Entradas

Road to wild: Instagramers, pareja y adictos a viajar

Ellos son Sergio y Raquel, más de 26k de seguidores en Instagram, un exitoso canal de Youtube y tantos viajes juntos que han perdido la cuenta. Pero detrás de Road to wild hay mucho más. Se conocieron tres días antes de que ella se fuera a vivir a Múnich (sí, tres días). Poco después él fue a visitarla y unos meses más tarde hicieron su primer viaje juntos (¡y los que estaban por llegar!). Ese verano, y aún sin saberlo (como ellos mismos explican), nació Road to de wild. No siempre fue fácil -aseguran- pero viaje a viaje su amor fue creciendo tan rápido como su número de seguidores. Si en la última entrega del Rincón de Instagram descubrimos al instagramer que sí era fotógrado, ahora Sergio y Raquel nos cuentan cómo triunfar en Instagram, y también en el amor (Atención Spoilers… la distancia ya no es un problema para ellos).

Historia e inspiración: 

¿Cuánto tiempo lleváis juntos como pareja y cuánto juntos con el canal de Youtube y la cuenta de Instagram?

Llevamos algo más de cinco años juntos y la aventura en Youtube empezó (de forma seria y regular) hace dos años.

 ¿Cómo surgió la idea de crear este canal y redes sociales en común?

El nuestro primer viaje juntos hicimos un video para recordarlo y lo subimos a la plataforma de Vimeo, como un recuerdo personal. Más adelante algunos amigos nos animaron a compartir nuestros viajes y estilo de vida en la plataforma de Youtube. Empezamos con algo de miedo y vergüenza pero siempre hemos recibido comentarios muy positivos y, poco a poco, hemos ido ganando más confianza.

Vuestra pasión es viajar, ¿en qué cuentas similares os inspiráis, cuáles son vuestras referencias?

Nuestros fotógrafos favoritos desde hace ya muchos años son Ryan McGinley y Theo Gosselin, que cuentan un estilo de vida natural y salvaje, la naturalidad invade sus fotografías. Aunque tenemos muchos fotógrafos o creadores favoritos intentamos crear un estilo propio, una forma propia de contar la historia. Al final el canal es sobre nosotros y nuestra vida y forma de vivirla, y en este punto “no puedes copiar la vida de otra persona, tienes que ser tú mismo”.

@theogosselin

¿Cómo os repartís el trabajo de Road to wild, uno hace las fotos y el otro tiene la idea…?

Surge de una forma natural, quizás uno de nosotros tiene la idea y otro las ganas de hacer las fotografías. A la hora de trabajar las fotografías dejamos que fluya lo que nos apetezca a cada uno.

¿Lleváis una planificación de vuestros vídeos y publicaciones o son improvisados?

Tenemos una cierta planificación, aunque siempre surgen ideas que hacen que nos la saltemos.

En pareja: 

¿Cuál es la clave de compartir Redes como pareja y no morir en el intento?

Tener una comunicación muy fluida y organizarse, trabajamos con una agenda común que tenemos en casa y vamos apuntando todo lo que tenemos que hacer; cada día nos repartimos una red social y vamos compartiendo.

¿Qué es lo mejor y lo peor de viajar en pareja?

La verdad, sólo hay cosas buenas. Viajar con tu pareja te permite hacer más fuerte la relación, vivimos experiencias increíbles juntos que nos hacen ser más fuertes y comprendernos más como pareja.

¿Os cuesta poneros de acuerdo a la hora de decidir qué publicar o qué destino elegir?

Quizás no tanto en qué publicar sino en cómo publicarlo, es decir, cómo contarlo. Ambos tenemos un estilo muy parecido por lo que no es habitual que tenengamos discrepancias en las publicaciones. Además solemos hacer muchas lluvias de ideas para no dejar de renovarnos.

¿Lleváis la cuenta de cuántos viajes habéis hecho juntos?

En el viaje de vuelta a Centroamérica intentamos contar cuántos aviones habíamos cogido juntos y perdimos la cuenta (risas).

¿Qué significa para vosotros viajar?

Libertad.

Fotografía: 

¿Qué elemento debe tener una foto para que sea genial?

Lo esencial es una historia que contar. Si queremos ahondar en elementos de composición, nos suelen gustar las composiciones simples.

¿Con qué cámara y/o móvil hacéis vuestras fotos?

Trabajamos con una Canon 5D Mark II.

La mejor App para retocarlas es…

Nosotros somos muy fans de VSCOcam.

Si tuvierais que elegir un fotógrafo/a sería…

Aquí nuestros corazones se dividen entre Theo Gosselin y Ryan. 

 ¿Cuál es la clave, en vuestra opinión, para triunfar en Instagram?

La constancia es lo más importante, ser regulares en la publicación de contenido y trabajar un estilo que la gente identifique como tuyo en un solo golpe de vista.

¿Cuál es, en vuestra opinión, la mejor red social para comunicar?

Nuestra favorita es Instagram, ¡estamos enganchados!

¿Y el secreto para que vuestras fotos sean tan naturales? 

Somos nosotros mismos, vivimos aventuras y las compartimos con el mundo.

Para terminar,

¿Cuál ha sido vuestro viaje más especial y qué producto Hofmann elegiríais para recordarlo siempre?

Sin duda nuestro viaje más especial ha sido el último que hemos hecho: Guatemala, Belize y Honduras. Nosotros somos de los que les gustan tener las fotos “en papel” y los Libro Fotos son perfectos.

Decoración: un mosaico de recuerdos hecho de lienzos Hofmann

A veces sucede que regresas de las vacaciones y, con el paso del tiempo, algunos de los mejores momentos de aquellos días empiezan a brillar sobre el resto en tu memoria. Tanto, que decides sentarte a revisar de nuevo las fotos para revivirlo todo tal y como pasó, con todo lujo de detalles.

Y eso nos pasó a nosotros hace poco. Recientemente hicimos un viaje en coche con la intención de recorrer algunos países europeos, acampar allá donde nos apeteciese y pasar algo de tiempo rodeados naturaleza, lejos del jaleo y la contaminación de la gran ciudad. Así pues, nuestra ruta empezó en el norte de
Italia y seguimos conduciendo pasando por Eslovenia, Alemania, Austria y de vuelta a Italia.

Aquel viaje no paró de sorprendernos. Los paisajes que nos encontramos en cada lugar eran impresionantes y no dejábamos de comentar cómo, teniendo todo tan cerca de casa, no se nos había ocurrido venir antes. Sin duda un viaje que desde entonces recomendamos hacer a todos nuestros amigos. Sin embargo, hubo un día en especial que no puedo dejar de recordar y fue el día que pusimos los pies sobre el impresionante Lago di Braies.

Este lago de aguas turquesas, con los montes Dolomitas e interminables bosques de pinos como telón de fondo, nos dejó sin aliento desde el primer momento. En uno de sus extremos contaba con un antiguo embarcadero donde se podían alquilar pequeñas barcas de madera restauradas para navegar por las aguas del lago. Lo curioso es que no cuentan con demasiadas barcas disponibles de manera intencionada, por lo que no importa la cantidad de gente que haya ese día de visita, siempre tendrás la sensación de tener todo el lago para ti.

Como no teníamos planes que nos atasen, decidimos pasar todo el día allí disfrutando de aquellos parajes, descansado y, claro está, tomando muchas fotografías. Tomé fotos panorámicas del paisaje dese diferentes ángulos del lago, también de los pequeños detalles que me llamaban la atención y de las personas que andaban por allí ese día. Y, por supuesto, tomé fotos de Ana y los mejores momentos que pasamos allí desde una perspectiva mucho más subjetiva y personal. Como os comentaba al principio, semanas después de regresar a casa los recuerdos del viaje volvieron a mí, así es que decidí sentarme revisar y editar las fotos y ver si podía hacer algo diferente con ellas.

Tuve cuidado de editarlas de forma homogénea, ya que quería obtener una sensación de conjunto al mirarlas todas, con colores que pudiera asociar con la naturaleza de aquel día. Así que me aseguré de acentuar los verdes de los arboles y los marrones, rojos y naranjas de las maderas para crear algo de contraste.

Una vez las tuve todas, decidí seleccionar un par de escenas un poco más abiertas que me ayudasen a expresar la inmensidad de aquel lugar, y otro par de imágenes un tanto más subjetivas o en primera persona, como el tiempo que pasamos navegando o un grupo de viajeros charlando bajo la sombra de los árboles. Mientras hacía esto, se me ocurrió que podría quedar bien crear un mosaico de imágenes para la pared de nuestro dormitorio. Así pues, al hacer el pedido en la web de Hofmann me aseguré de que el largo de los lienzos verticales coincidiera con el ancho de las fotos horizontales para poder encajar las fotos en una composición mucho más interesante.

Como veis, el resultado no pudo quedar mejor y, de alguna forma, representa perfectamente nuestra experiencia en Braies aquel día. ¿Qué os parece? En vuestro caso, ¿cuál fue el mejor momento de vuestras vacaciones?

BY Adrián Cano

Oliver Vegas, el instagramer que sí era fotógrafo

Oliver Vegas cuenta, nada menos, que con más de 400.000 seguidores en Instagram (@ovunno). Él forma parte de ese “extraño” grupo de Instagramers que, al igual que Misswinter (una de las cuentas con más seguidores de España), no se dedica únicamente al arte de hacer post en las redes sociales. Vegas es fotógrafo profesional, además de profesor de fotografía, por lo que si quieres iniciarte en este “mundillo” o que tu cuenta de Instagram esté más bonita -todavía-, lee atentamente sus respuestas.

Estás en Instagram desde septiembre de 2011… fuiste uno de los pioneros, ¿cómo descubriste esta red social y qué es lo que te atrajo de ella?

Descubirla fue una sorpresa, porque era “negado” para las redes sociales. No tenía ni Facebook, ni Twitter. Siempre recordaré que era el cumpleaños de un amigo; como sabían que soy fotógrafo y que me apasiona viajar, me direjon que había una nueva App que no tenía nada que ver con Facebook, que su estilo en fotografía instantánea de 1:1 y el hecho de compartir en el momento me gustaría. Así es que ese mismo día creé mi cuenta y publiqué mi primera foto. Con el paso del tiempo comencé a compartir mis viajes y lo que hacía; me resultaba apasionante poder retransmitir en directo, sin filtros ni procesados, dónde estaba y qué hacía.

¿Recuerdas cuál fue la primera de tus fotos en tener miles de likes, o todo sucedió de forma paulatina?

Gran pregunta. Al principio, la plataforma contaba con la particularidad de que podías ser sugerido y que tus fotos apareciesen en la pagina de “populares”. Ahora se llama “explorar”, pero entonces al aparecer en “populares” esa foto estaba ahí durante tres horas, con una visibilidad en todo el mundo, por lo que podían acumularse likes y comentarios. Mis primeras fotod no alcanzaban los 500 likes…

Ya eras fotógrafo antes de triunfar en Instagram pero, ¿cómo te ha ayudado la red social en tu carrera?

Pues me ayudó a abrir un nuevo campo de visión, a aprender de otros, a darme a conocer, a poder viajar… Aunque hoy en día la plataforma ha cambiado mucho, pues casi todo el mundo tiene un perfil y hay gente muy buena, me siento muy afortunado de tener tanto soporte, que gente de todo el mundo me tome como referencia, me envíen emails, comentarios, mensajes directos… No puedo estar más agradecido, para mí eso ya es un triunfo y todo un regalo.

Fotógrafo VS Instagramer… ¿Cuál es para ti la diferencia?

Se trata de una terminología nueva creada por una red social y considero que, en ocasiones, no hay diferencia. Está claro que la red social ahora se ha convertido en un referente para gente famosa, bloggers, deportistas, fotógrafos… todos comparten algún momento o les sirve de portafolio. Pero en principio, el verdadero Instagrammer es aquel que hace sus fotografías con el teléfono móvil, las edita y comparte directamente desde la aplicación. Así es que creo que la diferencia está ahí, aunque en el fondo todos los que pasamos tiempo en la aplicación seamos Instagramers.

La eterna pregunta… ¿Cuál es el secreto para tener miles de seguidores y de likes?

Uf, no sé, ahora todo se basa en un algoritmo, en responder a tus seguidores, ver fotos de los demás… Sólo ellos saben los ingredientes de la masa, pero sí que es verdad que la constancia, saber responder a la gente, apreciar tu trabajo y transmitirlo, hace que repercuta en tu perfil.

¿Sigues siendo tú quien gestiona tus propias redes sociales, hace los post, etc.?

Sí, todo, Twitter, Facebook, Instagram… Durante un tiempo intenté repartir el trabajo y delegar, pero se pierde toda la esencia. Por lo que prefiero ser yo directamente quien haga casi todo el trabajo, es mas personal, llega a la gente y realmente lo que transmito es lo que siento… Así los seguidores se pueden sentir mas identificados.

En tus fotos hay elementos que permanecen desde el principio, otros que has ido introduciendo con el paso de los años… ¿Qué significan/simbolizan para ti la brújula, la naturaleza, el cielo, el mar…?

Son elementos que han ido pasando por mi vida, todos ellos tienen un significado, algo que ha marcado un momento especial. La fusión de todos ellos son las diferentes etapas, las sensaciones que han querido mostrar una parte de mi. Por ejemplo, la brújula fue una de aquellas cosas que tuve que aprender a utilizar en el mar y en la montaña, sobre todo para los momentos en los que el teléfono no funciona. Así con cada una de ellas…

¿Cuál es el lugar que más te has gustado fotografiar de todos los que has visitado?

Te podría decir que todos. En cada uno de ellos he encontrado algo especial, pero es cierto que me enamoré en su día de Australia y cada año necesito volver.

¿Y el que todavía no has fotografiado pero te encantaría?

Tengo pendiente fotografiar Nueva Zelanda y Japón, pero este año ya está dentro de mis planes.

París es una ciudad a la que siempre vuelves… ¿Qué tiene de especial como entorno para fotografiar?

La verdad que tiene una luz especial. Cierto es que en el último año no la he pisado, pero he vuelto más de una vez porque me atrae, tiene tanto todavía que no he visto…

¿Qué equipo sueles llevar en tus viajes?

Uf… el eterno problema cada vez que hago la mochila. Todo depende de dónde tenga previsto ir y el tiempo que vaya a estar fuera. Pero siempre suelo llevar, como mínimo, un par de objetivos y dos cuerpos de cámara. Para mí es muy importante intentar ir con lo justo y necesario, pero sé que es una dificultad y que acabo por meter más de lo que necesito. Sobre todo porque hago vídeo y foto, así es que suele ser un equipo bastante amplio.

Como fotógrafo y profesor de fotografía, ¿cuáles son para ti las claves de una buena foto?

No hay una clave para una buena foto, todo depende del ojo con el que la mires. Está claro que en este mundo existen muchos puntos que influyen para calificar una fotografía. Desde mi punto de vista, aquellas con las que puedes aguantar la mirada más de tres segundos y contemplarlas con tiempo, son las buenas. Conseguir que alguien pueda disfrutar de un momento, ya sea un selfie, una foto con el teléfono, un instante… Lo más importante es que te guste a ti y que tenga un significado.

¿Cuál es el equipo básico/mínimo que necesita alguien que está empezando?

A la velocidad que avanza la tecnología, hoy en día, es muy fácil poder acceder a un equipo medianamente de calidad que aporte un resultado atractivo a las fotografías. Yo intento siempre verlo a través de la mirada del amateur. Con una cámara y un objetivo que sea un poco versátil es más que suficiente. Además de acostumbrar la mirada, que quizá sea lo más difícil, tú eres quien maneja la cámara y pulsa el botón, así es que la decisión es de uno mismo. Estamos malacostumbrados, creemos que un equipo de más valor, más grande y más pesado será mucho mejor y no es así. Yo tengo grandes fotografías que están tomadas con el móvil. Todo depende de ti, de tu mirada…

En las fotos que publicas en Instagram, ¿cuál es el porcentaje de planificación VS improvisación?

Te podría decir que un 50/50. Cierto es que todo depende del trabajo que tenga, ya que gran parte del mismo no se ve en mi canal, en mi web o en mis redes sociales. Es el trabajo que hago para marcas o empresas que utilizan las fotografías para medios digitales, prensa o incluso para sus redes sociales.

Para terminar, si tuvieras que elegir una de tus fotografías para poner en un lienzo Hofmann, ¿cuál sería y por qué?

No sabría decirte cuál, creo que precisamente algunas de las que no están en mi perfil de Instagram. Hay grandes fotos a las que tengo mucho cariño y que todavía están sin publicar. Es como mi pequeño espacio personal que, un día, seguramente expondré. Porque tienen un significado muy importante y no son más buenas o más malas, sino que representan momentos que me traen sensaciones al revivirlos de nuevo.

¡Haz fotos de verano geniales con estos 5 consejos!

Estamos en verano y no nos puede gustar más esta época del año, porque tenemos tiempo de hacer una de las cosas que más nos gusta: ¡Viajar! Más cerca o más lejos, lo importante es poder salir unos días a desconectar y, por supuesto, tener unas fotos de verano bonitas para el recuerdo. Las fotos de viaje no suelen quedar siempre como nos gustaría, y es posible caer en la típica foto con monumento. Por eso os vamos a dar cinco pequeños consejos para conseguir unas fotos increíbles de vuestro verano.

1. Sé original

Huye de las fotos típicas con los puntos de interés de todos los turistas. Cambia el punto de vista. Piérdete por calles que no son las mas transitadas. Fíjate en el ambiente, en los colores, en las luces… La foto que todo el mundo tiene siempre suele ser aburrida.

2. Haz fotos de la gente local

Acércate sin miedo, conócelos y pídeles permiso. Los retratos mas auténticos son en los que se percibe el vínculo entre fotógrafo y “modelo”. Como decía Robert Capa “Si tu fotografía no es lo suficientemente buena, es porque no estabas lo suficientemente cerca”. La gente es un buen recuerdo de los sitios que visitas.

3. Cuenta tu propia historia

Haz de tu viaje un relato fotográfico. Dale un sentido y una cronicidad, siempre será mejor para recordarlo y tendrá un sentido para el que lo vea.

4. Piensa bien la composición de paisajes

Muchas veces quedamos deslumbrados por paisajes alucinantes que queremos plasmar corriendo en nuestra cámara, pero no lo conseguimos. Párate a pensar un poco una buena composición. No siempre más información en la foto es mejor, juega con la perspectiva y los elementos.

Processed with VSCO with hb2 preset

5. Haz fotos en las que aparezcas tú y tus compañeros de viaje

Las fotos de postal están muy bien, pero compartir un viaje y sus experiencias es lo mejor de viajar. Captura esos momentos, porque te harán recordar las mejores anécdotas.

En los viajes pasas mucho tiempo de espera, de transporte… momentos que nosotros aprovechamos para revisar y editar nuestras fotos. Ahora incluso creamos nuestro pequeño recuerdo durante el camino. Con la App de Hofmann podemos componer un smartalbum con nuestras fotos favoritas y pedirlo directamente desde la aplicación. A nosotros nos ha encantado el resultado. Y si las fotos te han quedado tan chulas como estas, compártelas con Hofmann a través del concurso #VeranoParaSiempre. Hay en juego 14 revelados retro y 10 álbumes digitales Hofmann.

BY @nachouve

Misswinter, una de las Instagramers con más seguidores de España

El cielo y el mar se separan y se fusionan desde que en 2011 Elena crease su perfil de Instagram. A pesar de que la suya es una de las cuentas españolas con más seguidores de esta red social, Misswinter la considera como una diversión y no se dedica plenamente a ello. Consultora de Recursos Humanos y apasionada por su trabajo, utiliza Instagram como el resto de los mortales, para compartir su día a día, sus viajes, su visión de lo que ocurre a su alrededor. Pero mejor, sigue leyendo y que te lo cuente ella misma…

¿Cómo y cuándo empezaste a darte cuenta de que tu cuenta de Instagram estaba teniendo tanto éxito?

Abrí mi cuenta en Instagram en abril de 2011 y creo que aproximadamente al año recibí un correo electrónico en el que me comunicaban que me incluían en la lista de usuarios sugeridos. Ahora ya no existe tal listando, pero en aquel momento, por la calidad de tus fotografías y por cómo te relacionabas con la comunidad, podías ser incluido en una lista dinámica en la que Instagram destacaba algunos de los principales usuarios de la aplicación. Y, obviamente, de este modo ganabas muchos seguidores.

¿Cómo ha evolucionado la misma desde ese momento? ¿Y tus fotos?

Creo que el espíritu de mi cuenta sigue siendo prácticamente el mismo. Yo empecé con la idea de tener un diario visual y eso de algún modo lo mantengo. En cuanto a mis fotos, uno de los cambios fundamentales es el uso de filtros, de los que abusaba bastante en el inicio y ahora apenas utilizo.

¿Por qué decidiste “acompañar” tu cuenta con tu blog?

Porque a veces hago fotos que no tienen cabida en Instagram, bien porque no quiero cansar a la gente con cien fotos de un mismo viaje, o bien porque en el formato en el que están tomadas no van a lucir tanto. El blog ha sido una herramienta para darles espacio.

¿Por qué elegiste Instagram como red social para expresarte y no otra?

Llevaba un par de años antes de la era Instagram haciendo bastantes fotos y algunos cursos de fotografía. Cuando abrí mi cuenta de Instagram no lo hice pensando en ello (no imaginaba el alcance que podía llegar a tener), sino por un compromiso conmigo misma de mejorar en mi fotografía. En aquel momento me planteé un reto: hacer una foto diferente cada día durante un año y, como comentaba, publicarla a modo de diario visual. No llegué a las 365, pero fue el año que más fotos publiqué.

¿Cuánto tiempo le dedicas a tu cuenta y cómo lo compaginas con tu trabajo?

Para mi es un hobby, así que si tengo tiempo libre le dedico mucho más que si estoy de lleno en algún otro proyecto profesional. De hecho, colaboraciones con marcas a través de Instagram hago muy poquitas porque tengo que priorizar.

¿Cuál es el secreto para tener una de las cuentas con más seguidores de España?

Como decía, en mi caso la clave fue estar en la lista de usuarios sugeridos de Instagram hace muchos años. También quiero pensar que mis fotografías gustan a la gente 🙂

¿En qué momento y cómo asimilaste que las marcas comenzanran a interesarse por tu perfil?

Recuerdo que cuando me llamaron para mi primera colaboración (para la marca TOUS) me quedé en shock porque en ningún momento imaginé, cuando abrí mi cuenta de Instagram, que eso podría ocurrir. Luego ya vinieron muchas más y ahora es habitual recibir correos para colaboraciones.

Cuándo publicas fotos, ¿tienes una rutina o simplemente lo haces cuando te apetece o ves algo interesante?

No sigo ninguna rutina. Me gusta todavía la idea de ver mi cuenta como un diario visual, así es que intento publicar las fotos en el momento (o en la semana) que las hago, para cuando eche la vista atrás recordar que tal día estuve en tal sitio.

Hay elementos que están en tu cuenta desde el inicio, como las fotografías minimalistas de comida; otros que se han ido introduciendo con el tiempo para quedarse, como las flores… ¿Qué significan para ti algunos de ellos?
El azul del cielo… El azul del mar…

Es mi lado mediterráneo, creo que tengo fijación por los azules.

Los gatos…

Llevo viviendo con gatos desde hace más de 15 años, primero fue Coco y ahora es Rosco. Forman parte de mi día a día y por suerte a Instagram también le gustan.

¿Con qué cámara o dispositivo haces tus fotos?

Iphone 6 y Sony a7ii.

¿Alguna App para retocarlas?

Snapseed e Instagram.

¿Cómo eliges el momento para hacerlas, planificas o improvisas?

Hago la mayoría de mis fotos cuando viajo y ahí hay una mezcla de planificación y de improvisación: me gusta tener claro qué quiero visitar, pero cuando te dejas llevar por el entorno también puedes encontrar fotos que ni imaginabas.

¿Cuál es tu cuenta preferida de Instagram?

@alice_gao siempre fue una inspiración.

¿Y tu fotógrafo/a de referencia?

Uno de tantos: Josef Hoflehner.

Si tuvieras que fotografiar un Hofmann, ¿en qué entorno lo harías?

En el Mediterráneo.

¿Cómo hacer un buen retrato en verano?

El verano ya está aquí. Comienza el calorcito, disponemos de más horas de luz y con ellas las ganas de pasar tiempo con nuestros seres queridos y hacerles fotos para el recuerdo. Por eso, hoy os traigo una serie consejos que ayudarán a que nuestros retratos saquen la mejor cara de nuestros amigos y familiares.

1. Conoce los formatos de orientación para que jueguen a tu favor

¿Vertical u horizontal? Si alguna vez te has hecho esta pregunta justo antes de tomar la foto, hay un par de pistas en sus definiciones en inglés que pueden ayudarte a decidir. El formato vertical se traduce como portrait (retrato) y suele ser ideal para aquellas fotografías en las que queremos destacar únicamente a nuestro protagonista y no queremos que nada más, ni otras personas ni el lugar, contexto, etc. nos distraigan. Sin embargo, el formato horizontal, en inglés se dice landscape (paisaje) y, aunque su nombre deja bastante claro en qué situaciones es recomendable usarlo, puede jugar a favor de nuestros retratos en aquellas ocasiones en las que queremos contar una historia relacionada con la persona que estamos retratando: si está con amigos, si el lugar es estéticamente atractivo, si los colores del fondo contrastan con el sujeto, etc. Todo lo que sume al retrato nos viene bien.

2.Un fondo que realce nuestros retratos

Como comentábamos en el punto anterior, el fondo, especialmente en retratos horizontales, juega un papel fundamental para contar algo sobre la persona fotografiada y muchos lo pasan por alto. Si por cualquier motivo el entorno de nuestro retrato no resulta especialmente atractivo, intentaremos que, por lo menos, no eche a perder nuestra foto, buscando una alternativa a ese fondo lo más sencilla posible y que de alguna forma, por su color o su textura, nos ayude a resaltar a la persona o, simplemente, a jugar con la profundidad de campo para desenfocar el fondo y que sólo nos fijemos en nuestro amigo/a.

3. Aprovecha las mejores horas de luz del día

La hora a la que decidas hacer tus retratos a plena luz del día va a marcar completamente la diferencia entre unas fotos “normalitas” a unas fotos realmente especiales. Los mejores momentos son los que rodean el momento de la salida y la puesta del sol. Estas dos horas lo sitúan en un ángulo perfecto para iluminar nuestros retratos cuando nos colocamos de espaldas al sol o nos dan la oportunidad de “colar” algún rayo de luz en nuestra composición si lo que buscamos es hacer un contraluz original. Además, en un periodo relativamente corto de tiempo, el cielo irá cambiando de color a tonos rojizos, púrpuras y azulados, así es que si estamos rápidos podemos terminar la sesión con una buena paleta de colores.

4. Busca una mirada natural

Este punto puede llegar a ser complicado, ya que es frecuente que nuestros amigos no estén habituados a posar y se sientan tensos delante de la cámara. En este sentido, hay varias prácticas que pueden ayudar a tomar retratos más relajados:

– Si lo que buscas es una mirada natural, momentos antes de disparar levanta la mirada por encima la cámara para hacer contacto visual directo y tratar así de que se olvide durante un par de segundos de que le estamos haciendo una foto.

– Dirige su mirada fuera de la cámara para que no se ponga nervioso/a  mirando al objetivo. Si estás con algún amigo/a más, dile que se quede cerca de ti y entable conversación con el sujeto de nuestra fotografía. Esta práctica la empleo muchísimo para captar expresiones más naturales y suele funcionar casi siempre.

– Déjale que juegue con lo que tenga en las manos o, simplemente, no interrumpas lo que esté haciendo para tomarle la fotografía y aprovecha esa naturalidad del momento para componer algo que merezca la pena. Además, muchas veces, esas acciones o incluso los objetos que sostienen nos pueden ayudar a expresar mejor de forma indirecta otros rasgos de su personalidad, como sus aficiones, gustos, profesión, etc.

– Busca situarte, en la medida de lo posible, a la altura de los ojos de quien vayas a fotografiar para evitar forzar posturas o expresiones. Esto se aplica especialmente para los pequeños de la casa. La mayoría de las veces ganaremos unos cuantos puntos de naturalidad si nos agachamos a su altura para tomar la foto en lugar de disparar en un ángulo picado.

5. Introduce elementos entre la persona y tu para dotar de profundidad a la
escena

Aunque no siempre es aplicable, en algunas situaciones puede ser interesante ocultarte tras objetos, elementos del entorno e integrarlos en la composición. De esta forma, no sólo obtendremos una sensación de profundidad, sino que además le dará al retrato un punto de vista mucho más subjetivo e interesante.

6. Cuando imprimas tus fotografías, una para ti y otra para ellos

Algo que me he acostumbrado a hacer cada vez que encargo un pack de copias impresas de mis fotografías, es a imprimir una copia duplicada de cada retrato que haya tomado para regalárselo a la persona que aparezca en la foto, no sólo para agradecerle su paciencia posando para mi, sino también para que recuerde aquellos momentos que pasamos juntos, que es, al fin y al cabo, para lo que se inventó la fotografía, ¿no?

BY Adrián Cano 

15 museos para celebrar el Día de los Museos con niños

El Día de los Museos no es un día cualquiera. Es un día en el que, si andamos listos, podremos ver un montón de sitios increíbles sin pagar entrada y, en muchos casos, con actividades especiales, así es que atentos a nuestra recomendación de Museos para ir con niños, porque el día 18 de mayo es ideal para hacer una visita.

El Museo para niños por excelencia en Madrid es el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología (MUNCYT), en Alcobendas: el que era el antiguo CosmoCaixa sigue en marcha con otra gestión y muchas actividades increíbles. La entrada es gratuita y las actividades de pago (3 euros cada una). Actualmetne es el único planetario en funcionamiento en Madrid (el Planetario clásico está cerrado temporalmente por obras): talleres de electricidad, de ciencia, nanoplanetario, planetario para todos los públicos, nanotalleres… Como visita libre, podréis recorrer la planta baja, con zona de exposición y el piso superior, con zonas de experimentación. Para comer hay disponible una zona de pícnic con máquinas de vending (os recomendamos llevar comida de casa, no tendréis psoblema para entrar con ella).

En La Coruña está la otra sede del Museo Nacional de Ciencia y Tecnología similar con las mismas actividades para todos los públicos y específicas para niños. Cuenta con grandes salas diáfanas con elementos tan impresionantes como la parte delantera del Boing 747 que transportó El Guernica de vuelta a España.

El Museo de Arte en Vidrio, en Alcorcón es una maravilla con los talleres que organiza. No dejéis de informaros en su página web porque os encantarán. Son gratuitos y se organizan con reserva previa.

El Museo del Robot, en Madrid, es otro museo maravilloso para visitar con niños con el que podréis profundizar en la evolución de estos “artilugios” y en sus posibilidades de uso. ¡Alucinaréis!

El Museo de Arte Contemporáneo, MUSAC, en León: solo el edificio justifica su visita. Con un exterior súpercolorido y un interior de espacios enormes y diáfanos, sin problemas de accesibilidad, llama poderosamente la atención de los más pequeños. Para completar su programación, cuenta con un calendario de talleres para los más pequeños de lo más divertidos impartidos por expertos en arte.

Podréis viajar al fondo de una mina en el Museo en el que se ha convertido el Antiguo Parque Minero de Almadén, en Ciudad Real. La visita guiada incluye un recorrido por el Centro de Interpretación de la Mina conociendo datos históricos y curiosos del mundo de la minería y continúa por lo que más gustará a los pequeños valientes: el descenso a la mina que se recorre una parte a pie y otra en un tren de vagonetas adaptado para la visita y para transportar personas (no era este su cometido original).

El Museo del Ferrocarril, en Madrid y en Barcelona es una visita obligatoria. Sus trenes históricos y la propia estación son un espectáculo para los sentidos. Si además podéis participar en los talleres para niños en los que construyen trenes AVE con materiales reciclados o profundizan en el funcionamiento de un tren de vapor, los niños se irán encantados. Tened en cuenta que en el de Madrid, el segundo fin de semana de mes se celebra el Mercado de Motores y el tercero la Feria del Juguete Antiguo, otro evento súper recomendable para ir con niños.

El Museo Fallero de Valencia. Además de La Ciudad de las Artes y las Ciencias, en Valencia, que con su gran estructura museística es ideal para ver con niños, también hay en este lugar otro museo de dimensiones más modestas donde podréis ver todos los ninots indultados a lo largo de los años. Salvados de la cremá, con cara de victoriosos, os esperan estas maravillosas esculturas tan típicas de la tierra de la paella.

Para los más golosos, hay varios museos interesantes: El Museo del Chocolate de Barcelona, con recreaciones de escenas hechas completamente en chocolate; el Museo del chocolate de Astorga, con varias salas en las que se reúnen datos históricos sobre el chocolate, elaboración, degustación, cómo ha sido la publicidad de este producto, etc; y en Villa Joiosa, la Fabrica-Museo de Chocolates Valor, con una degustación que os dejará con ganas de quedaros para siempre.

En Olivenza (Badajoz) se encuentra el Museo Papercraft, que cuenta con más de doscientas figuras creadas con papel. Personajes famosos del mundo Disney o de la imaginación de su artista garantizan una visita entretenida y divertida.

El Museo de Títeres Santiago Peralta, en Segovia: un recogido Museo en un edificio histórico (en una de las medievales puertas de la ciudad) donde podréis ver impresionantes títeres con complejos mecanismos que su creador, Santiago Peralta, utilizaba como herramienta didáctica con sus alumnos a principios del siglo pasado.

Museo del Prado, en Madrid: no es un museo “infantil”, pero hay que verlo, aunque sea recorrer un par de salas de vez en cuando. Si estáis en Madrid y tenéis el lujo de tenerlo cerca, ¡llevad a vuestros hijos al menos 3 veces al año! Para los niños hay teatro ocasionalmente, talleres (ambos con reserva y coste extra) y juegos de pistas (gratuitos) que podéis pedir en taquilla. ¿No sabéis lo que es un juego de pistas? Pues os contamos porque es jergar museística y fundamental para sobrevivir a un museo con peques: se trata de juegos que el departamento de educación de los museos lanza para que los niños vayan por el museo buscando detalles, respondiendo preguntas y resolviendo misterios apasionantes.

Y un consejo final: si tenéis la oportunidad, dejad a los niños la cámara (sin flash y en los museos en los que permitan hacer fotos, claro) y pedidles que hagan las fotos de las cosas que más les llamen la atención. ¡Veréis un museo totalmente distinto  a través de sus capturas! Si luego, al volver a casa, podéis sentaros con ellos a elegir unas cuantas fotos para imprimir, el plan será completo. Además, esta semana tenéis oferta especial para la impresión de fotos en Hofmann… ¡Podéis aprovechar!

Sin duda habréis visto alguno que os gusta… Así que… ¡A celebrar el Día de los Museos en un museo! Y no sólo el día 18, ya que en muchas ciudades las actividades se extienden durante todo el fin de semana.

BY Mamá Tiene Un Plan

10 ideas para hacer una portada de Hofmann muy chula

Siempre se ha dicho que le belleza, lo importante de las personas y las cosas, está en el interior. Y no falta razón. Pero, a veces, cuidar el exterior también es importante. Es el caso, por ejemplo, de un momento especial para el que nos gusta ponernos nuestra camiseta preferida –o de la suerte-, o ese increíble regalo que hemos hecho con nuestras manitas y que no vamos a entregar “envuelto” en una bolsa de plástico, ¿no?  Y es que, aunque la esencia está en el interior, los detalles también cuentan.

Los que han demostrado ser detallistas, y con creces, son los seguidores de Hofmann, que nos han sorprendido, una vez más, demostrando el mimo que ponen a sus creaciones, desde el principio hasta el final. Claro ejemplo son las siguientes portadas de álbum (que ellos han compartido con nosotros en el Facebook de Hofmann) que, hemos de reconocer, nos han dejado con la boca abierta. Por su originalidad, por el detalle, por el cuidado que se evidencia en cada paso del proceso… ¡Nos encantan!

Si vas a crear un álbum, deberías echarles un vistazo, porque te pueden inspirar… Y mucho.

Centrarse en el detalle

Ana Romero Azorín

Rafael Muñoz

Paisaje apaisado

Eva Esteban

Macarena Moreno

Una ilustración

Luis Alberto Acebes

Jugar con el diseño

Macarena Moreno

Centrar lo importante en el lomo

Oscar Hernandez Flores

Utilizar un recurso identificativo del destino de tu viaje

Mayte Truque Fernández

Efecto óptico

Rafael Muñoz

Collage de fotos y postales

Sonia Castelló Torà

Minimalistas

Iratxe Elajalde

Iratxe Elajalde

Iratxe Elajalde

Dibujos

Iratxe Elajalde

Iratxe Elajalde

Como has podido ver, las opciones son infinitas, y nos permiten darle a nuestro álbum Hofmann y significado más especial, si cabe. Ya sea con una ilustración creada por uno mismo, un dubujo o la mejor foto de nuestro viaje, el resultado puede ser súper original; jugando, incluso, con las formas y los distintos ángulos del álbum. No dejes de contarnos en los comentarios cuál es tu favorita, y de enviarnos la tuya propia una vez que finalices tu álbum.

Cómo editar fotos con tu móvil paso a paso (Apps)

Hoy en día casi todos llevamos una cámara de ultima generación en nuestro bolsillo. Disparar, dar algunos retoques y compartir la foto perfecta en cuestión de minutos y forma parte de nuestro día a día gracias a nuestros smartphones. Por eso, hoy os planteo una lista de aplicaciones para darle ese toque final que haga brillar vuestras fotos:

Desde que recibes un Hofmann hasta que forma parte de ti

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

1. Sun Surveyor

Muchas veces la diferencia entre una foto y una buena foto la marca la luz con la que se ha tomado. Por eso, mis momentos favoritos del día para tomar buenas fotografías son los aquellos alrededor del amanecer y el atardecer. La famosa hora mágica o “golden hour” dotará a nuestras fotos de unos colores únicos y para ayudarte a saber a qué hora tendrá lugar y en qué dirección deberías poner la mirada Sun Surveyor tiene dos herramientas: una brújula en 3D que nos mostrará las ubicaciones por las que saldrá y se pondrá el sol (y a qué hora) y un mapa en tiempo real para los que compren la versión completa, con el que gracias a la cámara del teléfono, podrás ver exactamente y con tus propios ojos, la trayectoria del Sol en todo momento.

2. Touch Retouch

¿Se te ha colado algún elemento con el que no contabas en la foto?¿Alguna mancha o imperfección en la piel que te gustaría maquillar? No hay problema, simplemente frota el dedo sobre aquello que sobra en la composición y ¡voilà! Touch Retouch se encargará de hacerlo desaparecer.

3. SKRWT

En ocasiones, todo es cuestión de perspectiva. Nos descuidamos inclinando el teléfono, hemos utilizado lentes que han alterado la forma de los objetos o, simplemente, algo en las líneas de la composición no acaba de encajar. Si eres un maniático de la perspectiva y la simetría como yo, tal vez quieras echarle un vistazo a esta App. Equipada con una amplia variedad de herramientas de corrección de perspectiva, ya no hay excusa para que tus fotos no queden rectas y en su sitio.

4. Snapseed

Un clásico, gratuita y no por ello menos completa. Las posibilidades de este todo en uno de Google darían para dedicarle un artículo entero, pero si tuviera que destacar por qué le he reservado un rinconcito en ese “all star” de aplicaciones sería por su herramienta de edición por zonas. Básicamente, esta función nos permite clavar pequeñas chinchetas en las zonas de la fotografía que necesitan retoque, pellizcar sobre ellas para graduar la intensidad con la que vamos a editar y, finalmente, trabajar la iluminación, el contraste y la saturación de la zona seleccionada. ¡Edición al máximo detalle!

5. Hofmann App

Nada de dejar vuestras fotos en el carrete del teléfono. Siempre le digo a mis amigos que, a diferencia de los vídeos, la fotografías pueden ser cuadradas, horizontales o verticales ¡porque se inventaron para imprimirse! Así que os invito a encargar vuestras fotos sin salir de vuestro teléfono desde esta App. Si después de probar las apps de edición que os he recomendado notáis que vuestras fotos cobran vida, cuando las tengáis en vuestras manos en forma SmartDeco será como si la foto os hablara. Así que ya sabéis: haced fotos y ¡compartidlas!

BY Adrián Cano

Cómo hacer un álbum Hofmann con tus recetas preferidas (Vídeo)

Un álbum Hofmann no tiene por qué limitarse a reflejar momentos puntuales y de gran relevancia; la fotografía está tan al alcance de la mano (en el propio teléfono móvil), que cualquier momento cotidiano puede convertirse en algo especial y que podamos guardar para siempre. El tiempo de hacer un álbum o revelar fotos solamente de los grandes acontecimientos –un viaje, una boda, un cumpleaños…- pasó, ¿por qué limitarse sólo a eso cuando la vida está llena de instantes para recordar? Además, las utilidades de un álbum pueden ser infinitas, sino mira el siguiente vídeo y, ¡sigue leyendo!

Si tu fuerte no es la memoria, seguro que has sacado algunas ideas del vídeo anterior. En él, la autora del blog de gastronomía infantil Recetín nos propone crear un álbum para recopilar nuestras recetas preferidas. Esos platos que hemos improvisado y que nos han quedado genial, la receta que te dio un amigo y que tienes apuntada en una servilleta arrugada, o esa libreta donde anotas cada paso para hacer el plato estrella de tu madre… ¿No sería genial tenerlo todo recopilado en un mismo lugar?

LibroVerticalBTS01

El proceso, como has podido ver, es muy sencillo; se trata de crear un álbum Hofmann seleccionando las fotos de tus platos (entra en este enlace para dominar la técnica fotográfica foodie) y añadiendo el texto explicativo de cada paso. Puedes utilizar el formato de álbum que más te guste; incluso si eres novato/a en la cocina y has empezado por las creaciones más sencillas, un smartalbum puede ser perfecto para ti (¡y lo puedes hacer directamente desde tu móvil!).