Entradas

Técnica y trucos de los bodegones_Destacada

Bodegones, técnica y trucos para obtener resultados geniales.

Los bodegones son probablemente una de las disciplinas fotográficas más antiguas y estudiadas. Directamente relacionada con la pintura clásica y los grandes maestros, la fotografía con composiciones de objetos ha disfrutado desde siempre de indudables ventajas para el fotógrafo. A saber: las cosas están quietas, muy quietas, así que hay tiempo para pensar el mejor encuadre o perspectiva y, por supuesto, jugar un poco con la velocidad de disparo y con la profundidad de campo del diafragma. Incluso permite hacer tantas variaciones como se consideren necesarias hasta dar con el resultado perfecto, sin prisas y sin agobios.

Cuenta también con un detalle no menos importante, en muchas ocasiones el fotógrafo también puede modificar la composición tanto en la posición de los elementos como en la iluminación aplicada. ¡Son todo ventajas!… ¿o no? sea como sea, los bodegones son un excelente reto que sirve tanto para aplicar nuestros mejores conocimientos fotográficos, como para aprender nuevos trucos o experimentar.

Bodegones perfectosLa composición

Los bodegones pueden parecer temas sencillos, y sin duda algo de ello sí que hay. Sin embargo resultan buenos motivos para dar mayor protagonismo a la técnica fotográfica y dejar de lado la espectacularidad de los instantes. En su ejecución nos centramos en los conceptos fotográficos más básicos, y el más evidente es la composición. Pues bien, la primera diferencia entre un bodegón vulgar y uno bueno está precisamente ahí, en cómo se compone la imagen. O dicho de otro modo, la posición de cada uno de los elementos en el conjunto de la fotografía. No debemos desaprovechar una de las más evidentes ventajas de los bodegones, y es que el fotógrafo puede y debe implicarse en la creación de la imagen más allá de apretar el disparador de la cámara. Así pues, si la situación de los elementos no nos parece adecuada podemos variarla a nuestro gusto. Situar un objeto más cerca o delante de otro puede hacer que tenga más o menos protagonismo, pero hay muchas más cosas a tener en cuenta.

Cómo hacer un bodegónUn buen consejo es buscar la simplicidad en la imagen resultante. En general hay que buscar un cierto equilibrio o geometría en la imagen final. También conviene buscar puntos de vista diferentes como por ejemplo disparar desde la misma altura del objeto/mesa para dar más protagonismo a los perfiles. También podemos hacer justo lo contrario y hacer una toma cenital total, es decir completamente en perpendicular situando la cámara arriba, como por ejemplo la fotografía de comida -tan de moda ahora con eso del foodporn e Instagram-.

Bodegones, técnica y trucos para obtener resultados genialesSi bien normalmente los bodegones se asocian a la fotografía de estudio, no siempre es así. Muchas veces las escenas no son fruto de complicadas composiciones artificiales sobre una mesa y con focos. Los bodegones también pueden resultar de situaciones naturales y cotidianas como unas conchas en la playa, unas piñas en el bosque o unas cervezas de tapeo en la ciudad.

En cualquiera de los casos, tanto si es un bodegón controlado como inesperado, existe otro elemento de gran importancia y al que debemos prestar la adecuada atención y es el fondo. Hay que buscar que el fondo de la imagen no complique la visión de los elementos por lo que en general trataremos de situar el bodegón de manera que el fondo sea lo más neutro posible.

 

La luz como herramienta

Si, vale. La iluminación otra vez. Claro que en esta ocasión, la iluminación está en nuestras manos (literalmente). Esto significa que no solo podemos situar convenientemente los objetos, también los puntos de luz. La manipulación de la luz es la que nos va a permitir potenciar cosas como las texturas, los volúmenes e incluso los colores.

Claramente nos vamos a encontrar con dos situaciones; una en la que tendremos focos o flashes, reflectores y difusores y espacio suficiente (es decir en un estudio) y otras donde habrá que improvisar con la luz existente. Pero aún en esta última situación, siempre podemos combinar la luz natural y la artificial intentando cambiar de posición algún punto de luz o incluso el objeto, para que se ilumine de la mejor forma posible. Podemos improvisar reflectores que nos eliminen indeseables sombras o por qué no, usar un flash como luz adicional.

Trucos para hacer bodegonesLa idea es conseguir una iluminación que, sin crear zonas con excesos de luz o demasiadas sombras, sea capaz de potenciar lo mejor del bodegón. Un luz trasera oculta que perfile las siluetas o una lateral que modeles los volúmenes pueden ser un punto de partida interesante. Lo que hay que evitar es usar luces frontales potentes que generan sombras en los objetos situados detrás y que aplanan las formas de los más cercanos.

 

¿Qué necesito?

Como siempre, la elección del material de trabajo es importante, si bien en este caso es bastante sencillo. Lo ideal es un teleobjetivo corto y luminoso que permita mantener las proporciones de los objetos evitando las distorsiones geométricas de los angulares. En la medida de lo posible también es interesante usar un trípode para poder situar la cámara en la posición correcta de forma permanente. Tampoco está mal disponer de algún tipo de iluminación artificial que nos permita jugar con la luz.

Dejamos para el final “el truco” de la fotografía de bodegones y es el uso del plano de enfoque selectivo. Esto significa que usando un diafragma apropiado- generalmente el más abierto- podemos potenciar el interés de un punto de la imagen haciendo que esté más enfocado y nítido que el resto. Con un objetivo seleccionado en f/1,8  podemos escoger enfocar perfectamente la silueta del objeto principal (donde por ejemplo además podemos crear una enigmática combinación de luces y sombras) y mantener la atención de la imagen en esa forma, dejando el resto de la imagen algo más desenfocada.

Consejos para hacer buenos bodegonesSi todo ha salido medianamente bien tendremos una foto con una composición equilibrada, bien iluminada y con detalles, ideal para imprimir en alguno de los formatos de pósters de Hofmann y decorar con uno (o tal vez varios bodegones) alguna aburrida pared de casa. En Hofmann puedes encontrar 16 tamaños diferentes de pósters que puedes colocar de manera aislada e incluso combinándolos en una misma pared para dar un aspecto más dinámico.

 

Y a ti, ¿qué tipo de bodegones te gusta fotografiar más?

 

By: Juan Castromil  @castromil y Carolina Denia @CarolinaD

 

Fotografía de paisajes_Destacada

Fotografía de paisajes.

Si existe un tema sencillo por el cual comenzar a mejorar nuestras habilidades fotográficas, ese es sin duda el de los paisajes. Los paisajes siempre están ahí, son fáciles de encontrar, no se mueven, no protestan, posan todo el tiempo que haga falta, pero eso sí, la única pega es que para que destaquen hay que sacarlos de su lado bueno. Y eso es fácil si sabes cómo.

Consejos para fotografía de paisajesPor todos estos motivos -y algún detalle técnico que no viene al caso- la primera foto de la historia fue un paisaje, una vista de París desde la ventana del estudio de Niépce. Afortunadamente hoy en día tenemos muchas más facilidades que entonces (hace casi dos siglos) para capturar con calidad y fidelidad nuestros recuerdos en formato paisaje.

Lo mejor de todo es que los paisajes son siempre excelentes motivos para imprimir en gran formato, como por ejemplo un Forex de Hofmann que, en formato panorámico, puede alcanzar los 120×60 cm. Si seleccionas una buena foto, el resultado es impresionante.

Fórex HofmannEl lugar

La fotografía de paisajes es susceptible de usar una metodología tan sencilla como efectiva, al menos para obtener resultados más que aceptables. Claro que después hay un punto clave que marca la diferencia entre una buena foto y una foto espectacular, y esa es (como remarca el astronauta Buzz Aldrin sobre sus fotos de la luna) la localización. Los sitios más bonitos del mundo ofrecen más facilidades para obtener grandes paisajes, así que no hay que desaprovecharlos.

Fotografía de paisajesEl paisaje puede ser un atardecer cerca del mar, unas montañas nevadas o la sabana africana, pero también puede ser un perfil de la ciudad, los campos cultivados vistos desde el tren o un entorno industrial. Definir qué es y qué no es un paisaje depende en buena medida de cada uno y del ojo fotográfico para extraer lo mejor de cada lugar, pero no olvides que un paisaje puede estar en cualquier dirección a la que mires.

Técnicas de fotografía paisajesDe lo que no cabe duda es que los paisajes hay que saber mirarlos. Esto significa no deberíamos conformarnos con hacer las fotos desde el primer punto donde caigamos. Hay que moverse un poco en busca de un punto de vista original o diferente.

 

La hora

Nadie dijo que hacer buenas fotos no tuviese cierta dosis de sacrificio, y en esta ocasión madrugar o trasnochar es un factor clave para ir al lugar seleccionado en el momento en el que la mejor luz ilumine la escena. La luz del amanecer o del atardecer son con diferencia las mejores para fotografiar paisajes y estar ahí a esas horas puede hacer que tengas que variar un poco tu agenda.

Consejos de fotografíaEstudia a qué hora y por donde sale y lo mismo para la puesta de sol. Con un poco de preparación previa podrás optimizar el tiempo y el esfuerzo. Con algo de experiencia sabrás que llevar la cámara al hombro a primera hora del día o cuando atardece, siempre es una buena idea.

Por cierto, en estas ocasiones es posible que haya poca luz ambiente y necesites apoyar la cámara para evitar trepidaciones. Un trípode es lo ideal, pero si no quieres cargar con él existen soluciones alternativas más compactas y ligeras.

 

La composición

Una vez encontrado el sitio y el momento, ya tenemos hecho el 90% del trabajo. Del mismo modo que hemos visto que no hay que conformarse con sacar la foto desde donde nos ha dejado el autobús, tampoco debemos conformarnos con hacer la foto desde un encuadre clásico. Normalmente la foto se haría en horizontal a la altura de los ojos, pero… ¿Por qué no pruebas a usar el modo panorámico? o ¿Por qué no te agachas a la altura de la hierba? ¿Y si pruebas a inclinar ligeramente el horizonte para darle más dinamismo a la imagen? Experimentar con el punto de vista es lo más barato, sencillo y efectivo para obtener una foto que destaque sobre las demás.

Fotografíar un paisajeEl objetivo

Los paisajes suelen transmitir amplitud y sin duda los objetivos gran angular son los que mejor saben resolver estas situaciones. Su mayor ángulo de cobertura resultan ideales para no recortar la sensación y de paso mostrar lo que vemos casi con la misma espacialidad.

Fotografíar paisajesPero ojo, realmente no son la única opción válida para conseguir grandes fotos de paisajes. Los teleobjetivos también permiten jugar con mucha creatividad en los espacios abiertos y además permite incorporar objetos como árboles o siluetas para dar más dinamismo al conjunto.

 

By: Juan Castromil  @castromil y Carolina Denia @CarolinaD

 

Fotos a contraluz_Destacada

Trucos para dominar la fotografía a contraluz.

Dentro de las técnicas fotográficas más vistosas, el contraluz merece un capítulo propio. Muy visual, impactante y sencilla. En blanco y negro o en color. Un estilo de imagen que aparentemente es sencillo de recrear y que, sin embargo, esconde unos cuantos trucos. Esas claves sobre la fotografía a contraluz son las que vamos a repasar hoy.

Consejos para hacer fotos a contraluzLuz de fondo

Puede parecer una obviedad, pero para realizar un contraluz necesitamos una buena luz. Concretamente requerimos de una luz en el fondo y a ser posible que esté dirigida hacia la cámara, es decir en contra (luz). El mejor contraluz se genera cuando el objeto principal se sitúa en medio entre la fuente de luz y el fotógrafo. Así se crea un efecto por el cual el cuerpo del sujeto queda completamente en negro y la silueta del mismo se perfila con la luz del fondo que además logra destacar los detalles limítrofes de una forma única.

Fotos a contraluzCompensación de exposición

Si has probado a capturar contraluces te habrás dado cuenta de que a veces, pese a cumplir lo descrito en el primer punto, el resultado no es tan impactante como esperabas. A veces la persona a contraluz sale gris en vez de negra, y con detalles difuminados, mientras que el fondo sale excesivamente iluminado (técnicamente se conoce como sobreexpuesto). Esto es debido a que el sistema de medición de la cámara trata de ajustar automáticamente los parámetros para obtener una foto “normal”. La cámara entonces se vuelve un poco loca porque la escena tiene zonas de mucha sombra (normalmente en el centro) y justo al lado un gran contraste debido a la luz del fondo. El resultado es una exposición incorrecta que arruina la foto.

Para solucionar esto debemos usar el dial de compensación de exposición y ponerlo en -1 o -2. Si la cámara dispone de un modo preprogramado para contraluces podemos usarlo en vez de realizar este ajuste.

En la foto del Duomo de Milán los ciclistas no están en el centro de la acción y, sin embargo, están justo en el lado desde donde incide la luz del sol, de manera que resulta un contraluz lateral, en vez del clásico contraluz frontal.

Fotografía a contraluzComposición

En otros tipos de imágenes la composición es mucho más libre, pero en los contraluces cualquier punto de vista, ángulo o perspectiva que escojamos debe ajustarse a lo comentado en el primer punto: el sujeto siempre entre la luz y el objetivo. Esto limita un poco las posibilidades pero deja cierto margen de movimiento.

Si usamos un teleobjetivo reducimos la distancia entre los planos y nos da una imagen más limpia con un fondo homogéneo y un motivo principal perfectamente silueteado.

Si usamos una óptica angular, el resultado es más complejo ya que incluye otros elementos en los márgenes que pueden no estar en contraluz. Hay que evitar que estos objetos tomen más protagonismo que el protagonista.

Por ejemplo en la foto del niño saltando al agua se ha buscado el momento exacto en el que la luz del sol siluetea el cuerpo. Se ha usado una velocidad rápida para congelar la acción y el ajuste de exposición ha saturado los colores del paisaje.

Trucos fotos a contraluzControles varios

Aunque no es vinculante, seleccionar una velocidad de obturación rápida o una apertura elevada puede mejorar el resultado final. Si disparamos a una velocidad rápida (de 1/125 para arriba) tendremos detalles mejor definidos y menos trepidación en el sujeto a contraluz. Con el diafragma abierto haremos que el fondo esté fuera de foco y, por lo tanto, la luz parecerá más difuminada, además de que hará resaltar más la nitidez del objeto principal. Por esto último resulta crítico ajustar perfectamente el enfoque al plano donde está el sujeto del contraluz.

 

By: Juan Castromil  @castromil y Carolina Denia @CarolinaD

Fotografía vintage_Destacada

Resucitando la fotografía retro.

La fotografía lleva capturando los momentos más destacables de la humanidad desde hace unos 175 años. Durante todo ese tiempo los estilos, técnicas y tendencias han ido variando de forma más que evidente, haciendo que cualquiera pueda asociar una imagen con una época determinada de forma instintiva.

Tanto es así que el encanto de la fotografía más viejuna aún permanece vivo en algunos aficionados amantes de la Lomografía -una corriente fotográfica que usa cámaras de carrete y mantiene los defectos de las imágenes analógicas- como si fuesen melómanos escuchando sus discos de vinilo.

Fotografía vintageSin llegar a esos extremos, la tecnología digital nos permite jugar y divertirnos aplicando técnicas de simulación que convierten imágenes actuales en fotografías de aspecto vintage. ¿Cómo podemos fabricar nuestras propias fotos de época? Mientras vemos algunos trucos, aquí van una lista de apps recomendadas para hacer más sencillo este trabajo: Instagram, Snapseed, Retrica, Awesome camera, Retromatic, Hipstamatic…

Y después de recopilar un buen reportaje vintage o una curiosa colección de imágenes retro, nada mejor que plasmarlo en un SmartAlbum®, una simpática opción de impresión que es una especie de libro de bolsillo. Su singular formato cuadrado resulta especialmente interesante para nuestras colecciones de fotos procedentes de Instagram.

Fotografía vintage

Fotografía vintageBlanco y negro

Lo más rápido para dar un toque antiguo a tus fotos es pasarla a blanco y negro. Los inicios de la fotografía fueron monocromáticos y dar ese pequeño paso atrás es la forma más sencilla de iniciar ese viaje al pasado.

Muchas apps, incluso la interfaz de la propia cámara del smartphone, permiten realizar esta operación. Conviene recordar que en algunos casos se pueden aplicar filtros que además oscurecen o iluminan zonas concretas como el cielo o la piel, lo cual puede mejorar notablemente el aspecto final. Por ejemplo un filtro rojo crea un mayor contraste entre el azul del cielo y el blanco de las nubes -en cine lo llaman efecto ‘noche americana’-.

Fotografía vintageVirados

Una variación muy interesante de las imágenes monocromáticas son los virados. Técnicamente es sustituir el color negro (y su escala de grises) por otro color -marrones o azules tradicionalmente- para crear una imagen de aspecto diferente. El virado a sepia -un marrón amarillento- está muy asociado con las fotos de inicio del siglo XX y asociado con otros efectos de envejecimiento. Da como resultado fotos que parecen de otra época.
Adicionalmente, dar un tono cálido (amarillos y rojos) o frío (azules y verdes) mediante virados, puede reforzar el impacto de la imagen.

Defectos analógicos

Si algo caracteriza a las fotografías clásicas son los múltiples defectos técnicos, ópticos, o físicos que se pueden observar en las imágenes. No solo hablamos de que una foto vieja ha pasado por los rigores del tiempo y múltiples manos, también resulta que las cámaras antiguas tenían fugas de luz, ópticas con borrosidad o viñeteado en las esquinas. Todos estos pequeños defectos pueden ser añadidos digitalmente a las fotos actuales -ojo no hace falta ponerlos todos, para dar la sensación de imagen maltratada por el tiempo. Muchas apps cuentan con un filtro dedicado solo a este menester.

Fotografía vintageEnvejecimiento

Las copias en papel de las fotos viejunas ofrecen un aspecto muy particular. Decoloraciones por la exposición a la luz solar que amarillean los blancos y cambian los tonos de los azules, arañazos, raspones o desgastes en la superficie de la imagen y, por supuesto, manchas o roturas del papel. Todos estos efectos del tiempo en las fotografías también pueden generarse de forma digital sobre imágenes impolutas dotando de cierto grado de imperfección al resultado.

Fotografía vintageMarcos

Añadir un margen blanco o negro a la imagen -que además puede tener diversas formas o aspectos- es una excelente forma de dar un aspecto “material” a nuestras imágenes digitales. Estos márgenes, que pueden simular el borde de la película, ser irregulares o incluso tener el acabado de las conocidas fotos Polaroid, son sin duda una buena idea para dar un punto de personalidad a cada foto. Ojo, que combinar un marco con una foto de forma adecuada no es tan sencillo como parece.

Fotografía vintageAtrezzo

Solo para los muy entusiasmados con las fotos retro, la opción de añadir elementos de otras décadas junto con alguno de los efectos descritos anteriormente, puede ser el detalle definitivo. Fotografiar un paisaje cuando pasa un coche vejete como un seat 600, ponerle un sombrero o ropa antigua a la persona que vamos a retratar o simplemente escoger un fondo histórico puede añadir ese punto diferencial. Eso sí, hay que tener claro que determinados temas funcionan mejor que otros en esto de la fotografía retro.

Fotografía vintage

By: Juan Castromil  @castromil y Carolina Denia @CarolinaD