macrofotografía. La macrofotografía o simplemente fotografía macro es una disciplina que se centra en fotografiar cosas pequeñas con mucho detalle, o detalles de cosas más grandes. Flores, insectos o cualquier tipo de objeto de reducidas dimensiones, y sus texturas, formas o mecanismos son, casi siempre, el objetivo de estos observadores del universo de lo diminuto.

Consejos macrofotografíaSi te interesa el tema, lo primero que has de saber es que necesitarás un objetivo especial, un objetivo macro. Estas ópticas tienen un diseño diferente que permite ampliar el objeto fotografiado a escalas incluso mayores de su tamaño natural. Vamos, que simplificando, es una especie de lupa. Estos objetivos pueden ser de tipo zoom, pero como siempre los mejores y más luminosos son los fijos.

MacrofotografíaLas imágenes macro son visualmente muy atractivas y ofrecen una visión diferente de la realidad. Sorprenden por los detalles de lo que muestran y suelen tener colores vivos así que siempre destacan del resto. Pero controlar la iluminación, la profundidad de campo y los modelos es más complicado de lo que parece.

 

Profundidad de campo

Las fotos macro se caracterizan por su poca profundidad de campo debido a las limitaciones de los objetivos. Esto significa que solo una pequeña parte del objeto estará perfectamente enfocado, quedando el resto bastante menos definido. Un truco para “clavar” la imagen es desactivar el autofoco y usar el enfoque manual. Es más, a veces puede resultar más práctico enfocar al punto más cercano y posteriormente mover la cámara hasta situarse en el punto de enfoque buscado. Puede parecer una tontería, pero en cuanto estéis metidos en harina, veréis que es un buen truco para no volverse loco.

Trucos de fotografíaTrípode

Al ser un tipo de fotografía tan peculiar, también cuenta con una serie de accesorios recomendados. El primero de la lista es el trípode. Normalmente las escenas cercanas son poco luminosas y además, la distancia al objeto es tan escasa, que cualquier pequeña trepidación se traduce en una borrosidad desastrosa. Por lo tanto usar un pequeño trípode, que aporte estabilidad y sea capaz de acercarse mucho al suelo, es la mejor inversión que podréis hacer en este sentido.

Fotos con objetivo macroIluminación

Ya hemos dicho que la luz suele ser un problema en este tipo de fotos porque normalmente no es uniforme. Para modelar los volúmenes y reducir las sombras es muy probable que necesites algún tipo de ayuda adicional, bien en forma de mini reflectores o en el mejor de los casos de un flash anular (un tipo de flash que es como un anillo que se pone alrededor el objetivo). A veces una pequeña linterna o la pantalla del móvil en blanco pueden ser una solución más que aceptable.

Consejos de fotografíaIdeas

Ahora que ya tenemos las herramientas y conocemos algún truco queda lo más importante. ¿Qué y cuándo hacer una foto macro? En general los temas más susceptibles son aquellos relacionados con la naturaleza como los insectos, arácnidos, pequeños reptiles o batracios y por otro lado el mundo vegetal como flores o semillas. Pero también podemos fijarnos en objetos más cotidianos y habituales como maquetas, juguetes, joyas, monedas… que, mirados de cerca, pueden ser fascinantes.

Fotografía macroLo que sí podemos asegurar es que este tipo de imágenes, incluso cuando es con seres vivos, requiere de una buena dosis de tiempo y dedicación para preparar todas las variables.

 

By: Juan Castromil  @castromil y Carolina Denia @CarolinaD

Fotografía de paisajes_Destacada

Fotografía de paisajes.

Si existe un tema sencillo por el cual comenzar a mejorar nuestras habilidades fotográficas, ese es sin duda el de los paisajes. Los paisajes siempre están ahí, son fáciles de encontrar, no se mueven, no protestan, posan todo el tiempo que haga falta, pero eso sí, la única pega es que para que destaquen hay que sacarlos de su lado bueno. Y eso es fácil si sabes cómo.

Consejos para fotografía de paisajesPor todos estos motivos -y algún detalle técnico que no viene al caso- la primera foto de la historia fue un paisaje, una vista de París desde la ventana del estudio de Niépce. Afortunadamente hoy en día tenemos muchas más facilidades que entonces (hace casi dos siglos) para capturar con calidad y fidelidad nuestros recuerdos en formato paisaje.

Lo mejor de todo es que los paisajes son siempre excelentes motivos para imprimir en gran formato, como por ejemplo un Forex de Hofmann que, en formato panorámico, puede alcanzar los 120×60 cm. Si seleccionas una buena foto, el resultado es impresionante.

Fórex HofmannEl lugar

La fotografía de paisajes es susceptible de usar una metodología tan sencilla como efectiva, al menos para obtener resultados más que aceptables. Claro que después hay un punto clave que marca la diferencia entre una buena foto y una foto espectacular, y esa es (como remarca el astronauta Buzz Aldrin sobre sus fotos de la luna) la localización. Los sitios más bonitos del mundo ofrecen más facilidades para obtener grandes paisajes, así que no hay que desaprovecharlos.

Fotografía de paisajesEl paisaje puede ser un atardecer cerca del mar, unas montañas nevadas o la sabana africana, pero también puede ser un perfil de la ciudad, los campos cultivados vistos desde el tren o un entorno industrial. Definir qué es y qué no es un paisaje depende en buena medida de cada uno y del ojo fotográfico para extraer lo mejor de cada lugar, pero no olvides que un paisaje puede estar en cualquier dirección a la que mires.

Técnicas de fotografía paisajesDe lo que no cabe duda es que los paisajes hay que saber mirarlos. Esto significa no deberíamos conformarnos con hacer las fotos desde el primer punto donde caigamos. Hay que moverse un poco en busca de un punto de vista original o diferente.

 

La hora

Nadie dijo que hacer buenas fotos no tuviese cierta dosis de sacrificio, y en esta ocasión madrugar o trasnochar es un factor clave para ir al lugar seleccionado en el momento en el que la mejor luz ilumine la escena. La luz del amanecer o del atardecer son con diferencia las mejores para fotografiar paisajes y estar ahí a esas horas puede hacer que tengas que variar un poco tu agenda.

Consejos de fotografíaEstudia a qué hora y por donde sale y lo mismo para la puesta de sol. Con un poco de preparación previa podrás optimizar el tiempo y el esfuerzo. Con algo de experiencia sabrás que llevar la cámara al hombro a primera hora del día o cuando atardece, siempre es una buena idea.

Por cierto, en estas ocasiones es posible que haya poca luz ambiente y necesites apoyar la cámara para evitar trepidaciones. Un trípode es lo ideal, pero si no quieres cargar con él existen soluciones alternativas más compactas y ligeras.

 

La composición

Una vez encontrado el sitio y el momento, ya tenemos hecho el 90% del trabajo. Del mismo modo que hemos visto que no hay que conformarse con sacar la foto desde donde nos ha dejado el autobús, tampoco debemos conformarnos con hacer la foto desde un encuadre clásico. Normalmente la foto se haría en horizontal a la altura de los ojos, pero… ¿Por qué no pruebas a usar el modo panorámico? o ¿Por qué no te agachas a la altura de la hierba? ¿Y si pruebas a inclinar ligeramente el horizonte para darle más dinamismo a la imagen? Experimentar con el punto de vista es lo más barato, sencillo y efectivo para obtener una foto que destaque sobre las demás.

Fotografíar un paisajeEl objetivo

Los paisajes suelen transmitir amplitud y sin duda los objetivos gran angular son los que mejor saben resolver estas situaciones. Su mayor ángulo de cobertura resultan ideales para no recortar la sensación y de paso mostrar lo que vemos casi con la misma espacialidad.

Fotografíar paisajesPero ojo, realmente no son la única opción válida para conseguir grandes fotos de paisajes. Los teleobjetivos también permiten jugar con mucha creatividad en los espacios abiertos y además permite incorporar objetos como árboles o siluetas para dar más dinamismo al conjunto.

 

By: Juan Castromil  @castromil y Carolina Denia @CarolinaD

 

Fotos a contraluz_Destacada

Trucos para dominar la fotografía a contraluz.

Dentro de las técnicas fotográficas más vistosas, el contraluz merece un capítulo propio. Muy visual, impactante y sencilla. En blanco y negro o en color. Un estilo de imagen que aparentemente es sencillo de recrear y que, sin embargo, esconde unos cuantos trucos. Esas claves sobre la fotografía a contraluz son las que vamos a repasar hoy.

Consejos para hacer fotos a contraluzLuz de fondo

Puede parecer una obviedad, pero para realizar un contraluz necesitamos una buena luz. Concretamente requerimos de una luz en el fondo y a ser posible que esté dirigida hacia la cámara, es decir en contra (luz). El mejor contraluz se genera cuando el objeto principal se sitúa en medio entre la fuente de luz y el fotógrafo. Así se crea un efecto por el cual el cuerpo del sujeto queda completamente en negro y la silueta del mismo se perfila con la luz del fondo que además logra destacar los detalles limítrofes de una forma única.

Fotos a contraluzCompensación de exposición

Si has probado a capturar contraluces te habrás dado cuenta de que a veces, pese a cumplir lo descrito en el primer punto, el resultado no es tan impactante como esperabas. A veces la persona a contraluz sale gris en vez de negra, y con detalles difuminados, mientras que el fondo sale excesivamente iluminado (técnicamente se conoce como sobreexpuesto). Esto es debido a que el sistema de medición de la cámara trata de ajustar automáticamente los parámetros para obtener una foto “normal”. La cámara entonces se vuelve un poco loca porque la escena tiene zonas de mucha sombra (normalmente en el centro) y justo al lado un gran contraste debido a la luz del fondo. El resultado es una exposición incorrecta que arruina la foto.

Para solucionar esto debemos usar el dial de compensación de exposición y ponerlo en -1 o -2. Si la cámara dispone de un modo preprogramado para contraluces podemos usarlo en vez de realizar este ajuste.

En la foto del Duomo de Milán los ciclistas no están en el centro de la acción y, sin embargo, están justo en el lado desde donde incide la luz del sol, de manera que resulta un contraluz lateral, en vez del clásico contraluz frontal.

Fotografía a contraluzComposición

En otros tipos de imágenes la composición es mucho más libre, pero en los contraluces cualquier punto de vista, ángulo o perspectiva que escojamos debe ajustarse a lo comentado en el primer punto: el sujeto siempre entre la luz y el objetivo. Esto limita un poco las posibilidades pero deja cierto margen de movimiento.

Si usamos un teleobjetivo reducimos la distancia entre los planos y nos da una imagen más limpia con un fondo homogéneo y un motivo principal perfectamente silueteado.

Si usamos una óptica angular, el resultado es más complejo ya que incluye otros elementos en los márgenes que pueden no estar en contraluz. Hay que evitar que estos objetos tomen más protagonismo que el protagonista.

Por ejemplo en la foto del niño saltando al agua se ha buscado el momento exacto en el que la luz del sol siluetea el cuerpo. Se ha usado una velocidad rápida para congelar la acción y el ajuste de exposición ha saturado los colores del paisaje.

Trucos fotos a contraluzControles varios

Aunque no es vinculante, seleccionar una velocidad de obturación rápida o una apertura elevada puede mejorar el resultado final. Si disparamos a una velocidad rápida (de 1/125 para arriba) tendremos detalles mejor definidos y menos trepidación en el sujeto a contraluz. Con el diafragma abierto haremos que el fondo esté fuera de foco y, por lo tanto, la luz parecerá más difuminada, además de que hará resaltar más la nitidez del objeto principal. Por esto último resulta crítico ajustar perfectamente el enfoque al plano donde está el sujeto del contraluz.

 

By: Juan Castromil  @castromil y Carolina Denia @CarolinaD

Tipos de objetivos_Destacada

Tipos de objetivos: ventajas de cada uno y cuándo utilizarlos.

Para muchos, esto de los objetivos fotográficos es un poco lioso. Más o menos sabemos manejarlos por intuición y nos suenan algunos términos como zoom, diafragma o gran angular, pero ¿no será mejor que nos aclaremos de una vez por todas? Y ya puestos, podríamos aprender a usarlos mejor y averiguar cuál es el objetivo ideal para cada tipo de fotografía, especialmente la que nos gusta a nosotros.

Primero hay que saber si nuestra cámara permite cambiar de objetivo o no. Los modelos de ópticas intercambiables son un poco más grandes y caros que los modelos de objetivo único, que suelen ser cámaras más compactas. Así pues, ya deberíamos tener claro que si compramos una compacta debemos poner más atención al objetivo ya que no lo podremos cambiar nunca, mientras que con una mirrorless y/o réflex, igual nos merece la pena invertir más en la cámara ya que podremos ir comprando objetivos compatibles en el futuro.

Tipos de objetivo angularPero antes de entrar en materia igual nos conviene refrescar algunos conceptos básicos de algunos elementos o funciones directamente relacionados con los objetivos fotográficos. Vamos allá.

La focal o distancia focal es un número que suele indicarse en milímetros (por ejemplo 50 mm). Antiguamente indicaba la distancia entre la última lente y el negativo, y en función de eso quedaba determinado el ángulo de cobertura. A mayor número, más acercamiento de los objetos y menor ángulo de cobertura.

El enfoque es el plano de máxima nitidez en  una fotografía, aquel en el que queramos centrar el punto de atención. Se suele seleccionar usando un aro externo que permite ajustar el plano de enfoque a dicho punto. Puede ser manual o autofoco y puede incluir un interruptor para seleccionar entre estos dos tipos de enfoque.

Fotografía objetivos macroEl diafragma, apertura o iris es un ajuste interno que abre más o menos la entrada de luz hacia el sensor. Sirve para dos cosas: por un lado permite obtener la exposición correcta combinándolo adecuadamente con la velocidad de captura y la sensibilidad ISO. Por otro lado sirve para ajustar la profundidad de campo de la foto, es decir las zonas desenfocadas por delante y por detrás del punto de enfoque.

La apertura máxima o luminosidad es el valor del diafragma más abierto capaz de ofrecer el objetivo, que curiosamente no es el valor más grande sino el número más pequeño de todos los valores del aro (por ejemplo f/2,8). Esto determina el bokeh, es decir la cantidad de desenfoque que se obtiene. A número más pequeño mayor será el desenfoque. Los objetivos más luminosos suelen ser además los que mejor calidad de imagen ofrecen en términos de nitidez o ausencia de distorsiones pero tienen la manía de ser también los más caros.

Las ópticas admiten una primera división sencilla en función de si pueden variar su distancia focal, separándose en objetivos fijos y objetivos zoom.

Los fijos son aquellos que solo tienen una focal, es decir muestran un ángulo de cobertura fijo. Ni se amplía ni se reduce. Normalmente son objetivos bastante compactos ya que no necesitan mover tanto las lentes internas. Suelen ser más luminosos y tienen un poquito más de calidad que sus equivalentes en zoom.

Tipos de objetivos teleLos zoom son objetivos de focal variable, es decir, moviendo un aro o un botón puedes cambiar el ángulo de cobertura y el nivel de acercamiento. Son más versátiles e, incluso puedes tener un objetivo multipropósito que incluya un poco de angular, un normal y un tele moderado todo en el mismo cuerpo. La desventaja es que suelen ser algo más grandes y pesados y la luminosidad suele ser más baja, es decir peor, que la de los fijos.

La división más avanzada de los objetivos está relacionada con el ángulo de cobertura. El ojo humano tiene una visión similar a la que ofrece un 50mm equivalente.  Los objetivos por debajo, como un 35 o un 28mm, muestran un área más grande a costa de reducir el tamaño de las cosas (además de distorsionar un poco su forma). Mientras tanto, los teleobjetivos, por ejemplo un 90 o un 200mm, acercan los objetos pero reducen el ángulo de visión (como si fuese un catalejo). Como veremos cada uno tienen sus ventajas, sus inconvenientes y su uso idóneo.

Así pues tenemos los siguientes tipos de objetivos:

Los angulares, como su propio nombre indica, tienen un gran ángulo de cobertura lo cual es bueno para paisajes, viajes, fotos de grupo, acción, etc. Suelen tener la lente frontal algo más curvada que el resto y generan distorsiones geométricas que hacen que las rectas en los extremos parezcan algo curvadas. Existen angulares, gran angulares y súper angulares que pueden llegar a abarcar más de 150 grados de amplitud. Se utilizan principalmente para paisajes, grupos de gente, arquitectura de interiores o aquellas situaciones en las que sea importante captar los detalles del entorno. Pero ojo, no hagas retratos con ellos porque distorsionan bastante las facciones.

Objetivo angularLos normales son aquellos que ofrecen un ángulo y perspectiva similares a los que tiene la vista humana. Suelen ser los más compactos y luminosos. Son ideales para fotografía general y salvan cualquier situación con dignidad, pero su efecto no es tan espectacular como un angular o un tele.

Los teleobjetivos son aquellos que acercan los objetos lejanos haciendo que parezcan más cercanos. Reducen el ángulo de cobertura pero son ideales para deportes, naturaleza y animales, arquitectura de detalles e incluso retratos o moda. Existen teles moderados y súper teles que son esos grandes objetivos que se ven en los estadios y que son capaces de acercar muchísimo. Pero ojo, ten cuidado y úsalos siempre que puedas con una buena sujeción (trípode por ejemplo) para que su peso y la vibración no causen trepidación en la foto.

Objetivo teleExiste un cuarto tipo de ópticas que son los objetivos macro. Son sistemas diseñados especialmente para poder enfocar cosas pequeñas a muy corta distancia. Es decir, es como si fuesen una lupa que permite agrandar los objetos. Por ejemplo flores o insectos.

Tipos de objetivos macroAsí que según sea el tipo de fotografía que más te guste ya sabes qué objetivo te conviene más. Después, según el presupuesto podrás comprar uno mejor que otro. Nuestro consejo es que ahorres y tengas pocos pero buenos, mejor que muchos y mediocres que además pesan y ocupan mucho en la bolsa fotográfica.

Y cuando tengas una foto digna de la pared de tu casa –algo que conseguirás seguro con estos consejos ;-)- hazte un espectacular forex de Hofmann, que te recuerde la gran recompensa de cazar la foto perfecta. Porque las fotos en las tarjetas de memoria o en los discos duros, son como ese paraguas, guardado en casa, que echamos de menos cuando nos cae el diluvio universal encima.

Forex Hofmann

By: Juan Castromil  @castromil y Carolina Denia @CarolinaD