Entradas

El Día del Padre, regala DIY… ¡Le encantará!

Se acerca el Día del Padre y, como en todos los días señalados del año, los niños se vuelven locos con los preparativos. Verlos tan emocionados es tan tierno y su ilusión tan contagiosa que no es extraño que algunas personas digan que en cada casa debería haber al menos un niño. La vida se vive de otra manera, ¿verdad?

Personalmente, una de las cosas que más me gusta de los niños más pequeños es que cuando les preguntas qué regalo podemos hacer a papá, pocas veces responden un “comprar”. La mayor parte de las respuestas tienen que ver con “hacer”. Hacer un dibujo, una tarjeta de felicitación, un retrato, una miniescultura de plastilina… y para los más atrevidos una canción, un cómic contando porqué mi papá es genial…

Las ideas son muchas, muchísimas… pero entre todas, sin duda son las manualidades las que más triunfan, porque son su forma de expresar amor, entre otras muchas cosas, así es que nos hemos lanzado a investigar online qué podemos crear que sea bonito (que papá quiera guardar) y original y hemos elegido unas pocas manualidades fáciles, baratas y muy resultonas. Aquí van nuestras ideas:

1. Comenzamos las sugerencias con una de las “R” del pensamiento ecológico: la reutilización. Para el día de los enamorados hicimos unas cuantas guirnaldas de corazones que pusimos por todo el estudio de papá. Quedan muy bien y son muy fáciles de hacer. Nosotros las hicimos con folios de colores y, aunque no quedan muy largas, tiene la ventaja de que, uniéndolas, dan como resultado  una divertida guirnalda  multicolor. El truco, ya sabéis, es doblar la tira de papel como un acordeón y dejar siempre en los dos lados un extremo unido, sin cortar. Este año, el Día del Padre volveremos a lucir estas guirnaldas.

2. Otra manualidad que me gusta mucho es hacer un retrato de papá utilizando como base la mano de los niños. Hace un tiempo descubrí un cuento llamado “Dibuja los cuentos con las manos” de editorial San Pablo que daba muchas ideas para dibujar reyes, enanitos, ballenas a partir de la silueta de una mano. Además de conseguir un resultado muy chulo, el proceso es muy divertido.

Poniendo su mano sobre el papel, estirada y con los dedos juntos, y repasando la silueta queda un resultado muy divertido. Podéis pegar bolitas de algodón de color para hacer el pelo y, o bien dibujar el resto de la cara, o hacer un collage e ir pegando trozos de papel de diferentes colores para crear ojos, nariz, boca, corbata… Todo depende de la edad de los niños. Nosotros lo hicimos de la forma más sencilla posible: dibujando su cara y coloreando. El resultado no es espectacular, pero se nota que está hecho con mucho cariño. ¡Lo pasaréis genial!

3. Un mural con fotos es una buena idea, además de muy sencilla. Utilizando las letras de la palabra “Papá”, podéis buscar fotos divertidas y pegarlas en los espacios vacíos de cada letra. Nosotros queríamos hacerlo en colores llamativos así que compramos goma eva con purpurina, recortamos la palabra “papá” con letras grandes y pegamos las fotos por detrás. Podéis pegarla en la pared o sobre una tarjeta del tamaño que queráis para “enviarla” por correo en un sobre con un mensaje o ponerla “de pie” encima de la mesa. En nuestro caso, tengo pequeños adictos a la pintura, imprimimos las fotos en blanco y negro y luego los niños se colorearon a sí mismos. Les encantó 😉

4. Si a papá le gustan las fotos pero no tenéis tiempo para hacer un regalo con vuestras manitas, podéis encargar una divertida funda para el iPad o el móvil. En Hofmann podéis hacer un mosaico de fotos o poner una sola imagen “a toda pantalla”. A nosotros ese modelo es el que más nos gusta… ¡y queda fenomenal!

5. Con dos o más peques, os recomendamos un regalo conjunto hecho por ellos: haced la silueta de sus manos sobre cartulinas de colores y utilizadlas como principio y fin de una tarjeta. Entre una mano y otra, pegad cada extremo de una tira de papel doblada como un acordeón y poned en cada doblez la letra de vuestro mensaje: te quiero, eres el mejor, superpapi… ¡lo que los niños quieran! Aseguraos de que al juntar las manos podéis dejar doblado el mensaje en su interior.

Paso 1

cof

Paso 2

sdr

Paso 3

Papá 3

Resultado final

cof

 

Estas son solo algunas ideas aunque no las únicas… ¡Tantas otras se nos quedan en el tintero! En cualquier caso, con regalo, sin él, hecho a mano o comprado… disfrutad del día del padre y haced sentir a esos papás la persona más importante del mundo.

Dicen que nadie es imprescindible en la vida, pero para nuestros hijos, sí lo somos. El dicho falla en esto y es maravilloso que así sea.

¡Feliz Día del Padre, papás!

BY Mamá Tiene Un Plan

5 ideas originales para decorar con fotos

Hoy os proponemos cinco ideas muy sencillas para decorar con fotos que darán un toque muy original a cualquier rincón de vuestra casa. ¡Tomad nota!

1. Frigorífico lleno de instantáneas

Es una idea facilísima y el resultado es muy chulo. Solo necesitáis revelar vuestras fotos en formato retro en Hofmann (que también pueden servirte para decorar en tus cenas cuando tengas invitados en casa), y algún tipo de pega para poner las fotos en el frigorífico. A nosotros lo que mas nos gusta es pegatina tipo imán porque así no deja huella en el frigo y se pueden mover libremente.

2. Fotos asimétricas

Decorar una pared con fotos siempre es una buena idea, pero os vamos a mostrar una forma de hacerlo más original y llamativa. Simplemente tenéis que elegir vuestras fotos favoritas, en nuestro caso hemos seleccionado fotografías de nuestros viajes. Entrar en la página web de Hofmann y revelar vuestras fotos en diferentes tamaños. Tenéis muchas opciones, por ejemplo revelarlas tipo póster, lienzo o con un marco incluido. El siguiente paso es ir colgándolas en la pared de forma asimétrica, sin que ninguna de ellas quede alineada e intercalando los tamaños. Como podéis ver ¡el resultado es genial!

3. El rincón con plantas

Si nuestra primera pasión son las fotos y poder decorar con ellas, la segunda son las plantas. Le dan un toque cálido y vivo al hogar. Por tanto… ¿por que no juntarlas? Hay millones de posibilidades, nosotros hemos elegido para la mesita de noche unas fotos muy chulas que hicimos en París, pero en vez de enmarcarlas hemos optado por revelarlas directamente en en bloques de madera. Como plantas hemos elegido unos cactus (que siempre quedan bien y son muy fáciles de cuidar y resistentes) y macetas de diferentes colores.

4. Dentro de jarrones

Porque hay vida mas allá de los marcos de fotos, os proponemos una idea muy muy original para “enmarcar” sin marco. En esta ocasión tenéis que buscar por casa frascos de cristal de diferentes tamaños, valen botes de conserva, jarrones, tarros… cualquier recipiente de cristal. Lo que haremos será introducir fotos que previamente habremos revelado. El tamaño debe ser acorde al recipiente, pero no es estrictamente necesario, si sobra espacio no pasa nada. Y voilá! ya tenemos nuestras fotos para decorar cualquier rincón de nuestra casa en un soporte muy original.

5. Red de fotos

Para esta opción necesitamos solo 4 cosas. Nuestras fotos favoritas reveladas, una cuerda, unas pinzas pequeñas (todo incluido en el kit de revelado retro de Hofmann) y un soporte para la pared, chinchetas por ejemplo. Una vez elegida la pared de nuestra casa que queramos decorar, vamos clavando las chinchetas, no importa la distancia entre ellas ni la simetría. El siguiente paso es unir las chinchetas con la cuerda, haciendo un dibujo asimétrico como os mostramos en las fotos. Una vez hecho, solo nos queda colgar las fotos en la cuerda con ayuda de las pinzas. Listo, ya tenemos nuestra red de fotos montada.

¡Esperamos que os gusten y que las pongáis en práctica!

BY Nacho Uve

6 cuentas DIY que no puedes dejar de seguir

En un mundo en el que las nuevas tecnologías dominan, prácticamente, nuestras vidas, parece que la esencia de las cosas, lo táctil y lo artesanal empiezan a tener cada vez más empuje. ¿Será que queremos tocar, sentir y mirar aquello que más nos gusta y no necesariamente a través de una pantalla? Pasar las páginas de un libro, ver tus fotos en un álbum o recibir un regalo hecho a mano está de moda; precisamente porque desde hace un tiempo muchos nos estamos olvidando de hacerlo. Por eso, las cuentas en redes sociales y los blogs DIY (Do It Yourself/ hazlo tú mismo) están cada vez más en auge. En Hofmann somos muy fans, por eso hemos recopilado algunas de nuestras preferidas que te pueden servir a ti también de inspiración. ATENCIÓN: este post es sólo recomendado para manitas y/o curiosos.

 1. Nifty by Buzzfeed

Si hay una web (en todos sus idiomas y todas sus redes sociales) que domina lo viral, esa es Buzzfeed; pero a nosotros nos encanta una de sus cuentas satélite sólo apta para manitas: Nifty. Sus vídeos DIY son una fuente inagotable de ideas e inspiración; son rápidos, aparentemente sencillos y, en muchos casos, también divertidos. Su página de Facebook está repleta de trucos de todo tipo que te dejarán con la boca abierta; algunos de ellos para decorar, por ejemplo, con fotos reveladas o estilo retro.

2. La Chimenea de Las Hadas

Otro de los blogs que no te puedes perder, y que además es made in Spain, es el de La Chimenea de las Hadas, que no sólo nos contó cómo envolver los regalos más bonitos en Navidad con sencillos materiales, sino que sorprende en cada uno de sus post con originales ideas y diseños. En su sección DIY podrás encontrar desde elementos decorativos para el hogar hasta juguetes hechos a mano para los más peques, explicados paso a paso mediante fotografías con un estilo inconfundible que transmiten claridad y paz.

como_envolver_regalos_reyes_01

3 y 4. Psimadethis y su “versión” española

No hay ranking DIY en el que este blog no aparezca. Con sencillos montajes fotográficos esta blogger nos enseña a elaborar desde elementos decorativos para el hogar, hasta complementos de ropa, pasando por divertidas recetas de cocina y disfraces súper originales. El equivalente en versión española sería diy.2ndfunniestthing.com, ¡no te pierdas sus tutoriales!

patron-oso-trapo-solidario-refugiados

Uno de los trabajos de diy.2ndfunniestthing.com

5. Printerest

La que sin duda es la mejor fuente de ideas –del tipo que sea- es Pinterest. Utilizando filtros como #DIY, #manualidades o #fotografía encontrarás miles de ideas que seguro no se te habían pasado por la cabeza, cada cual más original que la anterior. Te lo advertimos, si eres fans de las manualidades, podrás pasar horas navegando por esta red social.

6. Tasty

Por último, aunque las cuentas de comida y recetas merecen un post propio para extenderse con ellas –todo se andará, no pierdas de vista este blog-, no podíamos dejar pasar la oportunidad de citar a la web que domina este campo: Tasty (Bien Tasty en español), también de Buzzfeed. Seguro que ya te has topado con alguno de sus vídeos en las redes sociales, y es que sus recetas, resumidas en menos de un minuto, son, en apariencia, súper sencillas y al alcance de cualquiera. ¿Para qué ir a un restaurante si podemos hacer estos manjares en casa? Y si no eres muy amante de los fogones, dale una oportunidad, puede que Tasty te haga cambiar de idea.

El día de Reyes sorprende con juegos y regalos DIY

Aunque a veces de la sensación de que la tradición de los Reyes Magos se va perdiendo poco a poco, lo cierto es que en España sigue estando muy arraigada. Pero para que el señor gordito de rojo no quite protagonismo a sus tres Majestades de Oriente, no está de más hacer del día de Reyes un momento especial e inolvidable. Por eso, os proponemos varias ideas para que la tarde del 5 o la mañana del 6 sea el broche de oro de una Navidad para recordar.

Bye nombres, hello foto retro

En lugar de poner una etiqueta con el nombre en cada regalo, podemos optar por pegar sobre el envoltorio una foto del destinatario. Puede ser una forma diferente de dar los regalos que encantará a más de uno: sobre todo para los más chiquitines de la casa, que todavía no saben leer, pero sí que pueden identificar una imagen suya. ¡Ver su cara cuando reconzca su regalo no tendrá desperdicio! Otra opción es que el benjamín de la casa sea quién reparta, a modo de juego, los regalos del resto de la familia. Las fotos retro pueden ser también una opción para decorar y tener, además, un detalle con los más mayores, como nos proponía Nacho Uve.
retroestandar02-tipo2

No sin mi chocolate caliente

El día de Reyes el roscón es imprescindible, pero también que esté acompañado por un café, o mejor aún, un chocolate calentito. Si, por ejemplo, recibes al resto de tu familia en casa, una taza personalizada para cada uno en la mesa no sólo es un gran regalo, sino que es un bonito detalle que hará ese desayuno todavía más especial.

tazapersonalizada02

Regalo Invisible

Si quieres darle un poco más de emoción a la entrega de regalos, hay un modo divertido de hacerlo, pero sólo para los que tengan un tamaño bastante pequeño. En muchos casos, es habitual regalar dinero, pero si lo metes en un sobre la emoción del momento se pierde; por eso, para este caso (o para una pequeña joya, unas entradas para un espectáculo o un vale regalo, por ejemplo), puedes meterlo dentro de un globo que, o bien puedes atar con una cuerdecita a la taza del desayuno, o meter en una caja con un bonito envoltorio. En el primer caso tienes que tener algo de paciencia, pues la gracia es que tus invitados descubran el regalo en el globo por sí solos y, cuanto más tarde mejor (seguro que piensan que te has olvidado de ellos). En el segundo… ¡Seguro que su primera expresión al ver un “globo” como regalo no tiene desperdicio!

globos

¿Quién es mi amigo invisible?

Muchas familias, sobre todo las más numerosas, hacen el amigo invisible para hacer un solo regalo algo más grade en lugar de muchos pequeños. Pero para que este juego, ya de por si divertido (quién no ha vivido esas auténticas investigaciones policiales por parte de algún familiar para descubrir quién regala a quién), lo sea aún más os proponemos una mecánica diferente: tiene que haber un maestro de de ceremonia (que sepa quién regala a quién) que, aunque no participe, seguro que lo pasa en grande viendo cómo lo hacen los demás. Cada regalo tendrá un nombre –o una foto-, y el afortunado tiene que adivinar quién se lo ha regalado con un Quién es Quién personalizado de la familia. Puedes elaborar uno o modificar el juego con pequeñas fotos carnet de cada participante.

sans-titre

 

¡Que no de pena quitar el árbol!

Poner el árbol de Navidad es un gran acontecimiento, sobre todo cuando hay niños en casa. Pero quitarlo… eso ya es otra historia. En algunos hogares sigue estando presente semanas después; en otros se quita el día 6 o 7 sin ceremonia alguna. Pero para que quitar el árbol sea tan divertido como ponerlo y que los reyes de la casa pasen un momento divertido y no triste, os proponemos hacerlo a modo de juego:

Hay que dividir a los niños por grupos, dependiendo de cuántos sean; y los adornos del árbol por tipos (dependiendo de cuáles tengas: bolas, estrellas, etc.). Cada equipo tendrá una caja y, por carrera de relevos, tendrá que ser el más rápido en desmantelar el árbol de sus adornos. El ganador será el encargado de quitar el adorno principal y guardarlo en su caja hasta el próximo año. En las reglas del juego debe quedar claro que no vale romper los adornos, ni pelearse por ellos.

Calendarios de Adviento DIY para los peques de la casa

Desde que los niños descubren qué es la Navidad y todo lo bueno y bonito que trae consigo (y no me refiero sólo a los regalos), la pregunta es constante: “mamá, ¿cuánto falta para Navidad?”. Y la respuesta la tienen los calendarios de Adviento. ¡Empieza la cuenta atrás!

Dado que eso de contar días es algo abstracto y complicado para los más pequeños, hace ya tiempo que busqué un recurso (como todas las madres y los padres) que me viene de maravilla: los calendarios. Ahora los días tienen un sentido completo y redondo y agrupan todo lo que va desde tachar un día hasta tachar el siguiente. Les resulta más fácil comprender qué significa realmente el tiempo y para nosotros, los padres, es más sencillo explicarles, por ejemplo, cuándo llega el próximo fin de semana o el cumple de un amigo.

Además, tachar el día que acaba de terminar en el calendario se convierte en parte de la rutina diaria y sirve como excusa perfecta para que la tarea de “irse a la cama” sea más llevadera. Ya no me encuentro con una negativa cuando digo aquello de “vamos a prepararnos para ir a la cama”. Ahora el reclamo es: “vamos a tachar el día en el calendario”. Y los niños van felices, aunque a esto le sigan las mil y una tareas previas a acostarse: pijamas, cepillado de dientes, etc.

Con la Navidad ya cerca no he podido resistirme y este año sí he preparado un calendario de Adviento. Bueno, en realidad he preparado dos. Uno más clásico con la chocolatina como “premio” (en casa somos muy chocolateros así que era inevitable) y otro que nos sirve como excusa para soñar e inventar historias…

Si tenéis tiempo, no podréis resistiros al primero; pero si vais más apurados, no perdáis detalle a la segunda propuesta porque es rápida, sencilla y no hace falta ser muy manitas para lograr un resultado genial.

Abriendo caramelos

Para hacer este calendario necesitas: 7 folios blancos o de colores, celo, un rotulador, papel para envolver (nosotros hemos optado por papel pinocho de color rojo), una cinta o hilo, tijeras infantiles y una percha. Y 24 chocolatinas (multiplicadas por el número de hijos que tengáis).

img_20161113_185606

El espíritu de este calendario de Adviento estaba claro: en primer lugar queríamos compartir los preparativos, hacerlo en familia y reservarnos un momento de juego entorno al paso de cada día. Así, optamos por hacer una especie de búsqueda del tesoro que mamá o papá tendrán que preparar antes de que los niños lleguen del cole (algo sencillo, que no nos lleve más de dos minutos).

Cada día, los niños abrirán un caramelo (el que figure con el número del día) y encontrarán un mensaje donde se dice el lugar en el que está escondido el chocolate. Para que todo funcione bien, lo primero que hicimos fue un listado con el lugar donde queríamos esconder las chocolatinas. Por turnos, cada uno decidió sus mejores escondites y mamá lo fue escribiendo en un cuarto de hoja que habíamos partido previamente y que ahora está pegada a la pared frente al ordenador.

img_20161113_175844

Los folios los partimos doblando muy bien cada uno en cuatro partes y apretando bien con la uña sobre los dobleces para que después se rasgara fácilmente sin utilizar tijeras. En total, necesitamos 24 cuartos de folio.

Después enrollamos los trocitos como si fuera un pergamino sujetándolo con un trocito de celo y lo envolvimos en el papel pinocho que se dobla muy fácilmente. Sobre cada caramelo, pegamos el número del día haciendo un anillo con celo y atamos una cuerdecita. En un extremo, el caramelo, en otro, una percha.

img_20161113_192502

No mantuvimos ningún orden en el largo de la cinta para que cada día caiga como toque. Los niños decidieron cómo de largos debían ser los cordones, lo que lo hizo aún más divertido. El resultado es bastante simpático. Desordenado, pero simpático. No diré que es lo más elegante del mundo, pero desde luego lo pasamos genial haciéndolo y sé que lo pasaremos igual de bien buscando los tesoros que nos esperan.

img_20161116_103053

Creamos cuentos

Buscando una alternativa más rápida y sencilla, dejando de lado el chocolate y aprovechando la creatividad de los niños, nos decidimos por investigar un calendario que fuera más rápido de hacer y del que, además, nos quede un recuerdo material. Le dimos muchas vueltas y pensamos en que cada día nos diera, no chocolate, sino una historia. Hace ya tiempo que teníamos echado el ojo al revelado retro de Hofmann y ahora, además, lo puedes conseguir con todo lo que necesitas para hacer un calendario: 24 fotos, un cordón muy chulo, washi tape y hasta pincitas para colgar las fotos. Sólo hace falta añadir 24 sobres del color que más os guste (el pedido viene con un sobre de cartón que se cierra con un imán chulísimo para guardar todas las fotos, así es que podréis guardarlas ahí e incluso regalarlas pasado el día 24). Resumiendo, casi todos los materiales incluidos para hacer un calendario de Adviento sencillo. Pegando el cordón a la pared con la washi tape del kit y colgando las 24 fotos numeradas con el día del mes, no tardamos más de 5 minutos en tenerlo listo para comenzar el countdown hasta el 25 de diciembre.

mama-tiene-un-plan

El primer paso es buscar las fotos y poner en cada una un mensaje que pueda convertirse en el espíritu de una historia. En el diseño de fotos retro hay un espacio de texto que podéis rellenar con la frase que queráis, así que es sencillísimo porque ya recibes todo en casa listo para colocar. El resto, ¡sencillísimo y el resultado, muy vistoso!

El precio de las 24 fotos no llega a 18 euros y sólo tardaréis unos minutos en dejarlo listo. ¡Y el toque retro es genial! En nuestro caso, las fotos se convertirán en un regalo que vamos a utilizar para seguir creando historias.

¿Os animáis con estos calendarios navideños?

BY Mamá tiene un plan

manualidades

Manualidades para que los peques se entretengan este verano

Llega el verano y apetece -y mucho- empezar a disfrutar de planes refrescantes y divertidos, especialmente fuera de casa. ¡El sol siempre nos trae muchas ganas de salir! Sin embargo, también es verdad que, cuanto más entramos en verano, más horas prohibidas hay a lo largo del día, esas en las que el calor aprieta y salir de casa se convierte en un suplicio.  Agua, gorras, crema de sol y calor… mucho calor. Por eso, os damos unas cuantas ideas de manualidades en casa, siempre con temática refrescante, que harán que los niños lo pasen bien hasta que llegue la hora de poder escaparse a la piscina y disfrutar de un buen chapuzón.

Diario de manualidades: SmartAlbum®
En primer lugar, os proponemos una “manualidad dentro de la manualidad de la mano de Hofmann”: ya que será imposible guardar todas las obras de arte de los peques… te propongo hacer fotos de cada una de ellas. Si es con su autor al lado, mejor que mejor. Al terminar las vacaciones podréis hacer un bonito álbum de recuerdo. En la web de Hofmann tienen unos álbumes de pequeño formato, los SmartAlbum®, que son una monada y serán el resumen perfecto de la creatividad de vuestros peques, de su verano a cubierto. Éxito asegurado.

manualidades

Una postal desde la playa

O desde la piscina o la montaña… con una cartulina, crea una postal doblándola por la mitad y utiliza papeles de colores para crear paisajes en relieve. Una buena idea es pedir a los niños que hagan una “fotografía” de sus vacaciones perfectas. Es muy probable que necesitéis mucho, mucho papel azul…

manualidades

Teatro para jugar

Una caja de cartón, cartulinas de colores, pinturas, palitos de helado y pegamento. Bastan estos ingredientes para elaborar vuestro propio teatro en casa. Piratas que viajan en busca del tesoro y se cruzan con un elefante, por ejemplo, o una familia viajando en tren… todo es posible creando vuestros propios personajes y decorados. ¡Imaginación al poder!

manualidades

La isla

La plastilina o la arcilla siempre será uno de los grandes recursos creativos con niños. Aunque no solo es relajante y divertido para los niños, a los padres también nos encanta. Si os gusta modelar, podéis poner en marcha todo un escenario y recrear la isla de Crusoe o cualquier otro espacio de cuento. ¿Os animáis?

 manualidades

Dunas para experimentar

Unas garrafas, sal y purpurina. Es todo lo que necesitamos para esta manualidad que relajan un montón 🙂 Ideal para la hora de la siesta. Cortad la parte inferior de una garrafa y llenadla de sal. Podéis jugar con ella a hacer distintas formas, montañas, escribir letras… A los niños les encanta dibujar en todo tipo de superficies y ésta es especialmente divertida. Si les gusta la purpurina (seguro que sí) podéis jugar con ella a mezclarla y crear distintas dunas. Veréis cómo cambian los colores y lo chulo que os queda vuestro paisaje.

manualidades

Un divertido pulpo

La materia prima es un clásico: el cartón de un rollo de papel higiénico. Basta con pintarlo del color que os guste y cortarlo en su parte inferior en distintas franjas. Enrolladlas sobre sí mismas hacia fuera para conseguir la forma que veis en la foto, pegad dos ojos y buscad una nariz (puede ser pintada también) y… voilà! Un pulpo para jugar.

Imagen: ©MamátieneunPlan

manualidades

Una abeja sonriente

Un envase vacío de yogur, pintura permanente y goma eva bastan para crear esta abeja que parece querer transmitir buen rollo. Pintad el yogur y dibujad las alas en goma eva o cartulina. Una vez hechas, pegadlas al yogur. Los ojos saltones dan un toque de movimiento a esta abeja que en lugar de polen recogerá bolis en vuestra mesa de trabajo.

manualidades

Imagen: ©MamátieneunPlan

©Pedalogía

 

Proyectos DIY_Destacada

¡Hazlo tú mismo! 3 proyectos para iniciarse en el DIY.

Si sois aficionados a los blogs y revistas on line seguro que habéis visto mas de 100 DIY que prometen cambiar nuestra casa y nuestra decoración por poco dinero. Muchas veces los resultados son asombrosos y con presupuestos ínfimos conseguimos cambiar el cabecero de nuestro dormitorio, pintar el mueble del salón o fabricar un gran sofá sólo con palés.

Lo malo es que muchas veces esas ideas que vemos en redes sociales o blogs no sabemos cómo llevarlas a la realidad y la pereza nos puede a la hora de ponernos manos a la obra. Por eso os vamos a dejar tres DIY sencillos, que se hacen con materiales muy simples y que nos iniciarán en el apasionante mundo de las manualidades.

¿Siempre os habéis considerados un poco torpes? Veréis como es muy sencillo ponernos manos a la obra y cambiar nuestra decoración por completo.

1. Uno de los materiales estrellas en el mundo handmade es el whasi tape. Un celo japonés de colores que se hace con papel para que resulte más resistente y con multitud de acabados diferentes. Además cunde muchísimo, así que podemos hacernos con varios para jugar con los colores o los estampados.

Washitape manualidadesFotografía de Claire Fellow Fellow

 Gracias a él podemos decir adiós a las paredes aburridas, a las cómodas sólo blancas o incluso cambiar por completo el aspecto de nuestros electrodomésticos. Una idea genial si vivimos de alquiler y no podemos hacer grandes cambios en casa. Un mundo lleno de posibilidades cómo esta pared de lunares que nos encanta para un despacho o para un cuarto infantil.

Decorar paredes DIYFotografía de Claire Fellow Fellow

Como vemos en las imágenes sólo vamos a necesitar un poco de whasi tape de colores, unas tijeras, un bote para hacer los círculos y papel de pegatina para usarlo como adhesivo.

  1. El fieltro también es un material muy económico y que puede llenar de color cualquier rincón de nuestra casa. En este caso se usan bolitas a modo de posavasos para nuestros vasos o tazas calientes.

Posavasos DIYFotografía de Michael Inspired by Charm

Sólo vamos a necesitar unos posavasos que ya no nos gusten o sean económicos y una bolsa de bolitas de fieltro que encontramos en cualquier tienda de manualidades. Ayudándonos de pegamento o cola vamos pegando las bolitas empezando por el centro para que el dibujo quede perfecto.

Cómo hacer un posavasos con fieltroFotografía de Michael Inspired by Charm

Siguiendo esta técnica podemos hacer salvamanteles o incluso unos bajoplatos para una fiesta divertida o una mesa desenfadada.

  1. Cerramos este primer acercamiento al mundo del DIY con una socorrida caja de madera para fruta. Lo único que tenemos hacer es pedir a nuestro frutero que nos guarde una y guardar un poco de pintura e imaginación.

Aunque en el vídeo de mi blog se explica a la perfección, tomad nota porque sólo vais a necesitar una brocha para las zonas más complicadas, un rodillo, pintura, una caja y en este caso una plantilla para las letras.

caja de fruta DIYLo mejor de este DIY es que este tipo de cajas tiene muchísimas utilidades para guardar las revistas, las mantas cerca del sofá, los juguetes de los niños, poner orden en la cocina…

 

¿Con qué DIY vais a comenzar? ¿Nos ponemos manos a la obra?

 

By: Inés Torres @IneBohoDecoChic

Manualidades con niños_Destacada

Cómo conseguir que tus hijos hagan manualidades contigo.

Mis hijos van creciendo y cada vez el tema de las manualidades está más difícil. Ahora prefieren el balón de fútbol, jugar entre ellos a animalitos horribles y el tema de mamá y manualidades lo tienen un poco apartado. Pero creo que es cuestión de reciclarse, tengo que buscar otro tipo de actividades que les gusten ahora que ya tienen 7 y 9 años. Sí, con esta edad aunque parezcan muy pequeños ya empiezan a pasar de mí.

Pero durante muchísimo tiempo hice manualidades con ellos, todo tipo de manualidades, algunas más chulas que otras pero siempre logrando pasar un buen rato con ellos.

Manualidades con niños

Hay una pregunta recurrente, ¿cómo consigues mantenerlos sentados contigo un rato para hacer algún proyecto? Así que ahí van algunas ideas de cómo conseguir que vuestros hijos hagan manualidades con vosotros y pasar un rato divertido, creativo y de calidad con ellos:

1. Busca manualidades que sean adecuadas para su edad. Por ejemplo, para niños muy pequeños la pintura de dedos es lo mejor, o la plastilina, y podéis hacer algún cuadro que luego se pueda enmarcar y conforme van creciendo ir introduciendo otros elementos como ceras, rotuladores y, ya cuando son mayores, pinceles qué requieran más precisión.

Manualidades con niños

2. Es fundamental que en casa tengas un kit de emergencia para días de lluvia: tijeras, pegamento, goma eva, papeles de distintas texturas y formatos, ojos (para hacer monstruos por ejemplo), etc.

3. Recicla. Los tubos del papel higiénico, las hueveras, periódicos, etc. (Ahora es cuando el ordenado de la casa se está tirando de los pelos porque no quiere tanta basura en casa). Pero creedme, todo esto os puede sacar de un buen apuro una tarde de lluvia con vuestros hijos en casa gritando como leones enjaulados.

Manualidades con niños

4. Dejad que sean ellos los que hagan las manualidades, no saldrán perfectas, no saldrán maravillosas, pero serán suyas y de nadie más y no hay más orgullo que tu propio trabajo. Incluso para que el orgullo sea mayor cuando tengáis unas cuantas manualidades hechas podéis hacerle un SmartAlbum® con todas sus obras para que puedan enseñar a sus abuelos, primos, tíos…

Manualidades con niños

5. Las manualidades no deberían durar más de 20 minutos. Más que nada porque a partir de ese momento dejan de prestar atención y quieren hacer otra cosa como jugar, ver la tele, o lo que sea con tal de no estar ya dedicados al proyecto de la tarde.

Manualidades con niños

Manualidades con niños

6. Pon música, eso siempre ayuda, por lo menos en mi caso, les pongo música al mismo tiempo que estamos entretenidos  y lo pasamos genial.

7. Y por último, busca inspiración el blogs, libros o en Pinterest, una red social en la que encontrareis miles de manualidades con distintos materiales y para todo tipo de edades. Pero para ponéroslo fácil tengo algunas fotos  que he revelado con Hofmann de las manualidades que hemos hecho para que os pueden dar ideas.

Manualidades con niños

Manualidades con niños

Sólo me queda deciros que disfrutéis muchísimo de las manualidades con vuestros hijos porque les hace más creativos, aumentan la autoestima, desarrollan sus funciones motoras y encima están alejados de maquinitas y televisión. Creo que más no se puede pedir.

 

By: Lucía Sández @babybaballa