Entradas

Beneficios de la fotografía para los niños y los padres

Por qué será que a todos los niños les gusta jugar con las cosas de los adultos. Especialmente si éstas tienen botoncitos. De hecho, el número de botones que tenga el aparato es directamente proporcional al nivel de adicción que genera en el niño. Y no valen medias tintas. No sirve que le des al niño un teléfono de juguete, no es lo mismo. Quieren los reales: mandos a distancias, teléfonos móviles o fijos, calculadoras, cámaras de fotos o de video… Por eso, hace no mucho decidí dejar a mi hija un móvil antiguo y animarla a hacer sus propias fotos. Cada vez que salíamos pasaba el rato pidiéndome el mío para fotografiar cada detalle. Leí en algún sitio que es curioso cómo despierta en ellos la curiosidad y no se equivocaban. Por eso, hoy nos detenemos a analizar los benedicios de la fotografía para los niños, porque a partir de ahora ellos no serán sólo los protagonistas de nuestro objetivo.

img_20161213_112619
Fuimos a una exposición en la que la peque no dejó de hacer fotos. No diré que sean todas una maravilla. De hecho casi todas están movidas, pero de repente tengo una visión de su visita a la exposición que no tenía antes. Estas son algunas de las cosas que aprendí de las imágenes tomadas por mi peque que antes no sabía:

  • El mundo, a su altura, no tiene nada que ver con el nuestro. ¡Y es fascinante!
  • Por mucho que te empeñes en enseñarles cosas que crees que les gustarán, lo que a ellos les llama la atención va por otro camino.
  • Hay detalles que nos pasan inadvertidos y que para ellos son un nuevo mundo por descubrir. Ni imagináis cuántas fotos de baldosas tengo de aquel día porque “mamá, mira qué bonito está el suelo”. Y viendo las fotos, realmente es bonito.
  • Necesitamos una cámara menos sensible al movimiento. Tienen tantas ganas de ver cosas que no esperan al “clic” la mayoría de las veces.
  • Anima a tu hijo a hacerte un retrato. Verás un brillo en tus ojos que seguro que no has visto nunca antes. Es el que tienes cuando le miras.

Por no hablar de lo que aprenderá el niño o la niña haciendo sus propias fotografías (estamos pensando en niños de 5 o 6 años):

  • Se fijará más en los detalles.
  • Aprenderá a ser cuidadoso y responsabilizarse de su cámara. Es un gran paso que papá o mamá se la dejen, ¿no?
  • Dejará volar su imaginación y creatividad mezclando elementos y probando encuadres.
  • Aprenderá a ser paciente: no basta con apretar el botón y marcharse a por otra cosa.
  • Ejercitará la memoria cuando vuelva sobre las imágenes y recuerde qué hizo aquel día y qué fue lo que más le gustó.

Así que este año tengo claro que voy a empezar a incluir en los archivos fotográficos familiares las creaciones de los peques. Porque ellos también lo valen. Y a incluir sus fotos en nuestros álbumes anuales.

img_20161213_112737

Tenemos la costumbre de hacer un álbum de recuerdos de cada año y solemos regalárnoslo en estas fechas. Son álbumes muy sencillos que diseñamos nosotros mismos a través del programa de Hofmann. Antes lo hacíamos página a página, pero ahora hay una función maravillosa que simplifica un montón el proceso: es tan fácil como seleccionar las fotos que quieres imprimir y cargarlas en el programa. Una vez hecho esto, seleccionas el orden que quieres que lleven; en nuestro caso, nos gusta que sea cronológico así que para el álbum 2016 elegimos fotos de la más antigua a la más actual según la fecha que figuraba en el archivo. Esta función es genial porque si mezclas fotos de distintos dispositivos, siempre saldrán por orden.

img_20161213_112411

Basta con clicar a “Generar diseño automático” y… voilà, ¡álbum listo! Si alguna página no te gusta o quieres cambiar el orden, puedes hacerlo sin problema. Incluso tienes una función para probar distintos diseños con las mismas imágenes y el sistema te ofrece las opciones.

Tenemos regalazo preparado para la familia y para casa. Pero esto es solo el principio, porque creo que el próximo año habrá un álbum con más páginas o uno especial con las creaciones de la peque… ¡Ya os contaré!

BY Mamá tiene un plan

3 formas de envolver regalos de Navidad muy originales

Recibir un regalo es siempre una alegría pero si, además del interior, cuidamos el envoltorio tanto como el mimo que utilizamos para escoger el detalle más acorde a la persona que regalamos, el resultado será de diez. Estas tres formas de envolver regalos reflejan lo importante de los detalles.

Lo importante de los detalles

Un regalo es algo siempre bien recibido, y hoy os voy a enseñar algunas ideas para elegir regalos únicos y llenos de emoción y, además, algunas bonitas maneras de envolverlos.

El primero de los regalos que te enseño es una taza para tus desayunos preferidos con una bonita foto de la persona elegida. Es un tierno y bonito detalle y, en este caso, lo he envuelto con un sencillo papel de periódico, una cinta de terciopelo y elementos que encontramos en la naturaleza.

como_envolver_regalos_reyes_15

como_envolver_regalos_reyes_18como_envolver_regalos_reyes_21

 

 

 

 

 

 

 

El seguno regalo es un cuadro de porex pan. Una bonita foto de unos recién casados fue mi regalo para estas navidades. El envoltorio está hecho con papel kraft , cuerda navideña blanca y roja y elementos naturales. Otro detalle que me gusta añadir son fotos tipo polaroid con una pincita que revelan para quien o de parte de quien es el regalo.

como_envolver_regalos_reyes_03como_envolver_regalos_reyes_07como_envolver_regalos_reyes_09como_envolver_regalos_reyes_08

 

 

 

 

 

 

 

Por último siempre es un acierto un marco bonito y ya preparado con una bonita foto que traiga buenos recuerdos a sus dueños. En este caso hemos utilizado tela para envolver con estampado de tartán y una lazo rojo. También he utilizado la foto polaroid y algunos elementos naturales que encontramos en nuestros paseos por el campo o parques cercanos.

como_envolver_regalos_reyes_10como_envolver_regalos_reyes_12

Regalar fotos siempre es un bonito recuerdo que, año tras año, incluyo para hacer mis regalos. Es un detalle muy personal y entrañable que siempre emociona a quien lo recibe.

BY @lachimeneadelashadas

Calendarios de Adviento DIY para los peques de la casa

Desde que los niños descubren qué es la Navidad y todo lo bueno y bonito que trae consigo (y no me refiero sólo a los regalos), la pregunta es constante: “mamá, ¿cuánto falta para Navidad?”. Y la respuesta la tienen los calendarios de Adviento. ¡Empieza la cuenta atrás!

Dado que eso de contar días es algo abstracto y complicado para los más pequeños, hace ya tiempo que busqué un recurso (como todas las madres y los padres) que me viene de maravilla: los calendarios. Ahora los días tienen un sentido completo y redondo y agrupan todo lo que va desde tachar un día hasta tachar el siguiente. Les resulta más fácil comprender qué significa realmente el tiempo y para nosotros, los padres, es más sencillo explicarles, por ejemplo, cuándo llega el próximo fin de semana o el cumple de un amigo.

Además, tachar el día que acaba de terminar en el calendario se convierte en parte de la rutina diaria y sirve como excusa perfecta para que la tarea de “irse a la cama” sea más llevadera. Ya no me encuentro con una negativa cuando digo aquello de “vamos a prepararnos para ir a la cama”. Ahora el reclamo es: “vamos a tachar el día en el calendario”. Y los niños van felices, aunque a esto le sigan las mil y una tareas previas a acostarse: pijamas, cepillado de dientes, etc.

Con la Navidad ya cerca no he podido resistirme y este año sí he preparado un calendario de Adviento. Bueno, en realidad he preparado dos. Uno más clásico con la chocolatina como “premio” (en casa somos muy chocolateros así que era inevitable) y otro que nos sirve como excusa para soñar e inventar historias…

Si tenéis tiempo, no podréis resistiros al primero; pero si vais más apurados, no perdáis detalle a la segunda propuesta porque es rápida, sencilla y no hace falta ser muy manitas para lograr un resultado genial.

Abriendo caramelos

Para hacer este calendario necesitas: 7 folios blancos o de colores, celo, un rotulador, papel para envolver (nosotros hemos optado por papel pinocho de color rojo), una cinta o hilo, tijeras infantiles y una percha. Y 24 chocolatinas (multiplicadas por el número de hijos que tengáis).

img_20161113_185606

El espíritu de este calendario de Adviento estaba claro: en primer lugar queríamos compartir los preparativos, hacerlo en familia y reservarnos un momento de juego entorno al paso de cada día. Así, optamos por hacer una especie de búsqueda del tesoro que mamá o papá tendrán que preparar antes de que los niños lleguen del cole (algo sencillo, que no nos lleve más de dos minutos).

Cada día, los niños abrirán un caramelo (el que figure con el número del día) y encontrarán un mensaje donde se dice el lugar en el que está escondido el chocolate. Para que todo funcione bien, lo primero que hicimos fue un listado con el lugar donde queríamos esconder las chocolatinas. Por turnos, cada uno decidió sus mejores escondites y mamá lo fue escribiendo en un cuarto de hoja que habíamos partido previamente y que ahora está pegada a la pared frente al ordenador.

img_20161113_175844

Los folios los partimos doblando muy bien cada uno en cuatro partes y apretando bien con la uña sobre los dobleces para que después se rasgara fácilmente sin utilizar tijeras. En total, necesitamos 24 cuartos de folio.

Después enrollamos los trocitos como si fuera un pergamino sujetándolo con un trocito de celo y lo envolvimos en el papel pinocho que se dobla muy fácilmente. Sobre cada caramelo, pegamos el número del día haciendo un anillo con celo y atamos una cuerdecita. En un extremo, el caramelo, en otro, una percha.

img_20161113_192502

No mantuvimos ningún orden en el largo de la cinta para que cada día caiga como toque. Los niños decidieron cómo de largos debían ser los cordones, lo que lo hizo aún más divertido. El resultado es bastante simpático. Desordenado, pero simpático. No diré que es lo más elegante del mundo, pero desde luego lo pasamos genial haciéndolo y sé que lo pasaremos igual de bien buscando los tesoros que nos esperan.

img_20161116_103053

Creamos cuentos

Buscando una alternativa más rápida y sencilla, dejando de lado el chocolate y aprovechando la creatividad de los niños, nos decidimos por investigar un calendario que fuera más rápido de hacer y del que, además, nos quede un recuerdo material. Le dimos muchas vueltas y pensamos en que cada día nos diera, no chocolate, sino una historia. Hace ya tiempo que teníamos echado el ojo al revelado retro de Hofmann y ahora, además, lo puedes conseguir con todo lo que necesitas para hacer un calendario: 24 fotos, un cordón muy chulo, washi tape y hasta pincitas para colgar las fotos. Sólo hace falta añadir 24 sobres del color que más os guste (el pedido viene con un sobre de cartón que se cierra con un imán chulísimo para guardar todas las fotos, así es que podréis guardarlas ahí e incluso regalarlas pasado el día 24). Resumiendo, casi todos los materiales incluidos para hacer un calendario de Adviento sencillo. Pegando el cordón a la pared con la washi tape del kit y colgando las 24 fotos numeradas con el día del mes, no tardamos más de 5 minutos en tenerlo listo para comenzar el countdown hasta el 25 de diciembre.

mama-tiene-un-plan

El primer paso es buscar las fotos y poner en cada una un mensaje que pueda convertirse en el espíritu de una historia. En el diseño de fotos retro hay un espacio de texto que podéis rellenar con la frase que queráis, así que es sencillísimo porque ya recibes todo en casa listo para colocar. El resto, ¡sencillísimo y el resultado, muy vistoso!

El precio de las 24 fotos no llega a 18 euros y sólo tardaréis unos minutos en dejarlo listo. ¡Y el toque retro es genial! En nuestro caso, las fotos se convertirán en un regalo que vamos a utilizar para seguir creando historias.

¿Os animáis con estos calendarios navideños?

BY Mamá tiene un plan

turron-de-chocolate

En estas Navidades turrón de chocolate

¿A quién no le gusta la Navidad?

Confieso que soy una enamorada de estas fiestas, en cuanto termina septiembre en mi mente ya solo hay árboles, luces y villancicos, aun que me toca resistirme y esperar a diciembre para empezar a decorar todo, eso sí, en cuanto me pongo … ya no dejo ni un solo rincón sin convertirlo en navideño.

Smart-Deco-dulces

Otra cosa que no puede faltar son los ¡dulces!

En los últimos años ya se ha convertido en un ritual para mí ir al supermercado a ver con que me sorprenden las marcas, porque menuda imaginación tienen algunas para crear las combinaciones que hacen en los turrones. Eso sí, los que siempre triunfan son los de siempre y sobre todo el de chocolate, a ese no se puede resistir uno! Es ponerlo en la mesa y ya todas las miradas van hacia él.

recetas-navidad

Y como somos tanto de dulces, no podía faltar estas fiestas un cuadro de ellos en el salón! Como el SmartDeco de Hofmann, esto de con una app y unos pocos clics poder hacer y pedir un cuadro, es un vicio. Y lo mejor de todo, es el toque tan diferente que da a la decoración y que tanto me encanta.

smart-Album-recetas-navidad

¿Habéis probado a preparar algún dulce navideño vosotros mismos?

Tenéis que animaros, hay recetas súper sencillas de preparar que estoy segura que os sorprenderían  y lo mejor es el poder personalizarla a nuestro gusto es un lujo, sobretodo para mi, ya que lo mío con la canela es un odio eterno (si, soy así de rarita yo) y no se porque todos se empeñan en echarla a puñados.

Turron-de-chocolate

Por si os animáis con una receta, os dejo la que yo utilizo para el turrón de chocolate.

INGREDIENTES:

♥ 40gr. de mantequilla

♥ 200gr. de chocolate con leche

♥ 150gr. de chocolate negro

♥ 45gr. de arroz inflado

PREPARACIÓN:

1- Trocemos los dos tipos de chocolate, los ponemos junto con la mantequilla en un cazo y lo ponemos al baño maría para que se vaya fundiendo poco a poco.

2- Cuando tengamos el chocolate completamente fundido, dejamos que pierda un poco de temperatura y añadimos el arroz inflado, en mi caso  es de chocolate, pero podéis utilizar el normal y mezclamos.

3- Vertemos la mezcla en el molde y lo vemos en la nevera, mínimo 4 horas.

El molde lo encontraréis en las tiendas de repostería, sobretodo en estas fechas; pero si no lo tenéis a mano y queréis prepararlo, como me ha pasado a mi, podemos hacer algún arreglito y prepararlo nosotros mismo.

4- Pasado ese tiempo, solo nos queda desmoldarlo.

No me digáis que no es sencillo prepararlo!

Si os animáis a prepararlo, enviarme fotos de como os ha quedado ♥ !

By Verónica Losada (El Rincón de los Postres) @veritolosada 

Navidad-Hofmann

Decora tu casa por Navidad.

Como ya sabéis yo soy una gran amante del estilo nórdico. En el post de hoy os quiero contar como darle un toque blanco y muy nórdico a la decoración en Navidad, una de mis épocas favoritas y donde nuestras casas cambian completamente para dar paso a un nuevo año.

Como sabéis, el estilo nórdico se caracteriza por diseños sencillos y muy limpios, y en Navidad no podía ser menos, por lo que el blanco, el verde más natural y las piezas de madera cobran un total protagonismo.

decoración-navideña-2

Además, cabe destacar pequeñas pinceladas en gris, colores metalizados como el plata o el dorado, así como tonos pastel y el ya más que socorrido blanco y negro. Pero quizás esa combinación sea demasiado arriesgada para nosotros, que somos más cálidos y acogedores.

decoración-navideña-1

Las velas nunca faltan, es un complemento indispensable en Navidad. Crean espacios acogedores y visten cualquier rincón que se precie, acompañadas o no de guirnaldas de luces y otros complementos decorativos.

decoración-navideña-4

decoración-navideña-3

Otra idea estupenda son las casitas, podemos usarlas a pie de árbol, como centros de mesa o portavelas. Sea como sea, es uno de los elementos decorativos que impregnarán nuestra Navidad nórdica creando espacios únicos y llenos de calidez.

decoración-navideña-7

decoración-navideña-6

Para los árboles de Navidad, nada mejor que prescindir de guirnaldas. Hay que darle protagonismo al verde y a todos los adornos que vamos a poner, por eso nada mejor que usar colores claros y piezas sencillas. Una idea estupenda y que os ayudará a ahorrar es hacer vuestros propios adornos con pasta para modelar y crear así un árbol totalmente personalizado y que será el centro de todas las miradas.

árbol-navidad-adornos-blancos

Aunque lo más importante de la Navidad son las personas que la forman, por eso siempre podéis decorar cualquier rincón de casa con algunos elementos propios de estas fechas y darle un toque más pintoresco, fotografías, como el SmartDeco de Hofmann, cuadros pueden cambiar completamente con unas velas o guirnaldas de luces, además de llenar cada rincón de un ambiente único y acogedor.

Hofmann-SmartDeco

Hofmann-SmartDeco

Estas son solo algunas ideas para decorar en Navidad al más propio estilo nórdico, muy pronto os contaremos más cosas para decorar en estas fechas.

 

¿Os gusta la navidad nórdica?

 

¿Cómo es vuestra decoración en navidad?

 

By: Inés Torres @IneBohoDecoChic

Navidad al sol_Destacada

Navidad, dulce Navidad… ¡Al sol!

¿Lo mejor de la Navidad? Para algunos es el turrón, las castañas calentitas cuando hace ya tanto frío que la bufanda te cubre hasta los ojos, la ciudad iluminada por cientos de luces con un aire de festividad continua, los paseos por los mercadillos navideños, la oportunidad para reunirse con familiares y amigos y celebrar otro año juntos, los anuncios del primer minuto del año, o el sonado anuncio de la Lotería de Navidad que tanto juego da, las redes rebosantes de Memes y gifs haciendo gala del humor español irónico y festivo… La verdad es que todo esto y mucho más hace que la llegada de la Navidad sea bienvenida por muchos.

Navidad al solEn mi caso, habría un motivo adicional de celebración…¡y es que llega el momento de escaparse! Poner distancia de por medio, y disfrutar de la Navidad, tomando un respiro y cogiendo perspectiva…¿y que mejor forma de dar la bienvenida al nuevo año, que en chanclas y gafas de sol? Para mí, la escapada ideal, siempre que el bolsillo lo aguante, es darse un “auto-regalo” y escaparse al otro confín del mundo a zambullirse en el Mar Caribe donde el azul turquesa opaca el rojo bermellón navideño.

Navidad al solHace un par de años tuve la suerte de poder organizar un viaje con amigos para recorrer en velero las Islas de Barlovento en el noreste del Caribe que conforman las Antillas francesas, junto con Guadalupe, Martinica y la Colectividad de San Martín y St Barth. Un paraíso azul turquesa, de aguas tibias, arena transparente, cocoteros ondeando levemente bajo una suave brisa….una maravilla.

Navidad al sol

Navidad al solEl plan: Navegar, observar el paso del tiempo por el cambio en las intensidades de color del mar, abarloar y nadar hasta un islote donde tan solo hay un puesto de madera donde hacen pescado fresco y una hamaca sujeta por dos cocoteros donde echarse una siestecita, ver la puesta de sol desde la proa del barco y finalmente arribar a puerto para hacer algo de turismo local en una de las islas y disfrutar de una sabrosísima cena autóctona en uno de los restaurantes del lugar seguido de unos roncitos originarios de Martinica.

Navidad al sol

Navidad al sol

Navidad al solSiete días de esto y creedme que es difícil no volver más sereno, feliz y con energía renovada para dar comienzo al nuevo año. ¡Muy recomendable!

 

By: Rai Robledo @RaiRobledo