¿Quién diría no a unas vacaciones de película?

Viajar es una cosa increíble. Te permite conocer nuevos lugares, nuevas culturas, nuevas comidas. Es llenarte de nuevas experiencias. Viajar te amplía la mente. Al igual que el cine, que puede mostrarte sitios de diferentes lugares del mundo. Es casi como viajar desde el sofá. Pero, ¿no te ha pasado alguna vez que estás viendo una peli y de pronto dices “¡Eh! ¡Ahí he estado yo!” mientras golpeas repetidas veces el brazo de la persona que está sentada a tu lado? Esa sensación es doble, porque viajas con la película y revives el viaje que tú ya hiciste.

Ahora te proponemos algunas ciudades que nunca nos cansaremos de ver en películas y que son de obligada visita. Ya sabes, prepara las maletas y no dejes de ver estas películas para meterte en ambiente.

¿A qué ciudades de película viajar?

Viajar a París

La capital francesa ha sido escenario de múltiples películas y por ello hay sitios que no debes perderte, como por ejemplo el barrio de Montmartre, que recorremos de la mano de Amelie, la película francesa por excelencia. Pero también podemos llegar a la Gare du Nord con Jason Bourne en La Identidad de Bourne; o dar un paseo con Leonardo di Caprio por el puente Pont de Bir-Hakeim, como en la película Origen o visitar el Palacio de Versalles como en Midnight in Paris de Woody Allen. Lo cierto es que visitar esta ciudad es una maravilla que no hay que perderse.

Viajar a Roma

Aunque Roma tiene unos precios prohibitivos para rodar en ella, su atractivo es tal, que pocos han podido resistirse a su particular encanto, que ha quedado plasmado en películas como Vacaciones en Roma, donde nos recorremos la ciudad con Audrey Hepburn y Gregory Peck montados en una Vespa; o descubrimos monumentos como la Fontana di Trevi con el particular baño de Anita Ekberg en La Dolce Vita. Y ya más recientemente podemos ver cómo Daniel Craig, en Spectre, recorre la Vía de la Conciliación en su Aston Martin como Agente 007.

Viajar a Londres

Otra de las grandes ciudades europeas que es posible recorrer a través del cine es Londres, donde lugares emblemáticos han sido escenario de múltiples películas como la Catedral de St. Paul, en Mary Poppins o también en Sherlock Holmes, con Robert Dwoney Jr. y Jude Law; la Abadía de Westminster con escenas memorables en V de Vendetta (explosión del Parlamento) o en 28 días después (las calles cercanas completamente vacías); y otros tantos en cualquiera de las entregas de la saga de Harry Potter, como Tower Bridge, Millenium Bridge o lugares como Borough Market o Regents park. Si quieres recorrer Londres desde el sofá de casa, lo tienes muy fácil. ¡La lista de películas es bien larga!

Viajar a Berlín

Desde que los hermanos Lumiére, considerados los padres del cine, hicieran su primer rodaje en Berlín, la capital alemana ha sido un lugar destacado en el mundo del cine, ya que gracias a películas como Cabaret, con Liza Minelli; Corre, Lola, Corre, con Franka Potente; Good Bye Lenin!, El mito de Bourne o El puente de los Espías, con Tom Hanks, podemos recorrernos la ciudad de cabo a rabo y experimentar toda la historia que tiene, como el ascenso del partido nazi, la división que sufría la ciudad después de la II Guerra Mundial, la caída del muro, la Guerra Fría o momentos más actuales. Sin duda, una ciudad con mucho que enseñar y mucho que ver.

Viajar a Nueva York

Si hay una ciudad que nos despierta esa sensación de la que hablábamos al principio, ese “yo he estado ahí”, esa es Nueva York. Un destino que, de tantas películas que hemos visto en películas, cuando viajamos allí por primera vez, todo nos resulta muy familiar. Si tuviéramos que enumerar la lista de películas que se han grabado aquí no pararíamos, así que lo vamos a dejar en algunas destacadas.

La primera podría ser Desayuno con diamantes, con Audrey Hepburn como protagonista y una tienda situada en la Quinta Avenida esquina con la Calle 57.  O La tentación vive arriba, película en la que la rubia más famosa de américa, Marilyn Monroe, inmortalizó una de las escenas más míticas del cine cuando, situada sobre una rejilla de ventilación del metro, se le levanta su vestido blanco. También habría que incluir Big, con Tom Hanks bailando sobre el piano gigante de la tienda Fao Shwarz. Los Cazafantasmas nos mostrarán los encantos que guarda la Biblioteca Pública de Nueva York, que también aparecerá en El día de mañana. Ya en películas más recientes podemos ver icónicos lugares como el Flat Iron en Spiderman o el puente de Brooklyn en Soy Leyenda o Batman, El caballero oscuro.

Como veis prácticamente cualquier ciudad del mundo ha sido escenario de alguna película y es posible recorrerla desde el sofá de casa, pero sin duda, es mucho mejor verla en directo. Ya sabes, levántate del sofá y empieza a viajar y vive como en una película, tú eliges el género.

Y, lo mejor para confirmar ese “yo estuve ahí”, es hacer fotos de todos esos lugares emblemáticos cuando vayas a ellos para revelarlas y dejar constancia 😉

Compartir