Entradas

Cómo editar fotos con tu móvil paso a paso (Apps)

Hoy en día casi todos llevamos una cámara de ultima generación en nuestro bolsillo. Disparar, dar algunos retoques y compartir la foto perfecta en cuestión de minutos y forma parte de nuestro día a día gracias a nuestros smartphones. Por eso, hoy os planteo una lista de aplicaciones para darle ese toque final que haga brillar vuestras fotos:

Desde que recibes un Hofmann hasta que forma parte de ti

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

1. Sun Surveyor

Muchas veces la diferencia entre una foto y una buena foto la marca la luz con la que se ha tomado. Por eso, mis momentos favoritos del día para tomar buenas fotografías son los aquellos alrededor del amanecer y el atardecer. La famosa hora mágica o “golden hour” dotará a nuestras fotos de unos colores únicos y para ayudarte a saber a qué hora tendrá lugar y en qué dirección deberías poner la mirada Sun Surveyor tiene dos herramientas: una brújula en 3D que nos mostrará las ubicaciones por las que saldrá y se pondrá el sol (y a qué hora) y un mapa en tiempo real para los que compren la versión completa, con el que gracias a la cámara del teléfono, podrás ver exactamente y con tus propios ojos, la trayectoria del Sol en todo momento.

2. Touch Retouch

¿Se te ha colado algún elemento con el que no contabas en la foto?¿Alguna mancha o imperfección en la piel que te gustaría maquillar? No hay problema, simplemente frota el dedo sobre aquello que sobra en la composición y ¡voilà! Touch Retouch se encargará de hacerlo desaparecer.

3. SKRWT

En ocasiones, todo es cuestión de perspectiva. Nos descuidamos inclinando el teléfono, hemos utilizado lentes que han alterado la forma de los objetos o, simplemente, algo en las líneas de la composición no acaba de encajar. Si eres un maniático de la perspectiva y la simetría como yo, tal vez quieras echarle un vistazo a esta App. Equipada con una amplia variedad de herramientas de corrección de perspectiva, ya no hay excusa para que tus fotos no queden rectas y en su sitio.

4. Snapseed

Un clásico, gratuita y no por ello menos completa. Las posibilidades de este todo en uno de Google darían para dedicarle un artículo entero, pero si tuviera que destacar por qué le he reservado un rinconcito en ese “all star” de aplicaciones sería por su herramienta de edición por zonas. Básicamente, esta función nos permite clavar pequeñas chinchetas en las zonas de la fotografía que necesitan retoque, pellizcar sobre ellas para graduar la intensidad con la que vamos a editar y, finalmente, trabajar la iluminación, el contraste y la saturación de la zona seleccionada. ¡Edición al máximo detalle!

5. Hofmann App

Nada de dejar vuestras fotos en el carrete del teléfono. Siempre le digo a mis amigos que, a diferencia de los vídeos, la fotografías pueden ser cuadradas, horizontales o verticales ¡porque se inventaron para imprimirse! Así que os invito a encargar vuestras fotos sin salir de vuestro teléfono desde esta App. Si después de probar las apps de edición que os he recomendado notáis que vuestras fotos cobran vida, cuando las tengáis en vuestras manos en forma SmartDeco será como si la foto os hablara. Así que ya sabéis: haced fotos y ¡compartidlas!

BY Adrián Cano

6 cuentas DIY que no puedes dejar de seguir

En un mundo en el que las nuevas tecnologías dominan, prácticamente, nuestras vidas, parece que la esencia de las cosas, lo táctil y lo artesanal empiezan a tener cada vez más empuje. ¿Será que queremos tocar, sentir y mirar aquello que más nos gusta y no necesariamente a través de una pantalla? Pasar las páginas de un libro, ver tus fotos en un álbum o recibir un regalo hecho a mano está de moda; precisamente porque desde hace un tiempo muchos nos estamos olvidando de hacerlo. Por eso, las cuentas en redes sociales y los blogs DIY (Do It Yourself/ hazlo tú mismo) están cada vez más en auge. En Hofmann somos muy fans, por eso hemos recopilado algunas de nuestras preferidas que te pueden servir a ti también de inspiración. ATENCIÓN: este post es sólo recomendado para manitas y/o curiosos.

 1. Nifty by Buzzfeed

Si hay una web (en todos sus idiomas y todas sus redes sociales) que domina lo viral, esa es Buzzfeed; pero a nosotros nos encanta una de sus cuentas satélite sólo apta para manitas: Nifty. Sus vídeos DIY son una fuente inagotable de ideas e inspiración; son rápidos, aparentemente sencillos y, en muchos casos, también divertidos. Su página de Facebook está repleta de trucos de todo tipo que te dejarán con la boca abierta; algunos de ellos para decorar, por ejemplo, con fotos reveladas o estilo retro.

2. La Chimenea de Las Hadas

Otro de los blogs que no te puedes perder, y que además es made in Spain, es el de La Chimenea de las Hadas, que no sólo nos contó cómo envolver los regalos más bonitos en Navidad con sencillos materiales, sino que sorprende en cada uno de sus post con originales ideas y diseños. En su sección DIY podrás encontrar desde elementos decorativos para el hogar hasta juguetes hechos a mano para los más peques, explicados paso a paso mediante fotografías con un estilo inconfundible que transmiten claridad y paz.

como_envolver_regalos_reyes_01

3 y 4. Psimadethis y su “versión” española

No hay ranking DIY en el que este blog no aparezca. Con sencillos montajes fotográficos esta blogger nos enseña a elaborar desde elementos decorativos para el hogar, hasta complementos de ropa, pasando por divertidas recetas de cocina y disfraces súper originales. El equivalente en versión española sería diy.2ndfunniestthing.com, ¡no te pierdas sus tutoriales!

patron-oso-trapo-solidario-refugiados

Uno de los trabajos de diy.2ndfunniestthing.com

5. Printerest

La que sin duda es la mejor fuente de ideas –del tipo que sea- es Pinterest. Utilizando filtros como #DIY, #manualidades o #fotografía encontrarás miles de ideas que seguro no se te habían pasado por la cabeza, cada cual más original que la anterior. Te lo advertimos, si eres fans de las manualidades, podrás pasar horas navegando por esta red social.

6. Tasty

Por último, aunque las cuentas de comida y recetas merecen un post propio para extenderse con ellas –todo se andará, no pierdas de vista este blog-, no podíamos dejar pasar la oportunidad de citar a la web que domina este campo: Tasty (Bien Tasty en español), también de Buzzfeed. Seguro que ya te has topado con alguno de sus vídeos en las redes sociales, y es que sus recetas, resumidas en menos de un minuto, son, en apariencia, súper sencillas y al alcance de cualquiera. ¿Para qué ir a un restaurante si podemos hacer estos manjares en casa? Y si no eres muy amante de los fogones, dale una oportunidad, puede que Tasty te haga cambiar de idea.

Propósitos de año nuevo… ¡Mejor por escrito!

Todos los años, en estas fechas, empiezo a repasar mentalmente el año recién terminado, las cosas que me gustaron y las que no, las cosas que se podrían mejorar… y vuelvo a imaginar cómo sería mi vida con unas pequeñas mejoras, nada loco, siempre realista, mis propósitos de año nuevo para los próximos 12 meses.

Sorprendentemente, muchos de esos propósitos se repiten año tras año porque, ¡sorpresa! No es fácil conseguir algunas cosas por sencillas que parezcan.

img_20170104_151757

Este año, para que sea más fácil, voy a focalizar un propósito para cada mes y así, cada mes tendré un objetivo claro. Además he hecho un calendario personalizado de Hofmann con fotos familiares que estoy segura de que me ayudará a tener más presentes estos objetivos ya que la mayoría de mis propósitos están ligados a ellos. Por cierto: geniales las mil y una opciones de diseño de los calendarios: días completos con el número a un lado o en todo el espacio, un montón de fondos para elegir, fotos grandes o pequeñas, montajes, ¡puedes elegir incluso el tipo de letra y el tamaño!

  • Enero: Disfrutar más de mi familia y hacerlo al 100%. Se acabó el estar con los niños mirando de reojo los mails que llegan a la bandeja de entrada. Se acabó aprovechar que vienen los abuelos de visita para planchar “y quitarme un par de lavadoras”. Voy a disfrutar de ellos, de todos, con los 5 sentidos.                                                                                               img_20170104_151844
  • Febrero: Jugar más. Hay una canción de la obra “La niña que vivía en una caja de zapatos”, música compuesta por Antoni Tolmos (súper recomendable, obra y banda sonora) que dice algo así como “Aprovecha y juega más, de mayor te olvidarás”. Un día, escuchando esta canción, mi hija me dijo: “Es verdad mamá, los mayores no jugáis”. Le expliqué que el trabajo es el juego de los adultos, pero hasta yo me quedé con la duda de si lo era todo el tiempo así es que… a partir de febrero: voy a jugar con ellos mucho, mucho más.
  • Marzo: Dejar claro a los míos quién es la prioridad. Voy a empezar a agacharme para mirar a los peques a la cara cuando les hable, a preparar alguna sorpresa de vez en cuando, voy a conseguir que los niños se vistan solos dándoles más tiempo para hacerlo (con las prisas, siempre acabo vistiéndoles yo como una autómata y ellos se dejan cual muñequitos)… Hace unos días había una carrera en el cole. Los peques de la edad de mi hija daban dos vueltas al colegio. Yo llegué corriendo a la segunda. Feliz de verme, mi hija me dijo: “Mamá, no me has visto correr”. Era cierto. En la segunda vuelta ya iba andando de puro cansancio. Cuando corría era en la primera. Me lo perdí.
  • Abril: Ser puntual. Al hilo de lo anterior, voy a proponerme de verdad y con todas mis fuerzas ser más puntual, lo que implica, por fin lo he asumido, que habrá que dejar cosas de hacer porque no se puede llegar a todo. Este es mi gran propósito desde hace varios años. Es mi “dejar de fumar”. ¿Lo lograré?
  • Mayo: Relacionado con lo anterior, me propongo establecer prioridades. Separar las cosas entre prioritarias, urgentes, importantes y actuar en consecuencia. Sin remordimientos. Lo primero es lo primero.
  • Junio: Descargar y ordenar fotos y videos y hacer copias a los abuelos. Me vendrá bien para preparar las memorias de cara a las actuaciones de fin de curso, para que no llegue el momento y que en la videocámara salte un bonito “memoria llena” en plena canción. ¡Horror!                   img_20170104_151820
  • Julio: Sacar la cámara “buena” para hacer fotos chulas de verdad. Que el móvil es muy práctico, pero el resultado no siempre es el mejor y a todos nos gusta tener fotos chulas, ¿no?
  • Agosto: enseñar a mis hijos a nadar como yo aprendí … ¡en el mar! Sin las prisas, el olor a cloro y el calor de una piscina cubierta que, desde mi punto de vista, le quita toda la gracia.
  • Septiembre: Dejar de culpar a la falta de tiempo de todos mis males. No voy a multiplicar las horas de los días (ni la energía de los seres humanos) mágicamente, así que… habrá que organizarse de otra forma (y reforzar los propósitos de abril y mayo). Septiembre es un gran mes para hacer esto con la vuelta al cole, ¿no os parece?                        img_20170104_151827
  • Octubre: Viajar más. Incorporar las escapadas de fin de semana, especialmente de carácter rural, a la rutina, simplificando la maleta y los preparativos para, simplemente, salir y disfrutar. Total, un fin de semana se queda en un día y medio. No hace falta casi nada, solo ganas de ver cosas nuevas. España tiene tanto por explorar… no quiero seguir perdiéndomelo. Sin descartar, por supuesto, salidas internacionales 😉
  • Noviembre: Tener un detalle con los abuelos de vez en cuando. Son pieza clave, fundamental, importantísima. Son los que dan sin pedir nada, sin recibir nada más que besos mocosos… Y se merecen más atención. Compartir momentos de ocio con los niños (no solo cuidado cuando los papás no llegan a recogerlos, por ejemplo). Se merecen más protagonismo y se lo voy a dar.
  • Diciembre: aprender a hacer sopa de almendra. Jamás la he comido por Nochebuena y la pasada me pilló el toro. Este año, a preparase para algo más tradicional desde primeros de mes 😉

BY Mamá Tiene un Plan

El día de Reyes sorprende con juegos y regalos DIY

Aunque a veces de la sensación de que la tradición de los Reyes Magos se va perdiendo poco a poco, lo cierto es que en España sigue estando muy arraigada. Pero para que el señor gordito de rojo no quite protagonismo a sus tres Majestades de Oriente, no está de más hacer del día de Reyes un momento especial e inolvidable. Por eso, os proponemos varias ideas para que la tarde del 5 o la mañana del 6 sea el broche de oro de una Navidad para recordar.

Bye nombres, hello foto retro

En lugar de poner una etiqueta con el nombre en cada regalo, podemos optar por pegar sobre el envoltorio una foto del destinatario. Puede ser una forma diferente de dar los regalos que encantará a más de uno: sobre todo para los más chiquitines de la casa, que todavía no saben leer, pero sí que pueden identificar una imagen suya. ¡Ver su cara cuando reconzca su regalo no tendrá desperdicio! Otra opción es que el benjamín de la casa sea quién reparta, a modo de juego, los regalos del resto de la familia. Las fotos retro pueden ser también una opción para decorar y tener, además, un detalle con los más mayores, como nos proponía Nacho Uve.
retroestandar02-tipo2

No sin mi chocolate caliente

El día de Reyes el roscón es imprescindible, pero también que esté acompañado por un café, o mejor aún, un chocolate calentito. Si, por ejemplo, recibes al resto de tu familia en casa, una taza personalizada para cada uno en la mesa no sólo es un gran regalo, sino que es un bonito detalle que hará ese desayuno todavía más especial.

tazapersonalizada02

Regalo Invisible

Si quieres darle un poco más de emoción a la entrega de regalos, hay un modo divertido de hacerlo, pero sólo para los que tengan un tamaño bastante pequeño. En muchos casos, es habitual regalar dinero, pero si lo metes en un sobre la emoción del momento se pierde; por eso, para este caso (o para una pequeña joya, unas entradas para un espectáculo o un vale regalo, por ejemplo), puedes meterlo dentro de un globo que, o bien puedes atar con una cuerdecita a la taza del desayuno, o meter en una caja con un bonito envoltorio. En el primer caso tienes que tener algo de paciencia, pues la gracia es que tus invitados descubran el regalo en el globo por sí solos y, cuanto más tarde mejor (seguro que piensan que te has olvidado de ellos). En el segundo… ¡Seguro que su primera expresión al ver un “globo” como regalo no tiene desperdicio!

globos

¿Quién es mi amigo invisible?

Muchas familias, sobre todo las más numerosas, hacen el amigo invisible para hacer un solo regalo algo más grade en lugar de muchos pequeños. Pero para que este juego, ya de por si divertido (quién no ha vivido esas auténticas investigaciones policiales por parte de algún familiar para descubrir quién regala a quién), lo sea aún más os proponemos una mecánica diferente: tiene que haber un maestro de de ceremonia (que sepa quién regala a quién) que, aunque no participe, seguro que lo pasa en grande viendo cómo lo hacen los demás. Cada regalo tendrá un nombre –o una foto-, y el afortunado tiene que adivinar quién se lo ha regalado con un Quién es Quién personalizado de la familia. Puedes elaborar uno o modificar el juego con pequeñas fotos carnet de cada participante.

sans-titre

 

¡Que no de pena quitar el árbol!

Poner el árbol de Navidad es un gran acontecimiento, sobre todo cuando hay niños en casa. Pero quitarlo… eso ya es otra historia. En algunos hogares sigue estando presente semanas después; en otros se quita el día 6 o 7 sin ceremonia alguna. Pero para que quitar el árbol sea tan divertido como ponerlo y que los reyes de la casa pasen un momento divertido y no triste, os proponemos hacerlo a modo de juego:

Hay que dividir a los niños por grupos, dependiendo de cuántos sean; y los adornos del árbol por tipos (dependiendo de cuáles tengas: bolas, estrellas, etc.). Cada equipo tendrá una caja y, por carrera de relevos, tendrá que ser el más rápido en desmantelar el árbol de sus adornos. El ganador será el encargado de quitar el adorno principal y guardarlo en su caja hasta el próximo año. En las reglas del juego debe quedar claro que no vale romper los adornos, ni pelearse por ellos.

Amigos, recuerdos y regalos de Navidad… en forma de foto

¡Descubrid los regalos de Navidad que teníamos preparados para nuestros amigos este año! 

Las luces, los escaparates, las calles del centro llenas de gente… Una de las cosas que más nos gusta de la Navidad es que por una vez en todo el año nos obligamos a pasar tiempo con la gente que queremos. Todos hacemos hueco en nuestras apretadas agendas para poder juntarnos un día y disfrutar contándonos cómo nos ha ido el año. Da igual que nos veamos a menudo o llevemos meses sin tener un encuentro.

Este año nosotros hemos tomado la iniciativa y hemos pensado en hacer una cena con nuestros amigos y… ¡Prepararles una pequeña sorpresa! Buscando entre nuestras fotos, hemos seleccionado algunas con los momentos únicos que hemos pasado con ellos durante todos estos años. Una vez que las teníamos seleccionadas las imprimimos online a través de la página web de Hofmann, para esta ocasión hemos elegido el revelado retro.

Cuando nuestros amigos han llegado a casa, ya teníamos todas las fotos colgadas en la pared. Ha sido un rato muy divertido el que hemos pasado revisándolas y riéndonos, acordándonos de las anécdotas que hay detrás de cada instantánea. Cada uno ha elegido la que más le gusta y se las hemos regalado para que se las lleven a casa. Así siempre tendrán el recuerdo, además de ser un elemento decorativo muy original.

Processed with VSCO with 4 preset

Por supuesto, durante la comida nos hemos hecho muchas fotos, ¿quién sabe? Quizás convirtamos esto en una tradición…

BY @nachouve

3 formas de envolver regalos de Navidad muy originales

Recibir un regalo es siempre una alegría pero si, además del interior, cuidamos el envoltorio tanto como el mimo que utilizamos para escoger el detalle más acorde a la persona que regalamos, el resultado será de diez. Estas tres formas de envolver regalos reflejan lo importante de los detalles.

Lo importante de los detalles

Un regalo es algo siempre bien recibido, y hoy os voy a enseñar algunas ideas para elegir regalos únicos y llenos de emoción y, además, algunas bonitas maneras de envolverlos.

El primero de los regalos que te enseño es una taza para tus desayunos preferidos con una bonita foto de la persona elegida. Es un tierno y bonito detalle y, en este caso, lo he envuelto con un sencillo papel de periódico, una cinta de terciopelo y elementos que encontramos en la naturaleza.

como_envolver_regalos_reyes_15

como_envolver_regalos_reyes_18como_envolver_regalos_reyes_21

 

 

 

 

 

 

 

El seguno regalo es un cuadro de porex pan. Una bonita foto de unos recién casados fue mi regalo para estas navidades. El envoltorio está hecho con papel kraft , cuerda navideña blanca y roja y elementos naturales. Otro detalle que me gusta añadir son fotos tipo polaroid con una pincita que revelan para quien o de parte de quien es el regalo.

como_envolver_regalos_reyes_03como_envolver_regalos_reyes_07como_envolver_regalos_reyes_09como_envolver_regalos_reyes_08

 

 

 

 

 

 

 

Por último siempre es un acierto un marco bonito y ya preparado con una bonita foto que traiga buenos recuerdos a sus dueños. En este caso hemos utilizado tela para envolver con estampado de tartán y una lazo rojo. También he utilizado la foto polaroid y algunos elementos naturales que encontramos en nuestros paseos por el campo o parques cercanos.

como_envolver_regalos_reyes_10como_envolver_regalos_reyes_12

Regalar fotos siempre es un bonito recuerdo que, año tras año, incluyo para hacer mis regalos. Es un detalle muy personal y entrañable que siempre emociona a quien lo recibe.

BY @lachimeneadelashadas

Calendarios de Adviento DIY para los peques de la casa

Desde que los niños descubren qué es la Navidad y todo lo bueno y bonito que trae consigo (y no me refiero sólo a los regalos), la pregunta es constante: “mamá, ¿cuánto falta para Navidad?”. Y la respuesta la tienen los calendarios de Adviento. ¡Empieza la cuenta atrás!

Dado que eso de contar días es algo abstracto y complicado para los más pequeños, hace ya tiempo que busqué un recurso (como todas las madres y los padres) que me viene de maravilla: los calendarios. Ahora los días tienen un sentido completo y redondo y agrupan todo lo que va desde tachar un día hasta tachar el siguiente. Les resulta más fácil comprender qué significa realmente el tiempo y para nosotros, los padres, es más sencillo explicarles, por ejemplo, cuándo llega el próximo fin de semana o el cumple de un amigo.

Además, tachar el día que acaba de terminar en el calendario se convierte en parte de la rutina diaria y sirve como excusa perfecta para que la tarea de “irse a la cama” sea más llevadera. Ya no me encuentro con una negativa cuando digo aquello de “vamos a prepararnos para ir a la cama”. Ahora el reclamo es: “vamos a tachar el día en el calendario”. Y los niños van felices, aunque a esto le sigan las mil y una tareas previas a acostarse: pijamas, cepillado de dientes, etc.

Con la Navidad ya cerca no he podido resistirme y este año sí he preparado un calendario de Adviento. Bueno, en realidad he preparado dos. Uno más clásico con la chocolatina como “premio” (en casa somos muy chocolateros así que era inevitable) y otro que nos sirve como excusa para soñar e inventar historias…

Si tenéis tiempo, no podréis resistiros al primero; pero si vais más apurados, no perdáis detalle a la segunda propuesta porque es rápida, sencilla y no hace falta ser muy manitas para lograr un resultado genial.

Abriendo caramelos

Para hacer este calendario necesitas: 7 folios blancos o de colores, celo, un rotulador, papel para envolver (nosotros hemos optado por papel pinocho de color rojo), una cinta o hilo, tijeras infantiles y una percha. Y 24 chocolatinas (multiplicadas por el número de hijos que tengáis).

img_20161113_185606

El espíritu de este calendario de Adviento estaba claro: en primer lugar queríamos compartir los preparativos, hacerlo en familia y reservarnos un momento de juego entorno al paso de cada día. Así, optamos por hacer una especie de búsqueda del tesoro que mamá o papá tendrán que preparar antes de que los niños lleguen del cole (algo sencillo, que no nos lleve más de dos minutos).

Cada día, los niños abrirán un caramelo (el que figure con el número del día) y encontrarán un mensaje donde se dice el lugar en el que está escondido el chocolate. Para que todo funcione bien, lo primero que hicimos fue un listado con el lugar donde queríamos esconder las chocolatinas. Por turnos, cada uno decidió sus mejores escondites y mamá lo fue escribiendo en un cuarto de hoja que habíamos partido previamente y que ahora está pegada a la pared frente al ordenador.

img_20161113_175844

Los folios los partimos doblando muy bien cada uno en cuatro partes y apretando bien con la uña sobre los dobleces para que después se rasgara fácilmente sin utilizar tijeras. En total, necesitamos 24 cuartos de folio.

Después enrollamos los trocitos como si fuera un pergamino sujetándolo con un trocito de celo y lo envolvimos en el papel pinocho que se dobla muy fácilmente. Sobre cada caramelo, pegamos el número del día haciendo un anillo con celo y atamos una cuerdecita. En un extremo, el caramelo, en otro, una percha.

img_20161113_192502

No mantuvimos ningún orden en el largo de la cinta para que cada día caiga como toque. Los niños decidieron cómo de largos debían ser los cordones, lo que lo hizo aún más divertido. El resultado es bastante simpático. Desordenado, pero simpático. No diré que es lo más elegante del mundo, pero desde luego lo pasamos genial haciéndolo y sé que lo pasaremos igual de bien buscando los tesoros que nos esperan.

img_20161116_103053

Creamos cuentos

Buscando una alternativa más rápida y sencilla, dejando de lado el chocolate y aprovechando la creatividad de los niños, nos decidimos por investigar un calendario que fuera más rápido de hacer y del que, además, nos quede un recuerdo material. Le dimos muchas vueltas y pensamos en que cada día nos diera, no chocolate, sino una historia. Hace ya tiempo que teníamos echado el ojo al revelado retro de Hofmann y ahora, además, lo puedes conseguir con todo lo que necesitas para hacer un calendario: 24 fotos, un cordón muy chulo, washi tape y hasta pincitas para colgar las fotos. Sólo hace falta añadir 24 sobres del color que más os guste (el pedido viene con un sobre de cartón que se cierra con un imán chulísimo para guardar todas las fotos, así es que podréis guardarlas ahí e incluso regalarlas pasado el día 24). Resumiendo, casi todos los materiales incluidos para hacer un calendario de Adviento sencillo. Pegando el cordón a la pared con la washi tape del kit y colgando las 24 fotos numeradas con el día del mes, no tardamos más de 5 minutos en tenerlo listo para comenzar el countdown hasta el 25 de diciembre.

mama-tiene-un-plan

El primer paso es buscar las fotos y poner en cada una un mensaje que pueda convertirse en el espíritu de una historia. En el diseño de fotos retro hay un espacio de texto que podéis rellenar con la frase que queráis, así que es sencillísimo porque ya recibes todo en casa listo para colocar. El resto, ¡sencillísimo y el resultado, muy vistoso!

El precio de las 24 fotos no llega a 18 euros y sólo tardaréis unos minutos en dejarlo listo. ¡Y el toque retro es genial! En nuestro caso, las fotos se convertirán en un regalo que vamos a utilizar para seguir creando historias.

¿Os animáis con estos calendarios navideños?

BY Mamá tiene un plan

5 Apps para transformar tus fotos en cuadros… ¡de Andy Warhol!

¿Cansado de los mismos filtros de siempre? Hoy te damos algunas claves para hacer de tus fotos algo único y original. El resultado es perfecto para decorar tu casa o para hacer un regalo. ¡Toma nota de las siguientes Apps!

La mayor parte de las fotos que hacemos hoy en día son con el teléfono móvil. Todas las redes sociales tienen sus correspondientes filtros para mejorar la imagen, y todos los dispositivos cuentan con herramientas –más o menos básicas dependiendo del modelo- para embellecer nuestras fotos. A esto se suman algunas aplicaciones que aportan más opciones para los grandes amantes de la fotografía o para aquéllos que también las imprimen. Ya te contamos en Hofmann cuáles son las más chulas para editar, pero ahora vamos un paso más allá y te presentamos algunas de las mejores Apps para hacer de tus fotos auténticas obras de arte. El resultado es muy original, sobre todo si no quieres que tus instantáneas se queden toda la vida en la galería de tu teléfono.

PRISMA

Fue una de las Apps de moda este verano y, aunque el furor que causó se ha calmado un poco, sigue siendo una de nuestras preferidas para dar a las fotos ese toque original. Disponible para Android y Apple, puede hacer “obras de arte” como la que te mostramos a continuación. Este es sólo un ejemplo, los filtros y opciones son infinitos y es muy sencilla de utilizar.

Prisma

BEFUNKY

Si eres de los que no tiene muchas aplicaciones en el móvil y prefiere sentarse tranquilamente frente al ordenador para editar las fotos, esta App te puede interesar porque, además de la versión móvil, tiene la opción web. Una de las ventajas de Befunky es que con ella puedes tratar la foto, hacer montajes y luego “cartoonizarla” en su apartado Foto Arte. Eso sí, requiere de algo más de tiempo que algunas Apps para móvil y, aunque el resultado es genial, los filtros NO son gratuitos…

Befunky

POPART

Se trata de una aplicación para transformar tus fotos en auténticos cuadros de Andy Warhol que posee una de las mejores valoraciones en su versión para Android. Por su parte, la Apple Store está llena de otras opciones como The Warhol: D.I.Y. POP o Pop Art Lite, prácticamente iguales a la anterior y también gratuitas.

Con PopArt puedes editar retratos:

Popart

Y también existe la opción collage:

Popart-Collage

SNAPSEED

Su utilización es algo más complicada, pero los resultados pueden ser espectaculares dependiendo de la paciencia y la maña que tengas. Con esta App no sólo podrás mejorar y editar tu fotos, si no que, a base de prueba y error – y de exagerar en la utilización de los filtros-, puedes obtener cuadros tan originales como este:

Snapseed

VSCO

Con esta aplicación sucede algo parecido a la anterior, que las opciones son muchas y te llevará un rato dar con la imagen que buscas. Su peculiaridad es, además, que funciona a la vez como App de edición y como red social, donde poder compartir tus fotos y tomar ideas de otros usuarios. Las dos últimas herramientas, disponibles para Apple y Andorid, son completamente gratuitas.

Processed with VSCO with g3 preset

¿De verdad vas a dejar tus obras de arte olvidadas en el teléfono móvil? 

En Hofmann te damos algunas ideas para darle uso a tus fotos “cartoonizadas”, ya sea para tu uso personal o para hacer un especial regalo:

  • Foto de perfil: los resultados que obtendrás con algunas de Apps serán dignos de compartir en las redes sociales, incluso en la foto de perfil.
  • Foto de portada: hacer un álbum de fotos sólo con este tipo de imágenes puede no tener mucho sentido, pero, ¿y si la utilizamos como foto de portada del mismo?
  • Decoración: ya sea para tu propia casa o para regalar a alguien, hacer un montaje de una foto chula y plasmarlo en un lienzo o un cojín, por ejemplo, es un regalo original y único. ¿Y poner tu foto en una taza para que esa persona tan especial desayune cada día contigo?
  • Si lo que quieres es demostrar a todo el mundo que estás a la última, y que lo importante no es sólo el uso que das a tus fotos si no también con qué las haces, una carcasa con una de tus mejores creaciones pop art será la forma de probar que sigues las tendencias. Si eres de los que no puede esperar ni un minuto para hacerse con todas las novedades, tranquilo, las carcasas personalizadas del mismísimo iPhone 7 ya están disponibles en Hofmann.

Cómo ves, las opciones son muchas –seguro que echando a volar la imaginación se te ocurre alguna más-. Además, la Navidad está a la vuelta de la esquina, y hay que ir empezando a pensar en los regalos… ¿Cuál de estas opciones elegirías para tus fotos al más puro estilo Andy Warhol?

En Halloween, nos vamos de fiesta

Galletas, decoración y mucha diversión para una de las fiestas más esperadas del año.

Poco a poco Halloween va ganando terreno y ya es casi imposible escapar de ver a los niños disfrazados por la calle con sus cestitas de calabaza pidiendo su “truco o trato”.

La verdad es que toda excusa es buena si se trata de celebrar. Personalmente, además del disfraz, del paseo y del intercambio de chuches, me gusta que la fiesta también se viva en casa. Es una forma divertida de celebrar el otoño, el cambio de estación, el fin del calor… Por eso, utilizando Halloween como excusa, estamos empezando a convertir en tradición organizar una fiesta un poco especial que queda en el recuerdo de toda la familia: una fiesta en casa.

Empezamos con una merienda temática. Para esto, preparamos galletas de fondant con motivos típicos de Halloween: fantasmas, calabazas, murciélagos, etc. A los niños les encanta colaborar en la elaboración de las galletas. Solemos hacerlas de mantequilla; dan mucho juego a la hora de amasar con los peques y las decoramos con fondant utilizando moldes con motivos de Halloween.

Galletas de Halloween

Esta es la receta que utilizamos, aunque podéis encontrar muchas en Internet específicas para vuestro robot de cocina:

375 gr de harina de repostería · Media cucharadita de sal · 225 gr de manquilla sin sal (dejadla a temperatura ambiente) · 200 gr de azúcar · 1 huevo grande · 1 cucharadita de esencia de vainilla · Fondant de colores (blanco y naranja son nuestros favoritos. El negro se trabaja peor) · Colorante alimentario · Un poco de agua.

Elaboración: 

Tamizar la harina con la sal. En un recipiente grande, poner en trozos la mantequilla con el azúcar y batir con batidora de 3 a 5 minutos para conseguir una mezcla esponjosa. Añadir entonces la esencia de vainilla y el huevo y seguir batiendo. Una vez incorporados estos ingredientes a la masa, ir añadiendo la harina poco a poco sin dejar de batir.

Pasar la mezcla a una superficie lisa y amasar ligeramente hasta formar una masa homogénea y sin grumos. Dividir en dos, envolver en papel film y dejar enfriar en la nevera al menos una hora y media.

Con el horno ya precalentándose a 180 grados, estirar la masa sobre una superficie lisa con un poco de harina (os recomendamos un grosor de 5-6 milímetros). Cortar las galletas con los cortadores de Halloween y colocarlas en una bandeja. Hornear durante 10 minutos y dejar enfriar.

Para el fondant, tomad porciones de la masa y añadir el colorante hasta conseguir el tono deseado. Alisad la masa de fondant utilizando maicena si resulta demasiado pegajosa. No debería ser de más de 2 mm de grosor para que el sabor no acapare demasiado protagonismo. Cortad los motivos con el mismo molde. Poned la decoración sobre la galleta pintándola antes con un poco de agua para que quede bien pegado el fondant.

Y lo más difícil: intentad que las galletas lleguen a la mesa. Estad preparados porque la tentación no es fácil de vencer.

Decorar la mesa con motivos de Halloween también es muy chulo, así que no perdáis ocasión de hacer alguna manualidad. Los servilleteros o los candelabros son una buena opción para adornar de Halloween. Basta con que hagáis diseños con gomaeva y los peguéis con cola.

Como plus a la decoración de la mesa, este año hemos pensado en utilizar tazas personalizadas con las fotos de la fiesta del año pasado. Desde la página de Hofmann se pueden diseñar y encargar las tazas de una forma muy sencilla y, además, es un regalo estupendo. Así, mientras festejamos este Halloween, recordaremos el anterior, como en un divertido déjà vu.

© @mamatieneunplan

© @mamatieneunplan

Otra de las cosas que hacemos es pintarnos la cara. Es una parte fundamental de cualquier disfraz que, a veces, se pasa por alto pero sin la cual nada tiene sentido, por mucho traje chulo que os pongáis. Para eso, os recomendamos echar un vistazo en Internet (a menos que ya seáis expertos, claro). Hay tutoriales muy interesantes. Y, sobre todo, contad con una buena pintura de cara, que se pueda limpiar bien. No hay nada peor para un fin de fiesta que un niño (¡o adulto!) con restos de pintura.

© @mamatieneunplan

© @mamatieneunplan

Los juegos “de miedo” tampoco pueden faltar. Os recomendamos los juegos en la oscuridad: el escondite, la gallinita ciega (sin pañuelo, a oscuras no hace falta) o pasarse un globo fluorescente colocándose en círculo (no hay necesidad de seguir un orden, ¡ahí está la gracia!)… Todos harán que los niños lo pasen bomba, y nos ayudan a todos a salir un poco de la rutina. Eso sí, cuidado con que el juego no se vaya de las manos, porque sin luz cualquier esquina es peligrosa. Intentad que la habitación en la que juguéis no tenga muchos rincones potencialmente peligrosos y advertid a los niños antes de comenzar.

Estas son sólo algunas de las ideas para una fiesta de Halloween más allá del “truco o trato”, en casa y en familia. ¡Seguro que se os ocurren muchas más!

@mamatieneunplan

manualidades

Manualidades para que los peques se entretengan este verano

Llega el verano y apetece -y mucho- empezar a disfrutar de planes refrescantes y divertidos, especialmente fuera de casa. ¡El sol siempre nos trae muchas ganas de salir! Sin embargo, también es verdad que, cuanto más entramos en verano, más horas prohibidas hay a lo largo del día, esas en las que el calor aprieta y salir de casa se convierte en un suplicio.  Agua, gorras, crema de sol y calor… mucho calor. Por eso, os damos unas cuantas ideas de manualidades en casa, siempre con temática refrescante, que harán que los niños lo pasen bien hasta que llegue la hora de poder escaparse a la piscina y disfrutar de un buen chapuzón.

Diario de manualidades: SmartAlbum®
En primer lugar, os proponemos una “manualidad dentro de la manualidad de la mano de Hofmann”: ya que será imposible guardar todas las obras de arte de los peques… te propongo hacer fotos de cada una de ellas. Si es con su autor al lado, mejor que mejor. Al terminar las vacaciones podréis hacer un bonito álbum de recuerdo. En la web de Hofmann tienen unos álbumes de pequeño formato, los SmartAlbum®, que son una monada y serán el resumen perfecto de la creatividad de vuestros peques, de su verano a cubierto. Éxito asegurado.

manualidades

Una postal desde la playa

O desde la piscina o la montaña… con una cartulina, crea una postal doblándola por la mitad y utiliza papeles de colores para crear paisajes en relieve. Una buena idea es pedir a los niños que hagan una “fotografía” de sus vacaciones perfectas. Es muy probable que necesitéis mucho, mucho papel azul…

manualidades

Teatro para jugar

Una caja de cartón, cartulinas de colores, pinturas, palitos de helado y pegamento. Bastan estos ingredientes para elaborar vuestro propio teatro en casa. Piratas que viajan en busca del tesoro y se cruzan con un elefante, por ejemplo, o una familia viajando en tren… todo es posible creando vuestros propios personajes y decorados. ¡Imaginación al poder!

manualidades

La isla

La plastilina o la arcilla siempre será uno de los grandes recursos creativos con niños. Aunque no solo es relajante y divertido para los niños, a los padres también nos encanta. Si os gusta modelar, podéis poner en marcha todo un escenario y recrear la isla de Crusoe o cualquier otro espacio de cuento. ¿Os animáis?

 manualidades

Dunas para experimentar

Unas garrafas, sal y purpurina. Es todo lo que necesitamos para esta manualidad que relajan un montón 🙂 Ideal para la hora de la siesta. Cortad la parte inferior de una garrafa y llenadla de sal. Podéis jugar con ella a hacer distintas formas, montañas, escribir letras… A los niños les encanta dibujar en todo tipo de superficies y ésta es especialmente divertida. Si les gusta la purpurina (seguro que sí) podéis jugar con ella a mezclarla y crear distintas dunas. Veréis cómo cambian los colores y lo chulo que os queda vuestro paisaje.

manualidades

Un divertido pulpo

La materia prima es un clásico: el cartón de un rollo de papel higiénico. Basta con pintarlo del color que os guste y cortarlo en su parte inferior en distintas franjas. Enrolladlas sobre sí mismas hacia fuera para conseguir la forma que veis en la foto, pegad dos ojos y buscad una nariz (puede ser pintada también) y… voilà! Un pulpo para jugar.

Imagen: ©MamátieneunPlan

manualidades

Una abeja sonriente

Un envase vacío de yogur, pintura permanente y goma eva bastan para crear esta abeja que parece querer transmitir buen rollo. Pintad el yogur y dibujad las alas en goma eva o cartulina. Una vez hechas, pegadlas al yogur. Los ojos saltones dan un toque de movimiento a esta abeja que en lugar de polen recogerá bolis en vuestra mesa de trabajo.

manualidades

Imagen: ©MamátieneunPlan

©Pedalogía